Voluntaria o no, la salida del gobierno de Nicaragua de la OEA era inminente, valoran analistas

TEGUCIGALPA, Honduras La renuncia de Nicaragua a la Organización de Estados Americanos (OEA), anunciada este viernes, fue nada más una decisión del gobierno de anticiparse a una inminente expulsión, señalaron analistas hondureños. El abogado Raúl Pineda estimó que la salida -voluntaria o no- del país centroamericano era algo inevitable después de la resolución que emitió la organización para desconocer sus más recientes comicios. «En la aplicación de la Carta Democrática, la OEA iba a expulsar...
Jonathan Jared20 noviembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

La renuncia de Nicaragua a la Organización de Estados Americanos (OEA), anunciada este viernes, fue nada más una decisión del gobierno de anticiparse a una inminente expulsión, señalaron analistas hondureños.

El abogado Raúl Pineda estimó que la salida -voluntaria o no- del país centroamericano era algo inevitable después de la resolución que emitió la organización para desconocer sus más recientes comicios.

«En la aplicación de la Carta Democrática, la OEA iba a expulsar a Nicaragua. La abrumadora mayoría de los países que integran la OEA censuraron y criticaron las acciones de Daniel Ortega respecto a las últimas elecciones, que se clasificaron como un modelo de cómo no deben ser las elecciones democráticas», expuso.

En tal sentido, lamentó que Honduras haya estado entre los únicos siete países que se abstuvieron de votar en este caso.

Para un futuro próximo, el experto estima que Nicaragua podría ensanchar su integración a la Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños (Celac), misma que calificó como una organización paralela a la OEA pero que no tiene la misma fuerza o representación.

Asimismo, describió que el impacto del desvinculamiento nicaragüense conllevará el deterioro de su diplomacia con las naciones que se mantienen en la OEA.

«El impacto de una mala relación con la organización en sí no es muy fuerte, pero con los países la situación es diferente», acotó.

Pronosticó que el gobierno nicaragüense buscará forjar lazos más fuertes con Rusia e Irán y podría agudizarse un conflicto que retraería la época de la Guerra Fría.

Lea además: Los militares retirados afirman que defenderán Nicaragua de una posible agresión extranjera

La socióloga Julieta Castellanos coincidió en que la decisión del régimen orteguista solamente evitó la apertura de un debate en la OEA donde se le habría expulsado o, al menos, suspendido.

«Es una acción preventiva la que han hecho y tiene que ver con unas cuestionadas elecciones donde la oposición estaba en el exilio o privada de libertad de forma autoritaria», aseveró.

Del mismo modo, opinó que Ortega capturó al Estado nicaragüense y que su entorno no está compuesto realmente por funcionario, sino por servidores.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021