/EEH MAQUILLA SUS NÚMEROS, NO LOGRÓ EL 4% DE REDUCCIÓN DE PÉRDIDA.
dt.common.streams.StreamServer-1-5-660x330

EEH MAQUILLA SUS NÚMEROS, NO LOGRÓ EL 4% DE REDUCCIÓN DE PÉRDIDA.

La Empresa Energía Honduras (EEH), propiedad del grupo Ethus del magnate colombiano William Vélez Sierra, reportó en febrero pasado haber alcanzado con éxito la meta de reducir en 4 puntos porcentuales las pérdidas de energía eléctrica en el primer año de operaciones. Las pérdidas de energía, se refieren a la diferencia entre la energía que entra a la red de distribución y el valor facturado a los usuarios finales.

Sin embargo, después de celebrar el “éxito” de EEH en su meta anual de 2017, surgen señales que parecen indicar que la empresa ha maquillados sus números adjudicándose una reducción que no le corresponde.

Honduras produce en energía unos 8,332 GWh, facturando unos 5,662 GWh, según reporte de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE). La pérdida corresponde a 2,670 GWh, un 32% del total de lo producido, que equivalen a un aproximado de 400 millones de dólares al año (unos 9,400 millones de lempiras que el Estado deja de percibir).

El contrato de Alianza Público Privada (APP) firmado entre la EEH y el Estado de Honduras establece como objeto del contrato la prestación de servicios con el propósito de mejorar la eficiencia de las actividades operativas y comerciales que lleva a cabo la ENEE en el área de Distribución, la deducción de Pérdidas Técnicas de Distribución y las Pérdidas No Técnicas hasta llegar a los niveles establecidos en el anexo 6 del contrato que indica para el primer año de operaciones, un 4% que equivalen a 371,429,930 KWh.

EEH afirma que cumplió con esa cláusula del contrato.

eeh-sin-luz770-770x470
Foto: La tribuna.

Ignacio Williams, presidente de la Superintendencia de Alianza Público Privadas (SAPP), organismo que tiene la misión de Normar, Regular, Supervisar, Fiscalizar y Sancionar el cumplimiento estricto de las obligaciones contraídas en las cláusulas contractuales de las APP, contradice el informe presentado por EEH. Williams considera que la EEH no puede atribuirse la reducción del 4%, como pretenden hacerlo.

«Todavía no hemos encontrado que los cuatro puntos de reducción de pérdida le pertenezcan a EEH  (por el contrario) puede pertenecer al gobierno, porque su contribución fue poner lámparas led, iluminar distinto», manifestó Williams a la prensa.

Agustín Castellanos, del Sindicato de trabajadores de la ENEE, coincide con lo manifestado por el presidente de la SAPP, al afirmar por su parte que lo que «ha reportado la EEH es reducción que se ha hecho pero por parte de la ENEE, en inversiones que debieron hacerse antes que se diera esa tercerización. El haber cambiado esa gran cantidad de lámparas de sodio y mercurio a lámparas led ha hecho que el alumbrado público haya bajado el consumo», afirma.

El gobierno de Honduras, a través de la ENEE, ejecutó el año pasado el programa Honduras Brilla, con el cual se instalaron más de 41 mil luminarias LED en los postes de alumbrado público de las principales ciudades del país, así como la reparación de lámparas que permanecían encendidas durante el día. Eso representó, según reporte de la ENEE, una reducción de 1.33% de las pérdidas que ahora EEH reporta como suyas.

Según el contrato adjudicado a EEH, el alumbrado público, tanto en su mantenimiento como instalación, fue asignado a otro fideicomiso. No le corresponde a EEH.

dt.common.streams.StreamServer
Foto LaPrensa.hn

El rubro más importante que suma al 4% de EEH, (1.42%) a través del cual afirma haber logrado la meta contratada, es la facturación y cobros del consumo de los usuarios.

En este punto también hay incongruencias, tal como lo manifiesta Castellanos del STENEE.

«La parte tarifaria de EEH ha hecho que las pérdidas más bien aumenten, pues el cliente, al ver que la factura sube, deja de pagar porque no puede y eventualmente se conecta directamente hurtando energía. EEH no ha hecho una labor eficiente y no ha cumplido con las expectativas para lo cual se le contrató», indica Agustín Castellanos.

La reducción que afirma EEH haber logrado, se logró mediante la aplicación de promedios en el consumo a más de 150,000 usuarios, basándose únicamente en un supuesto que todas las áreas de una ciudad tienen un consumo homogéneo entre los vecinos.

«El subcontratista recomendó no proceder con esta instrucción (de promediar el consumo) ya que el impacto en los usuarios sería elevado y existirían muchos reclamos», afirmó para El Pulso una fuente interna en EEH que rehusó a usar su nombre por temor a ser despedido. «Sólo esta decisión implicó un incremento cercano al 40% de los Kwh facturados mensualmente a estos usuarios», indicó. 

Según nuestra fuente, es práctica muy frecuente en EEH a la hora de cobrar, que suma un 0.26% al total de “reducción de pérdida” que ahora reporta la empresa, ha sido, en aquellas residencias en donde se instalaron nuevos medidores, facturar el primer mes con el nuevo medidor, compararlo con lo facturado con el antiguo medidor y cobrar luego el ajuste retroactivo hasta los últimos 6 meses, asumiendo que el usuario dejó de pagar esa cantidad por no tener un contador apropiado. La revisión, mantenimiento e instalación de los contadores de energía eléctrica, son responsabilidad de EEH. Penalizar al usuario por la incapacidad de la empresa de hacer las revisiones respectivas es, cuando menos, abusivo.

O sea, si un usuario X ha pagado durante años 400 lempiras de energía al mes, ya sea porque el contador estaba vencido o dañado por el uso, pero la empresa determinó cambiar su contador y con el nuevo factura 2,000 lempiras, el usuario deberá pagar retroactivamente 7,200 lempiras, que es lo que EEH considera que le adeuda.

EEH utilizó este mecanismo para recuperar cerca de 300 millones de lempiras entre los meses de febrero a julio del 2017.

El malestar con los cobros desproporcionados de EEH ha sido tanto, que en agosto del año pasado el Estado hondureño determinó que en efecto la empresa había hecho cobros de más, devolviendo a los usuarios un total de 33 millones de lempiras que la empresa cobró de manera indebida.

Esos 33 millones que el Estado devolvió, continúan en el flujo final como ganancia de EEH y aportan a esa “reducción” que afirman haber logrado.

Contador-inteligente-web

Otro de los elementos que contribuye a maquillar los números de EEH, ha sido el cambio de la fecha de facturación.

Anteriormente la factura de la luz llegaba a los usuarios cada 30 o 31 días, EEH cambió el tiempo de facturación a 28 días. El recibo podrá parecer con números más o menos iguales, pero en efecto ha habido un aumento del 3.1% en la factura.

La reducción lograda, gracias a las Inversiones Realizadas por EEH, corresponden al 0.71%, según afirman reportes a los que El Pulso tuvo acceso.

EEH contaba con un plan de inversión cercano a los 80 millones de dólares para el primer año con el cual se debería adquirir medidores y otros materiales para regularizar la medida. Se estima que al cerrar el año 2017, EEH no ejecutó ni el 40% de dicho presupuesto y por ende instalo menos de 80 mil medidores durante su primer año.

EEH subcontrata a pequeñas empresas que tercerizan parte del trabajo de la empresa y son estas las que han realizado las inversiones en las zonas rurales.

La ENEE, por su parte, instaló una serie de transformadores zonificando circuitos que son muy extensos, logrando que se reduzcan las pérdidas.

Y finalmente, la medición de Bordos, que según el reporte de EEH corresponde a 0.17% en la reducción.

Foto: Superintendencia de Alianza Público Privada
Foto: Superintendencia de Alianza Público Privada

“Los bordos” es el eufemismo utilizado para referirse a aquellas zonas de difícil gestión para cobrar. Son áreas en las cuales dado las condiciones de marginalidad o violencia, se ha determinado que la instalación de medidores para cada usuario no es rentable o seguro y por ende se han instalado macro medidores el cual mide a todos los usuarios de la misma zona.

EEH no cobra a las personas que viven en los Bordos. El estado de Honduras subsidia ese consumo. Según el contrato, EEH tiene debe borrar estos valores dentro de sus cálculos de energía perdida.

Pero EEH suma ese monto que no mide ni cobra a su cuenta como reducción de pérdida.

Según Ignacio Williams de la SAAP, los montos que el Estado deja de cobrar en los bordos «que no se pueden reportar como reducción si son un subsidio».

La empresa canadiense Manitoba Hydro Internacional LTD, la única empresa que licitó compitiendo con el consorcio colombiano ETHUS, propiedad del magnate William Vélez Sierra, amigo íntimo de Álvaro Uribe, adquirió la supervisión del contrato de recuperación de pérdidas en los servicios prestados por la ENEE. Es la empresa que certificó el pasado febrero que EEH, al cierre del primer año de operaciones correspondiente al periodo del 1 de diciembre del 2016 al 30 de noviembre de 2017, alcanzó una reducción de pérdidas de 4.05 por ciento.

Según reporte de TN5, «Manitoba Hydro Internacional LTD estaría a punto de retractarse de la información presentada en febrero ante la incapacidad de probar los datos presentados, aduciendo ahora que la reducción de EEH apenas alcanza el 2% de la reducción de pérdida.»

EEH-cumple-770x470-770x455

La cláusula quincuagésima sexta del contrato de APP con EEH, relacionado con las sanciones y penas convencionales, determina que «El incumplimiento no subsanado de las obligaciones a su cargo, dará lugar a que en caso de considerarlo procedente, el comité técnico del Fideicomiso autorice el inicio del procedimiento para declarar la caducidad del contrato».

EEH reporta que logró la reducción de las pérdidas de la ENEE hasta en un 4%, Jesús Mejía, gerente de la ENEE y primo hermano de la gerente de distribución de EEH Enid Arita, confirma los números de la contratista.

Pero las pruebas presentadas determinan que EEH maquilla los números y que, por el contrario, no cumplió con la cláusula. Apenas logró recaudar suficiente dinero para cobrar sus honorarios fijos que andan por los catorce millones de dólares mensuales.

La medición correcta y el cobro justo a los usuarios es el mandato principal que tiene EEH en su contrato. Para su primer año de operación, menos del 19% de las pérdidas que dicen haber recuperado vienen de la gestión de EEH, a un costo de casi cuatro mil millones de lempiras al año que el pueblo hondureño debe pagar.

¿Es esta causal suficiente para dar inicio al procedimiento para declarar la caducidad del contrato con EEH?

Lea también: