/#SOMOSELMURO, LA SÁTIRA Y EL RACISMO CONTRA CENTROAMERICANOS EN MÉXICO

#SOMOSELMURO, LA SÁTIRA Y EL RACISMO CONTRA CENTROAMERICANOS EN MÉXICO

En Honduras, todos conocemos ya el video de #SomosElMuro, un video de apenas 3 minutos aparentemente en contra de la migración centroamericana por México: una colección de ciudadanos mexicanos, perfectamente normales le responden al presidente Trump que ellos no van a pagar el muro, que fue promesa de campaña durante su candidatura.

“Yo también soy ese muro,” dicen.

Esa es toda la esencia del video.

“No somos Honduras, no somos Guatemala, no somos El Salvador”, afirma una voz en off del video, y agregan que están hartos de que no se les consideren parte de América del Norte, y de los privilegios que eso debería traerles.

El video al final invita a ir a la página web somoselmuro.com.mx. A pesar de que afirma que el video es una sátira, se volvió viral en Honduras y generó gran indignación. Poco se ha entendido en el país de la sátira con ese vídeo, quizás por nuestra poca costumbre con ese género, que puede ser tan político como humorístico.

Los canales locales lo replicaron, como un ejemplo del racismo de los mexicanos en contra de nuestros compatriotas. No faltó incluso en las redes sociales quien golpeándose el pecho afirmara que había que actuar recíprocamente expulsando a los mexicanos del país.

Y es que desde que la caravana de hondureños partió de San Pedro Sula el pasado 13 de octubre, el tema de la migración ha sido un tema sensible.

Esas imágenes, de miles de compatriotas peleando por cruzar la frontera, aguantando sol, lluvia y largas horas de caminata, nos han calado hondo, en especial, porque desnudan el país que somos, la crisis que vivimos en Centro América.

Cuando vi el video, pensé: ¿cómo es posible que algo así se haga, tan impunemente? Me sorprendió, luego vi las canciones del final y comprendí que era una sátira. Pero nadie más parecía verlo así en el país.

Luego recibí el contacto de Gringoyo.

Conocí a Gregory Berguer, Alias Gringoyo, en Cancún en un taller de periodismo ciudadano. Conozco su trabajo con el show de Joe T Hodo y sus posturas políticas. Cuando él me preguntó si conocía del video, le dije que todos en Honduras conocíamos el video, pero que costaba mucho comprenderlo.

“Yo soy parte del equipo que lo hizo”, me dijo.

Así que entendí que el video sí era una sátira. ¿Por qué me costó tanto trabajo entenderlo? Necesité confirmarlo con Gringoyo para comprenderlo.

Él organizó una llamada en línea con el equipo de Somos El Muro. Hablamos con Marlene Ramirez Cancio, ella es directora asociada del Instituto Hemisférico de performance y política con sede en Nueva York, una organización que conecta a académicos, artistas y activistas de las Américas y crea nuevas vías para la colaboración y la acción, según define su página web; con Tareke Ortíz, músico y compositor de la ciudad de México; Ana Francis Mor, artista, escritora de Las Reinas Chulas de ciudad de México; y por supuesto, Gringoyo.

“La gran gran preocupación de ese momento (de producción del video) era de la situación que los y las migrantes Centroamericanos en México eran invisibles”. Inicia Marlene, su voz metálica a través de la video llamada. “Estaba la conversación sobre el famoso muro de Trump y sobre lo terrible que se trataban a los mexicanos en Estados Unidos, vimos unos enlaces online de Amnistía Internacional México, donde hablaba de la doble moral mexicana, completamente furiosa con Trump del trato a los mexicanos en Estados Unidos, pero cuando tenía que ver con los centroamericanos entrando al país decían cosas como “hay que recibirlos con un par de balas en la cabeza” y cosas así. Eso está en Twitter documentado. Entonces, ya haciendo un experimento de tratar estos temas que nos parecían urgentes, decidimos hacer un video satírico, que precisamente se hiciera pasar por real, que pareciera este racismo y que causara revuelo y asco e indignación en contra de ese racismo, y que la gente se sintiera convocada a decir “no, pero esto está mal”. Lo interesante es que ahora se ha hecho viral, visible por lo de la caravana.”

Según explicaran los productores del video, cuando salió por primera vez no causó mucho revuelo en México, audiencia para el que estaba destinado. Pero el contexto de la caravana de migrantes cambió todo y hasta fue denunciado por fomentar el odio.

Tareke Ortíz nos contó que al momento de la producción, ellos sentían que en México la identidad del migrante Centroamericano no existí, no era visible para la gran mayoría. “La gente que tenía contacto era de dos tipos, obviamente la de la solidaridad, que es grande y que es una población muy basta y muy comprometida, que esta ahí como ahora al pie del cañón, y mucha gente que no sabía y que simplemente vivía su mexicanidad a partir de esta como adopción semi Europea y medio gringa. Pero el mejicano general de a pié, no sabía que existía ni un personaje ni el otro, ni los migrantes ni los que despreciaban a los migrantes, ni los que tenían un juicio tan duro contra los migrantes, entonces, cuando liberamos el video el año pasado, nadie entendía de qué se trataba. Ahora que decidimos volver a lanzarlo, muchísima gente empezó a entender que nuestra manera de ser mejicano, inconscientemente, o la manera de muchos mexicanos, esta haciéndole el trabajo sucio a la administración de Trump.”

“Nosotros no sabíamos que esto iba a suceder y tampoco sabíamos que iba a tener la resonancia que tubo ahora en Honduras. El tono de comedia lo discutimos días y días, si iba a ser obvio, si iba a ser básico, si iba a ser algo muy sutil de tal modo que hubiera quien pensara que es que era real. Al final del video está la página web, ahí en el video y tú te puedes meter a la página web y ver toda la información que esta lista para quien quiera ahondar un poco más y descubrir de que se trata y tiene información muy valiosa, incluso para los migrantes,” agrega Ortíz.

Gregory Berguer ha trabajado mucho en videos de sátira desde su personaje Joe T. Hodo, ha tenido muchas experiencias, en donde la audiencia malinterpreta el contenido. Según él afirma, lo que importa es la reacción que el video pueda generar, si moviliza en una causa en reacción a una postura del video, que consideran errónea (como racismo o misoginia), el video cumple sus objetivos.

“Pensamos desde una perspectiva ética -afirma Berguer-.Nosotros pensamos de esta forma: si no entienden, ¿cómo van a reaccionar? Y si su reacción es una reacción de rechazo, en contra de la apatía, en contra de los sentimientos anti inmigrante, en contra de las grandes fuerzas con vidas, como es el Instituto Nacional de la Migración de México y la migra norteamericana, si toda la gente no lo entiende, de todas formas su coraje sirve para que reaccionen de una manera positiva, que rechacen y repudien el racismo. Entonces, ¿no entienden? No importa. Yo creo que eso es lo que diferencia lo que estamos haciendo al fake news. El fake news busca manipular a la gente sin pensar en la ética, nosotros planeamos una postura ética para que la gente reaccione de una manera positiva, a favor de una causa, que rechace el racismo y el sufrimiento.”

“Vale también mencionar que parte de la gente con quien estábamos en comunicación era precisamente gente afectada, o sea incluso, hay una madre que trabaja en las caravanas de las madres que ahora van a tener su foro nacional en México, a principios de noviembre, de madres con hijos desaparecidos, que se van a reunir madres que han perdido a sus hijos en ese mismo cruce desde Honduras a México”, -Indica Marlene Ramirez y agrega, “estaban presentes dando consejos, entendiendo que había que sacar estos temas en México, que uno puede hablar de la política de estado, que eso es una cosa pero la actitud personal con que se encuentra el prejuicio, era una cosa también bien importante que no se estaba hablando y si eso no es acorde con la propia identidad mexicana digamos, “no, aquí nadie es racista, aquí está todo bien” había que decir “perdón, no, un momento”. 

El grupo que trabajó en el video era un grupo grande, según los organizadores, unas  30 personas apoyaron en la discusión. Según discutieron, el racismo en México en contra de los centroamericanos es real y sus expresiones públicas han aumentado, con forme la caravana avanza rumbo al norte. 

“Son miles de comentarios horribles, porque México sí se compra este papel, gran parte de la población mexicana si compra este papel y es muy doloroso verlo y conocerlo, pero es real 100%. Todos los comentarios que dicen los personajes son producto de una investigación meticulosisima que nos llevó muchísimos días, de más de 20 personas pensando todos desde su especialidad, desde la dramaturgia, desde estudios políticos, desde estudios migratorios, desde derechos humanos, desde el teatro, desde la comedia, desde la música, un proceso muy doloroso en el que pusimos el corazón y todo nuestro miedo y todo nuestro esfuerzo con lo que sabíamos que íbamos a detonar, una verdad dolorosísima, pero es mucho más cruel la realidad, que nuestro video,” dijo Tareke Ruiz.

“Justamente es eso el tema de la ética -agrega Berguer-, si una mentira sirve para decir una verdad más profunda, entonces no es precisamente una mentira, justamente es un mecanismo para llegar a la verdad y sobre eso queremos trabajar, para movilizar a quienes estén dispuestos a movilizarse, para combatir el racismo, para combatir a la xenofobia y combatir a las políticas anti centroamericanas y que están en México y los Estados Unidos

¿Cómo creen que el video es percibido ahora en este contexto y que se diferencia como fue percibido hace 8 meses que salió por primera vez?, pregunté, esta vez me respondió Ana Francis Mor.

“Creo que hace 8 meses que lo sacamos fue bien recibido, pero no tuvo como toda la repercusión que ahora está teniendo, obviamente por la caravana de migrantes. Empezamos a ver en nuestros propios muros comentarios muy similares a los del video, en nuestros propios muros (de Facebook) que ya hay un filtro importante, es decir, yo no tengo amistades xenófodas, o eso pensaba y de repente vi comentarios así de “hay pues, vamos a preocuparnos por los chihuahueños, los centroamericanos qué…” entonces, como que solito pones ahí la carnada y empezamos a sacar lo peor. Creo que ha sido justo por eso que ha explotado tanto este video, porque esta discusión se está dando en las redes tal cual. Hay una característica que compartimos mucho en América Latina, la vergüenza que compartimos mucho, además de Chespirito, que es justamente la doble moral. Por un lado somos católicos, cristianos, evangélicos y el prójimo y todo este asunto, pero mientras el prójimo pues no sea más morenito, porque otras migraciones son mal vistas pero una migración de gente pobre, de gente que tenga otro color, de gente que venga de Centroamérica o suramérica, que siempre es menos que México, porque (para los mejicanos) más pal norte es más.”

“Mi perspectiva como gringo, pues obviamente como cuando niño, hijo de judíos en Nueva York, nos enseñaron a ser orgullosos de nuestro pasado de migrantes. Una de las cosas que yo quisiera, como resultado del video, es que como Estados Unidos esta cerrando la frontera, yo quisiera, como nuevo mexicano, que como país adoptáramos una postura pro inmigrante, porque de por sí hay una larga historia de migración a México, pero en las escuelas no enseñan esa parte, hablan de la masa cósmica, pero no hablan de la historia de la migración a México, y yo quisiera aprovechar que en cuanto a Trump está cerrando las fronteras, México tiene la oportunidad de abrir los brazos a los inmigrantes de todas partes del mundo, sobre todo de Centroamérica. Bueno fuera si no tuvieran que emigrar, pero si toma la decisión de migrar, tenemos que cultivar una política pro inmigrante en México y obviamente para mi está en el corazón, porque yo traigo conmigo la creencia desde muy chico de que la migración es fortaleza para el país, no lo daña, lo fortalece. Yo creo que México tendría grandes beneficios si aceptara si fuera un país que aceptara migrantes.

¿Qué le gustaría que el pueblo Hondureño pueda ver ahora dentro del video, ahora que hay una nueva lectura, esperamos con esta conversación y que puedan ver el video ya con qué visión?, pregunto. Me responde Ana Francis.

“Vale la pena mirarlo, qué de veras nos conviene en este mundo tan convulso, tan complejo con Trump o con personas como Trump, que es claramente un enemigo de América Latina, que nos conviene ir eliminando todas esas cosas. También reflexionar y mirar todas esas discriminaciones pa´ dentro y ver realmente donde está la cuestión, es decir, claro ahora que comprendo lo que es migrar todos juntos en caravana, de cuatro mil es más seguro que migrar en grupos de quince, porque ya sabemos que es lo que pasa cuando migran de quince en quince. México se ha convertido en este lugar de cacería de migrantes tan terrible, en donde les exprimen hasta los huesos y literal, yo no dudo que estén vendiendo hasta los huesos en esta industria de la trata, industria de la violencia, porque son industrias con sistemas, con cuentas de banco, con marcas  etc. Pues nos conviene regresar a la mirada de la otra persona, para sobrevivir, no  porque lo dijo Jesucristo, por sobrevivir y para tratar de estar juntos,”

Marlene Ramirez Cancio: “Me preguntaron  que debían pensar los Hondureños, y es que totalmente todo el grupo que hizo este video están con ustedes, o sea, incluso estábamos en directa conversación con gente hondureña, con una solidaridad, lloramos juntos por escuchar historias horrorosas de pérdidas de hijos, porque este video se hizo desde un lugar de absoluta hermandad, como dijo Ana Francis, desde un lugar de absoluta solidaridad y de compromiso, de llamar, de apuntar y meter el dedo en llaga. Es urgente. También, no decir que son los extra ultra, los “derechistas” que tienen la culpa, ojo, cuando ves una parte cuando va en el taxi que dice “yo no hago nada” y el personaje de Ana Francis dice “no importa, al no hacer nada también eres parte del muro,” esa línea también es bien importante para mí, porque es tu silencio y tu no hacer nada, igual eres otro ladrillo más, entonces es una invitación a entender las cosas como deberían ser. Otro personaje dice “yo llamo a la policía, no se los deben de llevar, pero igual se los llevan”, ojo, que no se los deben llevar. O Ana Francis que dice: “bueno, se supone que vienen huyendo de su violencia, se supone que tienen derecho de pedir asilo y quedarse”, hay una información que se está dando también, ojo esas cosas.”

Para ser justos con los amigos de México. El video Somos el muro nos muestra un fenómeno que no debe ser visto únicamente como un problema que experimenta sociedad mexicana. Constantemente vemos cómo se presenta en otros países: Costa Rica contra Nicaragüenses, Dominicanos contra Haitianos, incluso en nuestra experiencia contra salvadoreños o nicaragüenses. Porque la migración que se rechaza es esa de la gente pobre, lo que ahora llamamos APOROFOBIA.

Queda agradecer al proyecto Somos El Muro por haber respondido a nuestras preguntas. A Marlene, a Tareke, Ana Francis y Gringollo por tomar el tiempo de atender nuestra llamada.

Hay que agradecer también a el pueblo mexicano que ha mostrado su solidaridad con nuestros hermanos y hermanas que van rumbo al norte que independientemente de la razón que los empuje a esa aventura, han dado cobijo y comida a los caminantes que van rumbo al norte.

Desde siempre, migrar ha formado parte de nuestro ADN como seres humanos. Son las fronteras, las que no son naturales.

Escuche aquí el podcast de la entrevista al equipo de #SomosElMuro

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.