/¿QUIÉN ES WILLIAM VÉLEZ SIERRA, EL MAGNATE COLOMBIANO  LIGADO AL PARAMILITARISMO QUE CONTROLA LA EMPRESA ENERGÍA HONDURAS?

¿QUIÉN ES WILLIAM VÉLEZ SIERRA, EL MAGNATE COLOMBIANO  LIGADO AL PARAMILITARISMO QUE CONTROLA LA EMPRESA ENERGÍA HONDURAS?

Una nueva etapa en las relaciones entre Honduras y Colombia se inició a partir del golpe de Estado de 2009. Algunos analistas lo calificaron como la «colombianización de Honduras», en referencia a la asistencia en que materia de seguridad brindan expertos colombianos que llegan al país a apoyar en el diseño de la estrategia a seguir en la guerra contra las drogas. Se conoce de los «Préstamos Colombia», que es dinero que mafias supuestamente de origen colombiano inyectan en la economía informal a altas tasas de interés. Pero poco se dice de la presencia de fuertes capitales colombianos en puntos estratégicos de la economía nacional, como la recolección de desechos sólidos, el agua y la energía eléctrica.

Uno de los empresarios que mejor ha capitalizado el espacio que Honduras ha abierto, es el magnate William Vélez Sierra, conocido en Colombia como el «Zar de la basura», en referencia al control que tiene en el rubro en las principales ciudades de su país.

En este artículo haremos un recorrido por la trayectoria profesional de Vélez Sierra, un empresario ligado al paramilitarismo y corrupción al más alto nivel.

Lea además: SULAMBIENTE, MAFIAS, PARAMILITARES Y EL LARGO CAMINO DEL REY DE LA BASURA EN SAN PEDRO SULA

 


William Veléz Siera es accionista en la empresa Sulambiente, que recoge la basura en San Pedro Sula; y es propietario en un 51% de la Empresa Energía Honduras, que desde hace un año controla la distribución de energía eléctrica en todo el país.

Nacido en San Pedro de Antioquía, Colombia, el 5 de mayo de 1942. Estudio en el colegio San Carlos y se graduó en 1966 como ingeniero eléctrico en la Pontificia Universidad Bolivariana.

Ha estado presente en la instalacion de redes eléctricas en mas de 70 por ciento del territorio colombiano durante los últimos 40 años.

Pero el gran golpe de su fortuna se dio cuando ganó un millonario contrato para instalar redes eléctricas entre Queretaro y Tamazunchale en Mexico. Allí participaba en una gran licitación entre empresas estadounidenses y mexicanas.

El objetivo era construir torres de transmisión eléctrica y subestaciones a lo largo de 800 kilómetros en un terreno inexpugnable. Su competencia propuso utilizar helicópteros lo que encareció los costos, mientras que él compitió con horas hombre, pero con mulas. Se ganó la licitación y empleó equipos de última tecnología, que fueron transportados por 50 arrieros paisas en 300 mulas mexicanas.

El contrato en México le dio la fama de hombre pragmático y astuto.

Con la familia Uribe comparte la pasión por fincas, caballos y negocios, tiene una propiedad cercana al Ubérrimo, la famosa finca del expresidente colombiano.
Con la familia Uribe comparte la pasión por fincas, caballos y negocios, tiene una propiedad cercana al Ubérrimo, la famosa finca del expresidente colombiano.

Amigo íntimo de Álvaro Uribe Vélez, de hecho, su padre fue cercano a Alberto Uribe Sierra, progenitor del Presidente Uribe, en la época en que este último negociaba tierras. Con la familia Uribe comparte la pasión por fincas, caballos y negocios, tiene una propiedad cercana al Ubérrimo, la famosa finca del expresidente colombiano.

Del paso de Uribe por la gobernación de Antioquia le quedaron a Vélez dos de sus grandes amigos: el fallecido Pedro Juan Moreno y el ex consejero presidencial José Obdulio Gaviria, con quien se reúne con frecuencia.

En los 70, William Vélez vendía repuestos eléctricos de pueblo en pueblo, en un camión azul, modelo 55. Hoy licita obras en 6 países; maneja las basuras de 16 ciudades (incluyendo San Pedro Sula y Panamá en Centro América); opera rellenos sanitarios, incluido el de Quito (Ecuador) y los alumbrados de 9 ciudades intermedias.

Es uno de los hombres más poderosos de Colombia, dueño del conglomerado empresarial Grupo Ethus que también tiene negocios en Panamá, Ecuador, Perú, México, Honduras y Chile.

Fue uno de los principales accionistas de Odinsa, una de las firmas de ingeniería civil más grande de Colombia que tiene megacontratos como dos carreteras de cuarta generación (4G) y una participación fundamental en el concesionario del aeropuerto El Dorado.

Además tiene contratos de mantenimiento de oleoductos y de redes eléctricas de alta tensión y concesiones de alumbrado público en capitales como Santa Marta y Cali en Colombia.

Financió el referéndum reeleccionista de Álvaro Uribe Vélez, en cuyo gobierno obtuvo los mejores contratos de su empresa.

Canal de Isabel II de España, una empresa estatal de la comunidad de Madrid, obtuvo la mayoría accionaria en la Triple A después de pagar un valor 10 veces superior al que las mismas acciones habían costado apenas un año antes.
Canal de Isabel II de España, una empresa estatal de la comunidad de Madrid, obtuvo la mayoría accionaria en la Triple A después de pagar un valor 10 veces superior al que las mismas acciones habían costado apenas un año antes.

Se le vincula en un escándalo de corrupción en España, en donde la Fiscalía de aquel país indaga (indagaciones a las que se sumó luego la Fiscalía colombiana) si recursos públicos de la Comunidad Autónoma de Madrid fueron desviados hacia paraísos fiscales y campañas políticas del partido español de derecha PP, a través de inversiones que Canal de Isabel II hizo en sociedades de América Latina como la Triple A, pagando precios inflados que después se recuperaban por debajo de la mesa.

Y también si, como en el caso Odebrecht, para entrar a esos negocios, esa red de corrupción repartió coimas y hasta financió a políticos en varios países, según detallan los medios españoles a los que les han filtrado datos, fotos y audios de la investigación bautizada como Operación Lezo. (En Colombia, el fiscal Néstor Humberto Martínez la llamó Operación Acordeón).

Canal de Isabel II de España, una empresa estatal de la comunidad de Madrid, obtuvo la mayoría accionaria en la Triple A después de pagar un valor 10 veces superior al que las mismas acciones habían costado apenas un año antes.

Cuando la Triple A autorizó la llegada de un socio extranjero, el Distrito de Barranquilla tenía el 85 por ciento de las acciones de esa compañía. Pero en poco más de dos décadas se quedó sólo el 14 por ciento de las mismas.

“Se formalizó una alianza estratégica y sociedad con WV por medio de la cual trabajaremos conjuntamente en el tema de residuos sólidos donde quiera que el mantenga una operación y exista un interés”. Mensaje encontrado en los para-memos de Jorge 40, comandante de los paramilitares en Colombia.
“Se formalizó una alianza estratégica y sociedad con WV por medio de la cual trabajaremos conjuntamente en el tema de residuos sólidos donde quiera que el mantenga una operación y exista un interés”. Mensaje encontrado en los para-memos de Jorge 40, comandante de los paramilitares en Colombia.

La historia de William Veléz Sierra también incluye un supuesto pacto que hizo con los paramilitares para manejar los negocios del aseo en las ciudades de Santa Marta, Barranquilla y Soledad, según documentos de 2005 que la Fiscalía encontró en el computador del extraditado ex jefe paramilitar Jorge 40 y que el portal periodístico Verdad Abierta publicó y bautizó como para-memos en 2009.

Vélez siempre ha negado esos señalamientos. En 2009 dijo que ni él ni ninguna de sus empresas ha tenido vínculo alguno con las autodefensas. «Nunca recibimos ni una llamada ni un correo de esos señores», dijo en aquel momento.

«Con toda honestidad se lo digo, la política de la empresa, la orden a todo el mundo es no tener trato alguno con grupos ilegales ni pagar extorsiones», dijo Vélez en ese momento.

Los mensajes fueron considerados por el organismo de investigación, pues hacen parte del paquete del llamado computador de ‘Jorge 40’, y además muestran un llamativo nivel de detalle de la operación en la que estaban los negocios de Vélez. «Quizá pudo haber gente infiltrada en las administraciones de esas ciudades o incluso en alguna empresa que tenía esa información», mencionó Vélez Sierra.

Hay sin embargo una declaración del paramilitar alias El Canoso, exjefe político del bloque resistencia Tayrona de las autodefensas que afirma hizo pactos con políticos para entrar a negocios públicos. En la declaración asegura haberle recibido unos cheques a García Arias, hombre de confianza de Vélez y directivo de una de sus empresas y a otro directivo de Metroagua.

Uno de esos para-memos es de 2005 y dice textualmente: “El nuevo gerente de la AAA de Barranquilla se posesionó del cargo a finales del año pasado era el antiguo gerente general de todas las empresas de WV (William Vélez) en el país y el exterior, y ha sido a través de WV con quien hemos logrado los acercamientos y compromisos con la AAA para el negocio de Barranquilla”.

Si bien no hay referencia concreta a William Vélez Sierra, lo cierto es que los contenidos de los documentos del Bloque Norte de las Auc coincidían con el momento de renovación del contrato de recolección de basuras en Santa Marta, que ya venía siendo ejecutado por una de las empresas del grupo Ethuss, llamada Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (ESPA), presidida por el entonces alcalde José Francisco Zúñiga, quien posteriormente fue procesado por sus nexos con el paramilitarismo.

Otros ex jefes paramilitares como Edgar Fierro Flórez, alias ‘Don Antonio’ y José Gelvez Albarracín, alias ‘El Canoso’, se han referido a que Vélez les pagó ‘comisiones’ a los ‘paras’ para que intervinieran en la prórroga de la concesión para la recolección de basuras para la empresa InterAseo en Santa Marta.

Vicente Castaño Gil, alias ‘El Profe’.
Vicente Castaño Gil, alias ‘El Profe’. Según audios, Vélez Williams recibía dinero de Castaño Gil.

A finales de 2012 se filtró a los medios una conversación entre Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’; Salvatore Mancuso; y Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias ‘Monoleche’, donde hablan de las relaciones del empresario Vélez Sierra con las Auc. En particular se refieren al empresario como un testaferro de Vicente Castaño Gil, alias ‘El Profe’.

En un memorando titulado “Escenario residuos sólidos Santa Marta” los paramilitares describen con minucia el contrato de concesión de basuras de la firma InterAseo S.A. ESP con ese Distrito Turístico. A renglón seguido, hacen una proyección de lo que sería el negocio a mediano y largo plazo: “Se formalizó una alianza estratégica y sociedad con WV por medio de la cual trabajaremos conjuntamente en el tema de residuos sólidos donde quiera que el mantenga una operación y exista un interés”.

En una conversación que se filtró a los medios en noviembre de 2012 entre Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’; Salvatore Mancuso; y Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias ‘Monoleche‘, los ex paramilitares se refirieron a la relación entre William Vélez y las Auc.

“William se reunía con ‘El Profe’”, se escucha en la grabación. La afirmación la hace alias ‘El Alemán’, quien precisó que las reuniones tenían un claro objetivo: “que ‘El Profe’ le ayudara a cuadrar con el Bloque Central Bolívar y con otros grupos de autodefensa a nivel nacional por donde ellos (una empresa de Vélez Sierra) estaban tirando redes eléctricas, para que le bajaran al impuesto, para que no le cobraran tan duro, y donde ellos estaban haciendo exploraciones petrolíferas”.

En la conversación, de la que se desconoce cuándo fue realizada, se habla de supuestas reuniones en Panamá con varios paramilitares para observar algunos negocios, entre ellos, de combustibles, en sociedad con un ciudadano de ese país.

El dato fue aportado por alias ‘Monoleche’, jefe de seguridad de Vicente Castaño Gil: “Él está metido en Panamá en combustibles y el socio es un panameño”, afirmó el ex paramilitar, quien aseguró que esa información la conoció en una reunión entre Vélez Sierra y alias ‘El Profe’ en una reunión en una finca conocida como ‘La 15’, situada entre San Pedro de Urabá, Antioquia, y Valencia, Córdoba, donde al parecer le ofreció al exjefe de las Auc la oportunidad de ser socio.

De la conversación también se desprende que el empresario antioqueño le habría regalado al poderoso jefe paramilitar Vicente Castaño Gil, una finca de por lo menos 50 hectáreas ubicada en el municipio de Canaletes, Córdoba, para fortalecer el programa paramilitar conocido como ‘Colombia sin hambre’.

“¿Las tierras que regaló William Vélez al ‘Profe’ dónde quedan?”, preguntó uno de los ex paramilitares presente en la reunión, al parecer Mancuso. Tanto alias ‘El Alemán’, como alias ‘Monoleche’, le responden que en Canaletes.

Finalmente se escucha cómo se haría referencia al empresario antioqueño cuando llegara el caso. Una voz, que parece ser la de ‘El Alemán’, le da instrucciones a alias ‘Monoleche’: “Usted debe decir que William Vélez tiene un negocio en Panamá en sociedad con ‘El Profe’, donde ‘El Profe’ le dio un millón de dólares”.


Fuentes: El tiempo (02 de septiembre de 2007. 10 de diciembre de 2013). Silla Caribe,  (20 de junio de 2016. 14 de junio de 2017. 17 de junio de 2017). Semana, (21 de noviembre de 2009). El Confidencial, (03 de junio de 2016). El Espectador, (10 de julio de 2010). Verdad Abierta, (1 de abril de 2013).

Puede que le interese leer también: EEH MAQUILLA SUS NÚMEROS, NO LOGRÓ EL 4% DE REDUCCIÓN DE PÉRDIDA.

 

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.