Honduras (1870-1920) de la reforma liberal a los 50 años de montoneras

@oscarlestrada Hasta ese momento, 30 años después de disuelta la Federación Centroamericana, el país había tenido poco tiempo de paz para echar a andar el proyecto republicano. Lo más urgente, seguía siendo la constitución del Estado Nacional, que encontraba constante resistencia en los feudos de terratenientes y grupos económicos locales y extranjeros. Quien cumplió un papel importante en encaminar la consolidación del Estado, que luego aprovecharían los siguientes gobiernos, fue precisamente José María Medina. Uno...
Oscar Estradaseptiembre 10, 2019

@oscarlestrada

Hasta ese momento, 30 años después de disuelta la Federación Centroamericana, el país había tenido poco tiempo de paz para echar a andar el proyecto republicano. Lo más urgente, seguía siendo la constitución del Estado Nacional, que encontraba constante resistencia en los feudos de terratenientes y grupos económicos locales y extranjeros. Quien cumplió un papel importante en encaminar la consolidación del Estado, que luego aprovecharían los siguientes gobiernos, fue precisamente José María Medina. Uno de los capítulos más duros de la Historia de Honduras es la ahorcancina de Olancho (1866), cuando el presidente Medina reprimió con mano de hierro el alzamiento olanchano de agricultores que, precisamente, se oponían a esa consolidación nacional que incluía pérdidas del poder local en construcción de un poder central en la capital.

Lea también:

Honduras (1839-1870) el nacimiento de la República

Durante todo el siglo XIX y parte del siglo XX, Honduras era disputada por dos fuerzas centroamericanas: Guatemala y Nicaragua. Quien controlaba al gobierno de este país, controlaba la región para sus propios intereses. El gobierno de Medina, apoyado desde un inicio por el gobierno del dictador Rafael Carrera (1939-1965) de Guatemala estaba seriamente debilitado luego de la caída de este en la revolución liberal encabezada por Justo Rufino Barrios (1865) que por su parte apoyó la consolidación de la Reforma Liberal en Honduras, encabezada por Marco Aurelio Soto.

Seguiría José María Medina siendo fuente de constante preocupación por el poder que tenía en las plazas locales y por eso se le fusiló, en un proceso seriamente cuestionado por arbitrario, en 1878, por órdenes del entonces presidente Soto. Así termina este primer período de la Historia Nacional e inicia la construcción del Estado Moderno con los vientos liberales que venían desde Guatemala.

El licenciado Celeo Arias publicó el panfleto “Mis Ideas” que constituye hasta la actualidad el ideario del Partido Liberal de Honduras.

CELEO ARIAS (1872-1874)

El padre de Celeo Arias, Juan Ángel Arias, había ya gobernado la provincia de Honduras durante la Federación Centroamericana. Era quizás una de las familias más poderosas de la época. Su hijo, Juan Ángel Arias Boquín llegaría también a ser presidente en 1902, en circunstancias bastante cuestionadas, siendo así el único clan en Honduras que tiene tres generaciones de mandatarios.

Celeo Arias nació el 2 de febrero de 1835, en Goascorán, Valle. Sus padres fueron Juan Ángel Arias y Juana López. Hizo estudios de gramática latina en la Universidad Central de Honduras. Concluyó sus estudios de Latín en el colegio Tridentino de Comayagua. Graduado de abogado.

En 1862, publicó con Alvaro Contreras un periódico de orientación política. Electo Diputado para la Asamblea Constituyente por Comayagua, instalada el 7 de septiembre de 1865. Fue Secretario de la Asamblea Legislativa en 1865. Nombrado Magistrado a la Corte de Justicia para el período 1865-1869. Nombrado Ministro de Gobernación en 1871. Nombrado Ministro Plenipotenciario para arreglar los aspecto relacionados con el ascenso del Mariscal Santiago González en la Presidencia de El Salvador. Con el apoyo de los gobiernos de Guatemala y El Salvador, inaugura su gobierno provisional en Candelaria, Lempira, el 12 de mayo de 1872.

Resistió las presiones militares apoyadas por el gobierno de Costa Rica para reestablecer en el poder a José María Medina. Fundó la Oficina General de Estadística. Mantuvo en prisión al general José María Medina para afianzar su gobierno. El Tratado de Chingo (El Salvador) entre Ponciano Leiva y el Presidente Salvadoreño, Gerardo Barrios, del 1 de noviembre de 1873, fue el inicio de la desestabilización del gobierno provisional de Céleo Arias. Convocó a una Asamblea Constituyente para Decretar y sancionar una Constitución, en marzo de 1873. El 23 de diciembre de 1873 se emitió la Constitución, y fue promulgada, impresa y cumplida a partir del 25 de diciembre de 1873, que no se hizo vigente por derrocamiento del gobierno de Céleo Arias el 13 de enero de 1874.

El general Ponciano Leiva, instaló su gobierno en la ciudad de Choluteca el 23 de noviembre de 1873, bajo la protección de los Tratados de Chingo. Llegó a Comayagua el 6 de enero de ese año para derrocar a Arias que se vio obligado a capitular el 13 de enero de 1874. Preso en el Colegio Tridentino desde el 13 de enero al 1 de mayo 1874.

Una corte militar ad hoc condenó a Céleo Arias a cinco años de destierro, y una patrulla lo condujo a la frontera de El Salvador. Se radicó entonces en Guatemala, en donde se dedicó al ejercicio profesional como abogado. Regresó a Honduras en la Administración del Dr. Marco Aurelio Soto, en 1879. Fue electo diputado por Tegucigalpa para el Congreso de 1880. Candidato Presidencial en 1887, en la reelección de Luis Bográn.

Publicó, junto a su amigo Álvaro Contreras su panfleto Mis ideas, el 23 de julio de 1887, que constituye el ideario de lo que llegaría a ser el Partido Liberal de Honduras. Murió en Comayagua el 28 de mayo de 1890, tenía 55 años.

Derrocado Arias, asumió la presidencia el general Ponciano Leiva Madrid, de filiación conservadora. Si bien hasta ese momento el único partido era el Partido Liberal. Nació en Ceguaca, Santa Bárbara, el 19 de noviembre de 1821. Sus padres fueron Marcos de Leiva y Presentación Madrid. Contrajo nupcias con Luisa Castro Acosta en 1858.

PONCIANO LEIVA (1874-1876, 1891-1893)

El 16 de diciembre de 1875, el general José María Medina desde Gracias dirigió una proclama para derrocar al Presidente Leiva. La intervención política de El Salvador y Guatemala, en las manos de Andrés Valle y Justo Rufino Barrios, respectivamente, para imponer a Marco Aurelio Soto son el factor que explica la derrota militar del general Ponciano Leiva en su primer gobierno en 1876. El 8 de junio, celebra el Convenio de Cedros con José María Medina, donde capitula y deja en el cargo a Marcelino Mejía.  La presencia de Leiva era fuerte en la política nacional. Sus yernos Francisco Bogran, Luis Bogran y Miguel Paz Barahona llegarían a ser presidentes de Honduras durante ese período.

Fue nombrado Ministro de guerra por su sobrino, el Presidente Luis Bográn, en marzo de 1891. Convocado por el Congreso Nacional a elecciones de 1891, compitió contra el candidato Policarpo Bonilla. El 6 de mayo de 1891, sin embargo, se produjo un hecho sangriento en Amapala. El gobierno de Bográn responsabilizó a la oposición y decretó el Estado de sitio en todo el país durante más de cien días. Las elecciones generales de los días 4 y 6 de septiembre de 1891 se dieron bajo estado de sitio y en ellas salió electo el general Ponciano Leiva.

La oposición reclamó resultados ilegítimos. El Presidente Bográn convoca al Congreso Nacional para declarar electo a su suegro Ponciano Leiva que el 30 de noviembre de 1891, presta su promesa de ley , y es declarado por segunda ocasión, Presidente de la República de Honduras. 

Su gobierno sin embargo fue caótico, inmerso con constantes alzamientos. Entre noviembre y diciembre de 1891, el general Terencio Sierra intentó derrocar al gobierno de Ponciano Leiva. Leiva nombra a Domingo Vásquez comandante de armas de Tegucigalpa el 2 de abril de 1891, para sustituir al general Pablo Nuila que conspiraba contra el Gobierno.

Decretó Estado de sitio en los departamentos de Tegucigalpa, Choluteca, Olancho, El Paraíso, Colón y Yoro. Por las condiciones de levantamientos militares impuso medidas de carácter emergente como confiscación de bienes de los alzados en armas, dictar consejos de guerra  para los sediciosos y decretar fusilamientos. Trasladó la sede del Ejecutivo a Tegucigalpa el 18 de enero de 1893, para informar de los hechos y avances de su administración. El 9 de febrero de 1891, alegando razones de salud, depositó la Presidencia en el Diputado Rosendo Agüero. Se retiró a su vida particular. El 9 febrero de 1893, presenta la renuncia como Presidente de la República, y el Congreso Nacional la acepta. Murió en 1895.

Entre los dos gobiernos de Leiva gobernó el doctor Marco Aurelio Soto, que junto con su primo  Ramón Rosa, constituyeron la reforma liberal en Honduras.

MARCO AURELIO SOTO (1876-1883)

Hijo del Doctor Máximo Soto y de Francisco Martínez. Nació en Tegucigalpa el 13 de noviembre de 1846. Graduado de Abogado en Guatemala, fue funcionario en ese país y apoyó el Movimiento Reformista iniciado en 1871 por Justo Rufino Barrios. En Honduras asumió el gobierno provisional a mediados de 1876 y fue presidente constitucional durante dos períodos consecutivos entre el 30 de mayo de 1877 y el 29 de mayo de 1883.

Durante su mandato se realizaron importantes reformas de carácter político y social, en colaboración con el Dr. Ramón Rosa. Trasladó a Tegucigalpa la capital de la República. Es importante dejar claro que, si bien su esposa era de Tegucigalpa, no fue por ella que el doctor Soto trasladó la capital a esa región del país. Parte importante de su gobierno fue el incorporar a Honduras en el comercio internacional a través de la minería y en San Juancito funcionó a partir de esa fecha la minera El Rosario (de la cual también era socio).

Si bien el doctor Soto era de corriente liberal, el liberalismo de aquella época era muy distinto a como ahora lo conocemos. Si hacemos un paralelo con los partidos politicos actuales, el gobierno de Soto se hubiera parecido más al de Rafael Callejas o Ricardo Maduro, por su relación con el capital transnacional.

Marco Aurelio Soto llegó a la presidencia de Honduras gracias al apoyo que recibió por parte del General Justo Rufino Barrios en Guatemala, inauguro su Gobierno Provisional en el Puerto de Amapala en 1876. Durante su periodo hubo una total reforma en Honduras; dictó nuevos Códigos; organizó la enseñanza primaria, secundaria y profesional; estableció los servicios de telégrafo y correos; fundó el Hospital General y la Biblioteca Nacional; trajo profesores de España a impartir clases en Honduras; construyó parques en Tegucigalpa, a donde trasladó la Capital y encargó sendas estatuas de los hijos más prominentes de la Patria; y, por ultimo, promulgo la Constitución Política de 1880. Es, en el gobierno de Soto, que Honduras se prepara para entrar al siglo XX, de la cola aún de la revolución industrial que ya en Europa y Estados Unidos estaba cambiando las dinámicas de poder.

Honduras experimento con el Doctor Soto una extraordinaria transformación, bajo su mandato se  se concedió la concesión de explotación a la Rosario Mining Company.

Soto logró mejorar las vías de comunicación y el servicio de correo. Construyó algunos tramos del ferrocarril, el sistema telegráfico y puso en marcha un programa educativo sin precedentes en el país. A pesar de los avances logrados durante la administracion Soto, Honduras volvió a caer de nuevo en la inestabilidad social, al no contar con productos bases como el café o el tabaco en qué forjar una economía estable.

Se vio amenazado desde Guatemala por el propio General Justo Rufino Barrios. Su viejo amigo.

Para evitar la guerra tuvo que salir del país depositando la presidencia en un Consejo de Ministros.

El Dr. Soto falleció en París en 1908 a la edad de 62 años.

Luis Bogran tenía un parentesco con el general Ponciano Leiva, de quien era sobrino. Fue hermano también del presidente y yerno de Leiva, Francisco Bogran y primo del presidente y yerno de Leiva, Miguel Paz Barahona.

LUIS BOGRAN (1883-1891)

Luis Bogran Nació en Santa Bárbara, el 3 de junio de 1849. Sus padres fueron Saturnino Bográn Bonilla y Gertrudis Barahona Leiva. Estudió en la escuela de su pueblo natal. Bachiller en Filosofía en el Colegio Tridentino de Comayagua. Graduado de abogado en la Universidad de San Carlos Borromeo de Guatemala. Comandante de Armas en 1872.  Casado con  Teresa Morejón Ferrera en Chalguapa el 3 de junio de 1878. Ascendido a general de brigada en 1874, por sus campañas militares en Chamelecón. Jefe Político y Militar en Santa Bárbara. Ministro Interino de Fomento en 1883 Fundador del Colegio “Independencia” en Santa Bárbara. Derrotado por fuerzas de José María Medina en 1876.

Derrota a Juan Antonio Medina en Danlí, El Paraíso, el 14 de febrero de 1876 y en Ocotepeque. Es nombrado Inspector de Aduanas de Puerto Cortés y Omoa. Diputado-secretario en la Asamblea Constituyente de noviembre de 1880  por el departamento de Yoro. Comisionado por Honduras para la Constitución de la Unión Postal Universal en Francia. Ministro de Gobernación, Justicia e Instrucción Pública en 1883. Diputado designado Presidente Provisional del 9 de mayo al 30 de noviembre de 1883, por causa de la renuncia del Presidente Marco Aurelio Soto. Ascendido a general de división en 1885.

Al ser aceptada  por el Congreso Nacional la renuncia del Presidente Marco Aurelio Soto el 19 de octubre de 1883, se convocaron elecciones   para elegir  Presidente.  El 9 de noviembre se efectuaron las elecciones, obteniendo mayoría abrumadora, 40,958 votos, el candidato presidencial general Luís Bográn Barahona. El 30 de noviembre de 1883 asume el primer mandato como Presidente Constitucional de Honduras gracias al apoyo que le dio el presidente Justo Rufino Barrios de Guatemala.

Electo para un segundo período constitucional, toma posesión el 30 de noviembre de 1887. Su labor en el campo educativo, en la modernización de la estructura física de la capital  con la construcción de edificios y la fundación de la Academia Científico-Literaria de Honduras, son expresión de la estabilidad económica y relativa tranquilidad interna que vivió el país durante su administración.

Depositó el gobierno luego en su suegro Ponciano Leiva, en las elecciones de 1891.

El presidente Luis Bográn Barahona se encontraba exiliado en la república de Guatemala, en la administración presidencial de Policarpo Bonilla, que había ordenado el embargo de sus propiedades. Bográn Barahona falleció de arterioesclerosis en la ciudad de Guatemala un día martes 9 de julio de 1895, tenía 46 años.

El General D. Domingo Vásquez ejerció la Presidencia de Honduras durante uno de los períodos más difíciles o quizá el más difícil que ha atravesado la República. Fue en un tiempo de agitación política y de revuelta, la más tenaz y la más prolongada que ha sufrido el país en los últimos años del siglo pasado.

DOMINGO VASQUEZ (1893-1894)

Nació en Tegucigalpa, el  3 de agosto de 1846. Sus padres fueron Manuel Emigdio Vásquez Alcántara y Martina Toruño. Graduado de Bachiller en Filosofía el 1 de febrero de 1862; Bachiller en Derecho Civil en 1865; licenciado en Jurisprudencia por la Universidad de Honduras en 1868 y presentó su examen de abogado.  En 1871 con el grado de capitán, participa en las hostilidades contra el gobierno de José María Medina. Durante la oposición militar de Ponciano Leiva contra Medina, nuevamente en 1876 dirige las tropas de defensa de Tegucigalpa. Nombrado Ministro Plenipotenciario en Perú durante 1877.

Representante de Honduras al Congreso Internacional de Juristas celebrado en Lima. Visitó varios países de Sudamérica, los Estados Unidos, y diversos países de Europa. Durante la administración del general Luis Bográn, 1883-1891,  permaneció en el exterior. Al tomar posesión como Presidente el general Ponciano Leiva, el 30 de noviembre de 1891, regresa a Honduras. Es nombrado comandante de Armas de Tegucigalpa  en 1894.  En el gobierno interino de Rosendo Agüero Ariza, lo nombra Ministro de Gobernación. Por las condiciones políticas y militares existentes en el país y aduciendo problemas de salud, el Presidente Ponciano Leiva presenta su renuncia al Congreso Nacional, el día 9 de febrero de 1893. El Presidente por Depósito, Rosendo Agüero le entrega la presidencia en carácter interino.

En forma interina ejerció la presidencia de la República del 18 de abril al 15 de septiembre de 1893. Decretó la creación de los departamentos de Cortés y Valle. Firmó el decreto de convocatoria de elecciones para legalizar su permanencia en la presidencia. El Congreso Nacional, mediante decreto número 26 del 14 de septiembre de 1893, declaró Presidente de la República de Honduras a Domingo Vásquez Toruño para el período 1894-1898.

La oposición militar encabezada por Policarpo Bonilla desde Nicaragua dirigía  las operaciones contra el gobierno de Vásquez. El Congreso facultó al Presidente Vásquez a declarar y hacer la guerra  a Nicaragua por su apoyo a la oposición encabezada por Policarpo Bonilla, Manuel Bonilla, Miguel R. Dávila y Miguel Oquelí Bustillo.

Derrotado por la fuerzas militares de Policarpo Bonilla en Choluteca, y sitiada la ciudad capital, el gobierno de Vásquez Toruño es derrocado. Las tropas combinadas de hondureños y nicaragüenses entran triunfantes a Tegucigalpa el 22 de febrero de 1894. El Consejo de Ministros presidido por Rosendo Agüero presenta la capitulación ante el doctor Policarpo Bonilla, conductor de la llamada “Revolución del 94″. Se refugia en El Salvador y viaja por Europa y Asia.

Regresa a morir en Honduras en junio de 1909.

Policarpo Bonilla ha sido el presidente más joven de la historia del país. Nació en Tegucigalpa el 17 de marzo de 1858. Hijo del abogado Inicencio Bonilla, originario de Nicaragua y la hondureña Juana Vásquez. Igual que su padre, fue profesional del Derecho.  Ejerció la presidencia de Honduras del 24 de diciembre de 1893 al 1 de febrero de 1899. Para el historiador nacional Rafael Heliodoro Valle, Bonilla constituye: “el héroe que dio a Honduras, con la transformación política, una nueva conciencia”.

POLICARPO BONILLA VASQUEZ (1894-1899)

Inicia sus actividades como Presidente impuesto por el General nicaragüense José Santos Zelaya. Después del Congreso Nacional lo declaró constitucionalmente electo. Intentó la unión de Centro América, reuniendo en Amapala a los Presidentes de Nicaragua, El Salvador y Honduras. Sancionaron estos la creación de la República mayor de Centro América, que terminó con la revolución que El Salvador encabezaba el General Tomas Regalado. El Presidente Zelaya enfrentó una revolución que se inicio en la ciudad de León y el Dr. Bonilla cumplidamente le envió en ayuda un ejercito de hondureños al mandó de los Generales Manuel Bonilla y Miguel R.Davila. El ejército hondureño tuvo su cuartel general en Choluteca y de allí fuero atacadas y tomadas las plazas de Somotillo, Villanueva, El Saude y finalmente Chinandega que, a pesar de las ordenes en contrario, fue saqueada por las tropas.

Es importante resaltar que con el triunfo de la revolución de 1894, derrocado Domingo Vázquez, Policarpo Bonilla llevó como vice presidente a Manuel Bonilla y como ministro de guerra a Terencio Sierra. Estos tres constituyen el triunvirato victorioso de la revolución del 94.

En Puerto Cortes se levantó en armas el Coronel Enrique Soto, pero fue combatido y vencido por el General Terencio Sierra. El Dr. Bonilla durante su administración reforma los Códigos de la República, organizo comisiones mixtas para el estudio de las fronteras, celebró tratados con Nicaragua, El Salvador y Guatemala, mandó a construir dos puentes y amplio varios edificios públicos.

En 1903 Bonilla, es electo diputado ante el Congreso Nacional de Honduras, en las elecciones que disputó Juan Ángel Arias Boquín, Manuel Bonilla y Marco Aurelio Soto y que ganó Arias en elección de segundo término, en un proceso seriamente cuestionado por Manuel Bonilla que terminaría en guerra civil. El 8 de febrero de 1904 fue arrestado en el autogolpe de Manuel Bonilla y puesto en prisión hasta 1906. A su salida viajó con rumbo a El Salvador donde encabezó un movimiento liberal armado que deponé al general Manuel Bonilla como presidente en el Conflicto armado en Honduras de 1907.

Bonilla fue nombrado en 1919 siendo presidente Francisco Bertrand Barahona, como representante de Honduras en las “Conferencia de Paz de París (1919) o Conferencias de Paz de Versalles, en Francia” que pondrían fin a la Primera Guerra Mundial.

De regreso en Honduras el doctor Bonilla es nombrado Presidente de la Asamblea Nacional Legislativa en 1921 y en 1923 fue nombrado candidato presidencial en las Elecciones de 1923 por el Partido Liberal Constitucionalista siendo su compañero de fórmula y como Vicepresidente el Abogado Mariano Vásquez. Esas elecciones terminarían nuevamente en guerra civil, cuando el Partido Liberal se resistió a reconocer la victortia del general Tiburcio Carias Andino.

Falleciendo el 11 de septiembre de 1926 en la ciudad de Nueva Orleans.

El general Sierra debió pasar a la historia como un buen administrador. Hombre de caracter firme, logró controlar en gran medida la corrupción imperante en todas las administraciones. Pero su ambición por la reelección lo hizo conspirar colocando a Juan Ángel Arias en la presidencia, cuando el ganador de los comicios había sido el general Manuel Bonilla, provocando una nueva guerra civil que terminó con el gobierno de Arias.

TERENCIO SIERRA (1899-1903)

Nació en Tegucigalpa, el 16 de noviembre de 1839. Sus padres fueron Manuel Antonio Sierra y Lucrecia Romero. Bachiller en Filosofía en el Colegio Tridentino de Comayagua. Aprendió el oficio de tipógrafo en la imprenta de Lupario Romero. Realizó estudios de Derecho en la Universidad Central de Honduras, que no concluyó. Reside en El salvador trabajando en el oficio de tipógrafo, y se especializó en la práctica como perito agrimensor. Viajó por varios países de América, desempeñando trabajos de contralor de barcos. En Estados Unidos de América hace estudios de Ingeniería, y obtuvo Diploma de Ingeniería Civil y Militar en Mar y Tierra.

Viaja a Alemania. Estudia tácticas militares e hidráulica. Después de casi 10 años de vivir en el exterior regresa a los trabajos de agricultura y minería de su familia en Coray, Curarén y Aramecina.

Cuando las tropas de Ponciano Leiva sitúan la ciudad de Comayagua en diciembre de 1872, el oficial Terencio Sierra se destaca por sus conocimientos en ingeniería. Antes de la capitulación del 13 de enero de 1873, fue ascendido al grado de coronel. Regresa luego a sus labores privadas en Coray.

Durante la administración de Soto (1876-1883) es nombrado para ejecutar importantes proyectos. Instalación de líneas telegráficas y el submarino de Amapala a tierra firme. Dirige el periódico La Voz del Golfo, editado en Amapala, a favor del gobierno de Soto. Emigra a Nicaragua por problemas con Soto.

El 27 de noviembre de 1891, encabeza un movimiento armado contra el gobierno de Ponciano Leiva. Por el apoyo de las poblaciones del sur al movimiento de Sierra, el gobierno decretó el Estado de sitio en Choluteca y Tegucigalpa.

Nombrado candidato a la Presidencia, es electo en octubre de 1898, junto al general José María Reina, para el período de 1899-1903. Cabe destacar que en esas elecciones José María Reina logró mas votos que Sierra, que a pensar de su impresionante currículum no era un hombre particularmente casismático. Reina renunció a sus aspiraciones presidenciales aceptando la vice presidencia, en pro de la paz y por el acuerdo de la revolución de 1894.

Toma posesión el 1 de febrero de 1899 y finaliza el 30 de enero de 1903.

No quitándole importancia a la transferencia pacifica del poder cuando Policarpo Bonilla entrego este al General Sierra en 1899, ese año también se dio principio a unos de los acontecimientos mas importantes en la vida económicos de Honduras, cuando los hermanos Vacaros de New Orleans fundadores de la Standard Fruit & Steamship Company, que se conocería mas tarde solo por The Standard Fruit Co., inauguró su primera ruta de exportación con el primer barco de bananas desde Honduras hacia New Orleans. La fruta encontró buena acogida en el mercado americano y las exportaciones crecieron rápidamente y para 1902 vías locales de ferrocarriles empezaros a ser construidas en la costa norte del pais, para acomodarse a la expansión en la producción de la banana.

Terencio Sierra, el Tamagás de Coray, Murió en Granada, Nicaragua, el 25 de septiembre de 1907. Todavía, hasta el último momento de su vida, soñó con volver a ser presidente de Honduras.

Manuel Bonilla era un adversario de Sierra y Policarpo Bonilla, quienes siempre se resistieron a que él gobernada el país. Durante su termino en la presidencia tuvo en prisión a Policarpo Bonilla cerca de dos años. Manuel Bonilla hizo esfuerzos de convertir a los conservadores en un partido nacional, como el actual Partido Nacional de hoy que nació de esos esfuerzos. Su base la constituyó el deudo político de Ponciano Leiva y los hermanos Bográn y la del general Domingo Vazquez.

MANUEL BONILLA (1903-1907, 1912-1913)

Nació el 7 de junio de 1849 en Juticalpa, departamento de Olancho. Intervino en muchas acciones militares, primero como liberal y luego como conservador. Se le atribuye la fundación orgánica del Partido Nacional. Ocupó la presidencia de la república del 1 de febrero de 1903 (pues el congreso anuló todo lo actuado por Arias) al 25 de marzo de 1907, cuando fue derrocado por las fuerzas encabezadas por Policarpo Bonilla.

Estuvo identificado con los intereses económicos y políticos de los Estados Unidos de América en Honduras. Durante su mandato las transnacionales norteamericanas obtuvieron generosas concesiones de tierras en la Costa norte.

Los esfuerzos de Sierra de perpetuarse en el poder precipitó su caída, cuando una revolución encabezada por el General Manuel Bonilla lo sacó del poder. El general Bonilla concedió excepciones de impuestos,  libertad para la construcción de puertos, ferrocarriles, carreteras, canales acuáticos y miles de acres de tierras a las empresa bananeras a cambio del apoyo en las campañas que lo llevaron a la presidencia. Era además muy amigo del rey del banano Samuel Zemurray.

En la administración de Manuel Bonilla se construyo la carretera que comunica Tegucigalpa con el sur. Limitó la frontera de Honduras con Nicaragua y el área que hoy se conoce como la Mosquitia en el departamento de Gracias a Dios. En 1906 resistió y venció a una invasión procedente de Guatemala, pero este fue su último triunfo, ya que el trato de amistad que había firmado con Guatemala se considero anti-nicaragüense y una alianza que encabezada en ese pais el poderoso presidente Santos Zelaya, empezó conspirar con los exilados liberales de Honduras para derrocar a Bonilla. 

Manuel Bonilla trato de resistir la invasión ayudado por un menor numero de tropas salvadoreñas, pero en Marzo de 1907 sus tropas fueron vencidas en batallas donde por primera vez se introdujeron ametralladoras en los zafarranchos civiles centroamericanos.

El General Bonilla impulso grandemente la instrucción pública, hizo facilidades a la industria minera, edificó el Teatro Nacional, recuperó el Ferrocarril Nacional, el muelle y el faro de Puerto Cortes.

Después del gobierno del Dr. Francisco Bertrand, volvió a ocupar el poder del 1 de febrero de 1912. Sintiéndose gravemente enfermo depositó el Poder el 20 de Marzo de 1913, muriendo el día siguiente, haciéndose patente el dolor de todo el pueblo hondureño.

Miguel Dávila tenía una buena relación con el presidente Manuel Bonilla. Su hermano, Fausto Dávila, era el presidente en el Congreso Nacional durante la administración esa administración. Asi que podemos asumir que al capitular Bonilla en la guerra de 1907, Dávila surgió como una solución intermedia entre las fuerzas que derrocaron a Bonilla y las fuerzas que lo apoyaron. Pero Manuel Bonilla no le dio respiro y conspiró constantemente para derrocarlo.

MIGUEL DAVILA (1907-1911)

Nació en Tegucigalpa el 29 de septiembre en 1856. Sus padres fueron Juan Dávila y Gervasia Cuellar. Graduado de Licenciado en Jurisprudencia en la Universidad de Honduras en 1880. Abogado y Notario. Por su oposición al gobierno de Ponciano Leiva y Domingo Vásquez se radicó en Nicaragua. Designado por la Junta Provisional de Gobierno, integrada por los generales Miguel Oquelí Bustillo, Maximo B. Rosales y J. Ignacio Castro, para asumir la presidencia de Honduras el 18 de abril del 1907, Miguel Rafael Dávila Cuellar toma posesión en esa fecha.

Las primeras medidas fueron pacificar el país y someter a los jefes rebeldes del antiguo regimen de Manuel Bonilla. La influencia de los gobiernos de Nicaragua y El Salvador en intervenir en los asuntos internos de Honduras, obligó al presidente Dávila Cuellar a movilizar tropes hacia las fronteras. La campaña military conducida por Tiburcio Carías Andino y José Maria Valladares derrotaron a las fuerzas militares al servicio de Terencio Sierra, quien se empeñaba en recuperar la presidencia.

El 20 de diciembre de 1907 se celebró en Washington, el Tratado general de paz y amistad para poner fin a las hostilidades de Nicaragua y El Salvador contra el gobierno de Dávila. Inició gestiones en Washington para readecuar mediante un préstamo la deuda contraída durante la administración de José María Medina con bancos ingleses y franceses para la construcción del ferrocarril interoceánico. Como resultado de gestiones diplomáticas, la casa financiera estadounidense Pierpont Morgan and Co., ofreció prestar al gobierno de Dávila diez millones de dólares para amortizar la deuda.

El acuerdo suscrito es conocido como Convenio Knox-Paredes por el nombre de los representantes norteamericano y hondureño, Philander Knox y Juan Paredes. Fue rechazado luego por las legislatures de ambos países.

Entre tanto, el derrocado general Manuel Bonilla, con la ayuda financiera de Samuel Zemurray y del presidente guatemalteco Manuel Estrada Cabrera, estaba conspirando para recuperar el poder.

Fue electo presidente constitucional el 1 de marzo de 1908. se enfrentó a la invasion de Manuel Bonilla. Por la gravedad del conflicto politico-militar, el gobierno de Estados Unidos de América intervino. Las negociaciones entre las fuerzas del gobierno y la oposición military de Manuel Bonilla, conocidas como Conferencias del Tacoma, con la mediación del gobierno norteamericano, se llevaron a bordo de un buque de guerra de este país anclado en la Bahía de Puerto Cortés, con la presencia del representante del departamento de Estado, Thomas C. Dawson. Como resultado de las conversaciones, el presidente Dávila renuncia y se nombra a Francisco Bertrand como gobernante provisional.

El día 28 de marzo de 1911 formalizó la renuncia a la presidencia ante el Congreso Nacional.

Falleció en Tegucigalpa el 12 de octubre de 1927.

El doctor Francisco Bertrand Barahona, fue presidente de Honduras en tres ocasiones, la primera lo fue como “Interino” entre los años de 1911 a 1912. La Segunda vez que fue presidente entre 1913-1915 cuando el General Manuel Bonilla Chirinos enfermo y se depositara la presidencia provisionalmente en la persona de Bertrand Barahona. La tercera ocasión de llevar los mandos de Honduras fue entre los años de 1915 de 1919.

FRANCISCO BERTRAND (1911-1919)

Nació el  9 de octubre de 1866 en Juticalpa, Olancho. Sus padres  fueron Pedro Bertrand y Josefa Barahona. Casado con Victoria Alvarado Buchard. Graduado de médico y cirujano. Diputado  por Olancho, nombrado segundo designado presidencial en 1904.

El doctor Francisco Bertrand Barahona, fue presidente de Honduras en tres ocasiones, la primera lo fue como “Interino” entre los años de 1911 a 1912 ya que fue intermediario y conciliador entre el gobierno de Miguel Rafael Dávila Cuéllar.

En octubre de 1911 se practicaron elecciones para escoger al Presidente y Vicepresidente de la República para el período 1912-1916. Los resultados electorales favorecieron a la fórmula Bonilla Chirinos – Bográn Barahona. El Vicepresidente Francisco Bográn Barahona presentó su renuncia el 22 de enero de 1912, a escasos días de la toma de posesión. Se practicaron elecciones para Vicepresidente y resultó electo Francisco Bertrand Barahona.

El 20 de marzo de 1913, gravemente enfermo el Presidente Manuel Bonilla Chirinos entrega la Presidencia al Vicepresidente Francisco Bertand Barahona. Durante el período comprendido del 20 de marzo de 1913 al 28 de julio de 1915 conduce los destinos de Honduras en su calidad de Vicepresidente finalizando  el período constitucional de Manuel Bonilla.  Deposita en el Primer designado Alberto Membreño Vásquez el 28 de julio de 1915  la administración del poder ejecutivo para buscar la elección presidencial.

En octubre de 1915 los resultados electorales dieron el triunfo a la fórmula de Francisco Bertrand y Alberto Membreño Vásquez como Presidente y Vicepresidente, respectivamente. Tomó poseción del cargo el 1º de febrero de 1916.

El gobierno de Bertrand dejó la carretera que, iniciada por Terencio Sierra hasta inmediaciones de Támara, se llevó hasta Comayagua; gran parte de la Casa Presidencial y el edificio de la Central de Telégrafos.

Por decreto legislativo del 4 de abril de 1919 se convocó a los hondureños para elegir las autoridades supremas de la República. La imposición del candidato oficialista Nazario Soriano nuevamente levantó la oposición contra el gobierno de Bertrand y la país volvió a la guerra civil. Durante los meses de julio-agosto Honduras es azotada por los efectos de la guerra  civil.

Al no garantizar una elección transparente y el conflicto armado se profundiza, Bertrand deposita el poder ejecutivo en un Consejo de Ministros a partir del 9 de septiembre de 1919 y sale rumbo a Estados Unidos de América. Regresa a Honduras en  junio de 1926, y se radica en la ciudad de La Ceiba en donde falleció el 15 de julio de 1926.

FRANCISCO BOGRAN (1919-1920)

El tercer presidente de la república del clan de los Leiva de Santa Bárbara, luego de su tío y suegro Ponciano Leiva y su hermano Luis Bográn. Nació en Pinalejo, Santa Bárbara,  en 1852.  Sus padres fueron Saturnino Bográn Bonilla y Saturnina Barahona Leiva. Graduado en Medicina. Casado con Guillermina Leiva, hija del ex -presidente Ponciano Leiva Madrid y Luisa Castro Acosta. 

Actúa como Presidente del 5 de octubre de 1919 al  1 de febrero de 1920, luego de la renuncia del presidente Bertrand, el vicepresidente y el primer designado presidencial. Él era el segundo designado. 

El 4 de abril de 1919, el pueblo de Honduras fue convocado a elecciones generales para elegir el Presidente y Vicepresidente. Las condiciones de la Primera Guerra Mundial tenía repercusiones porque  el Estado de Sitio no se había levantado en las principales ciudades. Para continuar en el control  de la administración pública, el Presidente Francisco Bertrand intentó imponer la candidatura del doctor Nazario Soriano. Los partidarios de Rafael López Gutierrez iniciaron un movimiento armado respaldado por los generales Vicente Tosta, Greogrio Ferrera y J. Ernesto Alvarado. Durante los meses de julio y agosto de 1919, el país de nuevo era devorado por las llamas de la pasión y la imposición política.

Los levantamientos armados contra el gobierno de Bertrand se regaron como pólvora en toda la geografía nacional. Por la intervención del Embajador norteamericano Thomas Sambola Jones, el Presidente Bertrand sale rumbo a Estados Unidos de América  depositando el poder ejecutivo en un Consejo de Ministros integrado por Salvador Aguirre, Gobernación, Jesús Bendaña, Relaciones Exteriores, Leopoldo Córdova, Hacienda y Crédito, Santiago Meza Cálix, Guerra  y Marina, Federico Smith Vanegas, Instrucción Pública, y Hector Valenzuela, Fomento, Obras Públicas y Agricultura.

Para el 16 de septiembre todos los Ministros habían presentado su renuncia. Se conforma un nuevo Consejo de Ministros integrado por Vicente Mejía Colindres, Gobernación,  Jesús M. Alvarado, Relaciones Exteriores, Antonio Bermúdez, Hacienda, Remigio Díaz Zelaya, Santiago Meza Cálix y Vicente Tosta Carrasco. El nuevo Consejo de Ministros hizo un llamado al Vicepresidente Alberto Membreño quien se encontraba en Guatemala. Argumentando motivos de salud el abogado Membreño renuncia a la vicepresidencia y el Primer designado doctor Nazario Soriano se encontraba fuera del país. Ante esta situación se llama al segundo designado doctor Francisco Bográn Barahona, asumiendo la titularidad del poder ejecutivo el 5 de octubre de 1919.

Del 26 al 28 de octubre se llevaron a cabo las elecciones generales. Fueron electos los candidatos del Partido Liberal Republicano, general Rafael López Gutierrez como Presidente y José María Ochoa Velásquez en el cargo de Vicepresidente. Ambos tomaron posesión del gobierno en Tegucigalpa el día 1 de febrero  de 1920.

Francisco Bográn falleció en Nueva Orleans, el 7 de diciembre de 1926.

Terminamos este período en este punto, porque es a partir de aquí que se desencadenan las fuerzas que permitirían la consolidación del estado nacional en el siglo XX y la dictadura del general Tiburcio Carías Andino.

SIGUE: DE LA DICTADURA AL ESTADO NACIONAL.

Honduras (1920-1954): Dictadura y Estado moderno

Fuentes de las imágenes: Wikipedia

Fuentes del texto: Presidentes de Honduras entre el siglo XIX y el XX; Presidentes de Honduras del siglo XIX y Presidentes de Honduras del siglo XX de Víctor Cáreces Lara.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019