OEA señala que Honduras ahora tiene un mejor sistema electoral, pero desafíos persisten

TEGUCIGALPA, Honduras El engranaje regulatorio de los procesos electorales en Honduras está prosperando y se evidenció en los pasados comicios generales, pero aún hay mucho espacio de mejoría, de acuerdo a la misión de observadores que envió la Organización de Estados Americanos (OEA). «Hoy Honduras tiene un mejor sistema electoral, aún cuando persisten importantes desafíos que dan margen de mejora para los próximos años», expresó el jefe de la delegación, Luis Guillermo Solís, al momento...
Jonathan Jared2 diciembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

El engranaje regulatorio de los procesos electorales en Honduras está prosperando y se evidenció en los pasados comicios generales, pero aún hay mucho espacio de mejoría, de acuerdo a la misión de observadores que envió la Organización de Estados Americanos (OEA).

«Hoy Honduras tiene un mejor sistema electoral, aún cuando persisten importantes desafíos que dan margen de mejora para los próximos años», expresó el jefe de la delegación, Luis Guillermo Solís, al momento que procedía a compartir los hallazgos contenidos en un informe preliminar.

La agrupación destacó los esfuerzos ejecutados desde 2017 -cuando se inició un proceso de reformas- para potenciar la institucionalidad y que la misma manifieste inclusión a través de una pluralidad de ideologías políticas.

En tal sentido, Solís, quien fue presidente de Costa Rica entre 2014 y 2018, subrayó la presencia del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la instancia de apelación, el Tribunal de Justicia Electoral (TJE), contando ambos con un representante de las tres principales fuerzas políticas del país.

Precisó que se incorporó al Partido Nacional, el Partido Liberal y el partido Libertad y Refundación (Libre) a todas las instancias, desde la conformación del pleno de autoridades hasta la integración de las juntas receptoras de votos en sus cargos de mayor relevancia.

La misión también valoró que los esfuerzos de las autoridades locales, afirmando que tomaron en consideración algunas sugerencias efectuadas por otros emisarios de la OEA previamente.

Del mismo modo, destacó la depuración del censo electoral y los elementos de seguridad del nuevo documento nacional de identificación (DNI).

Le puede interesar: Misión de UE señala ineficiencias del CNE, violencia política y disuasiva entrega de bonos

En la contraparte, la OEA listó igualmente varios aspectos en los que hubo fallas o al menos un margen de mejoría en las elecciones generales.

Lamentó que no se haya hecho el consenso necesario para aprobar una Ley Procesal Electoral, lo que llevó a la implementación de un reglamento supletorio cuya efectividad está por ser probada cuando comiencen a llegar las impugnaciones al TJE.

Del mismo modo, externó la preocupación de los observadores debido a que los órganos electorales no contaban con «garantías plenas» en la parte económica.

Solís señaló que hubo deficiencias por parte del CNE y los consejos departamentales y municipalidades, «lo que se convirtió, en la práctica, en atrasos logísticos para el material electoral y los equipos tecnológicos».

Además, indicó que en la mayoría de los procesos ejecutados para la preparación de los comicios no eran estándar ni tenían un manual que explicara a detalle cómo debían ejecutarse.

Sobre el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), la delegación puntualizó que detectaron tardanza en la distribución de equipos, falta de capacitación a los operadores y problemas de conectividad, dejando este último aspecto a tres mil 155 centros de votación sin la posibilidad de vincularse a una red segura de datos.

El informe detalló que solo un 45 por ciento de los centros logró transmitir los resultados y el resto debió ser enviadas a las bodegas del Instituto de Formación Profesional (Infop) para su procesamiento.

La tecnología falló adicionalmente al inicio de la jornada con algunas dificultades con la autentificación de algunos electores, precisó la MOE-OEA, pero reconoció que el sistema biométrico en general operó de manera satisfactoria.

Por el mismo lado, resaltó que los partidos tuvieron acceso a las imágenes digitales de todas las actas procesadas.

En cuanto a la publicación de resultados del apartado presidencial, los observadores describieron que la misma se realizó en el horario planificado y continuó de manera ininterrumpida hasta las 7:00 de la mañana del día siguiente.

Empero, hubo un período de más de 24 horas en el que no se reportó una sola actualización y, de acuerdo a la respuesta que recibieron, se debió a problemas de conectividad en el Infop, lo que había retrasado el procesamiento de las actas restantes.

Fue hasta las 9:25 de la mañana del martes, 30 de noviembre, que el CNE inició a publicar los cómputos nuevamente debido a las supuestas dificultades técnicas, reseñó Solís.

Por lo que, exhortó a las autoridades electorales a mantener una comunicación permanente y conjunta que brinde información oportuna y cierre el paso a especulaciones.

Finalmente, opinó que el pueblo hondureño cumplió con su deber cívico y expresó su voluntad en cada papeleta y ahora es responsabilidad de los actores políticos seguir con la conducción de un proceso transparente que esté a la altura del momento histórico en la democracia hondureña.

En tanto, un equipo técnico de la misión permanecerá en el país acompañando el proceso y también se elaborará un informe final.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021