Exdirectora del SAR asegura que no se deben satanizar las exoneraciones fiscales

TEGUCIGALPA, Honduras  La exdirectora del Servicio de Administración de Rentas (SAR) Miriam Guzmán dijo que las exoneraciones son un beneficio fiscal que no hay que satanizar y lo utilizan la mayoría de los países con la finalidad de atraer inversiones. Precisó que las exoneraciones pierden su objetivo y se vuelven perversas es cuando se hace un mal uso de ellas. Explicó que son un beneficio fiscal y son otorgados para la generación de empleo atracción...
Katerin Galo4 agosto, 2022

TEGUCIGALPA, Honduras 

La exdirectora del Servicio de Administración de Rentas (SAR) Miriam Guzmán dijo que las exoneraciones son un beneficio fiscal que no hay que satanizar y lo utilizan la mayoría de los países con la finalidad de atraer inversiones.

Precisó que las exoneraciones pierden su objetivo y se vuelven perversas es cuando se hace un mal uso de ellas.

Explicó que son un beneficio fiscal y son otorgados para la generación de empleo atracción de divisas.

Agregó que «estaríamos hablando de un beneficio fiscal de calidad porque nos da una tasa de retorno superior al sacrificio que representa dejar de recaudar o percibir ese impuesto».

Manifestó estar sorprendida por el desconocimiento del director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Armando Urtecho porque «hizo un señalamiento directo como que si eso dependiera del Servicio de Administración de Rentas el tema de las exoneraciones, recordemos que son temas de competencia exclusiva del Congreso Nacional».

Indicó que la dirección de política tributaria es el ente que toma ese tipo de recomendaciones pues depende de la Secretaría de Finanzas, porque a la administración tributaria únicamente le compete la recolección y administración de los tributos que se pagan.

«Hicimos un análisis de que hay exoneraciones que definitivamente no están cumpliendo con su objetivo porque la cantidad de empleos que tienen o han generado es tan poco que resulta más oneroso mantenerlas a cambio de los impuestos que se dejan de percibir», recordó.

Añadió que se dejó un estudio bastante completo y se emitieron recomendaciones que deberían de adoptarse para ser un uso más eficiente y racional de las exoneraciones que hoy por hoy el Estado de Honduras ha brindado.

Sugirió que se debe de hacer un análisis a conciencia y ver uno a uno, porque algunas exoneraciones le tocan al Estado erogar hasta 80 mil dólares al año ante la cantidad de empleados, por lo que le sale más barato al gobierno pagar esos empleos.

Afirmó que el rubro de las maquilas sí hace un uso correcto de las exoneraciones, porque generan empleos y con ello mejora la economía.

Indicó que hay productos exonerados que deben de revisarse, como los quesos importados que no lo adquieren en la canasta básica porque son caros, al igual que algún tipo de agua, es por ello que no se debe de beneficiar a las personas que tienen capacidad adquisitiva.

Por su parte el economista del Foro Social de la Deuda externa (Fosdeh) Ismael Zepeda expuso que la evaluación de las exoneraciones fiscales será un reto, aún más, el futuro de las mismas.

Mencionó que «la política de atracción de inversiones no se debe fundamentar en privilegios, ahora bien, de manera doméstica, también las exoneraciones son instrumentos de política fiscal».

Apuntó que «lo que se debe considerar el modelo regresivo que tenemos, y analizar cuales exoneraciones podrían profundizar la inequidad tributaria».

Sepa más : Barquero asegura que las exoneraciones ya están en proceso de revisión

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021