Alertan que el nuevo gobierno iniciará maniatado por «increíble» endeudamiento público

TEGUCIGALPA, Honduras El gobierno entrante, liderado por la presidenta electa Xiomara Castro, deberá implementar medidas extraordinarias para sostener las finanzas públicas y poder destinar recursos a las necesidades fundamentales de la nación, valoraron conocedores de la materia económica. Expertos del Foro Social para la Deuda Externa en Honduras (Fosdeh) señalaron que el endeudamiento público alcanzará una escala inédita y comenzar a revertir un Estado que está prácticamente en bancarrota tomará mucho más que los afamados...
BFlores14 diciembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

El gobierno entrante, liderado por la presidenta electa Xiomara Castro, deberá implementar medidas extraordinarias para sostener las finanzas públicas y poder destinar recursos a las necesidades fundamentales de la nación, valoraron conocedores de la materia económica.

Expertos del Foro Social para la Deuda Externa en Honduras (Fosdeh) señalaron que el endeudamiento público alcanzará una escala inédita y comenzar a revertir un Estado que está prácticamente en bancarrota tomará mucho más que los afamados primeros 100 días de mandato.

Tras una reunión con la comisión de transición, el economista Ismael Zepeda indicó que el tratamiento de la deuda pública es uno de los temas de mayor importancia que asumirán las nuevas autoridades.

«Hay cifras exorbitantes de la deuda y eso quita margen de utilización de los recursos para salud y educación», apuntó.

Enfatizó que precisamente encontrar los mecanismos para redireccionar los recursos -sin cargar con más impuestos a la población- es uno de los grandes retos que enfrentarán.

Recordó que Libertad y Refundación (Libre) compartió varias propuestas en materia económica durante su campaña; sin embargo, subrayó que debe imperar la paciencia porque es innegable que Castro toma un Estado «casi en quiebra».

En tal sentido, aseveró que difícilmente la nueva administración pueda revertir la situación en el primer semestre de 2022 debido a que los funcionarios salientes dejaron un «sinnúmero de candados» que vuelven más complicado sanear las finanzas.

No obstante, destacó que el equipo de transición tiene una amplia apertura para escuchar diferentes actores y entidades para evaluar varias perspectivas económicas, sociales y también políticas.

El coordinador del Fosdeh, Mauricio Díaz Bourdeth, dijo que el endeudamiento público se situó, probablemente, en más de mil millones durante los últimos cuatro o cinco meses.

«Fue increíblemente alto con el desembolso muy rápidos y jugosos de parte de varios mecanismos financieros internacionales», acotó, al tiempo que mencionó que otra parte del gasto público se destinó al período electoral.

Por tanto, valoró que el déficit público será muy alto y, aunque aclaró que aún no se puede estimar con certeza cuánto porque hay cifras pendientes, dijo que significará varios miles de millones de lempiras.

Ilustró que será tan elevado que en este momento el presupuesto de 2020 supera los 313 mil millones de lempiras, es decir, cinco mil millones más que el presupuesto que se presentó para 2022.

En cuanto al servicio de deuda (pago de interes y capital de los préstamos), señaló que es tan grande que equivale a un tercio del presupuesto público relacionado a la administración central, lo que significa que consume un alto porcentaje de la recaudación tributaria.

Externó que, según los cálculos del Fosdeh, es probable que el servicio de duda supere los 56 mil millones de lempiras para el próximo año.

«Esto implica un sacrificio gubernamental muy grande, especialmente porque el tema covid sigue presente, las escuelas se siguen cayendo y porque hemos perdido una gran cantidad de empleos que solo se adquirieron en los anuncios», expuso.

«Ha habido un gasto descontrolado y que vamos a tener que asumir en el país (…) tenemos que hacer una renegociación con la deuda externa y la interna», sentenció.

PLAN DE ACCIÓN. Uno de los integrantes de la comitiva de transición, Pedro Barquero, describió previamente que están en búsqueda de tres fuentes para recoger fondos que permita atender la inversión social, efectuar mejorías en la red sanitaria y priorizar la educación en lugar de gastarse nada más en salarios y pagos de deuda.

Detalló que una de ellas es un nuevo abordaje fiscal que implique formalizar la economía informal, estrictez en la recaudación y abolir la evasión tributaria.

Asimismo, analizan el reperfilamiento de la deuda y enfoques para combatir y prevenir la malversación de caudal público.

«Podemos ahorrar miles de millones de lempiras que se pierden en corrupción y que tenemos pensado invertirlos en el pueblo», manifestó.

El diputado electo Hugo Noé Pino, quien es uno de los principales exponentes en materia económica del gobierno entrante, también declaró que están trabajando en una política de reperfilamiento de la deuda total, tanto interna como externa.

Comentó que buscan hacer la readecuación a través de plazos de pago más largos que cuenten con tasas de interés más bajas.

En tanto, el gerente de la campaña ganadora -e hijo de la presidenta electa-, Héctor Zelaya, ha hecho hincapié en que el manejo de la deuda es un tema muy importante para el nuevo mandato y esperan generar acciones visibles en los primeros 100 días.

Un total de 43 días separan a la primera presidenta de Honduras de asumir el poder. Las exigencias son vastas y su equipo se prepara para cumplir, aunque actores de su entorno también han aquejado que al gobierno saliente, artífice de la realidad actual, no se le reclamó resultados de esa forma.

Siga leyendo: Afirman que el gobierno de Xiomara Castro no será obstáculo para la empresa privada

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021