/HONDURAS (1839-1870) EL NACIMIENTO DE LA REPÚBLICA

HONDURAS (1839-1870) EL NACIMIENTO DE LA REPÚBLICA

1839. Eran los días del fin de la Federación centroamericana, poco faltaba para la derrota del General Morazán. En Honduras, las fuerzas conservadores habían nombrado al general FRANCISCO ZELAYA Y AYES como presidente del nuevo estado.

Nació en Juticalpa, Olancho,  en 1798. Sus padres José María Zelaya López y Dominga Ayes. Casado con Guadalupe Gónzales Herrera en 1819, y en segundas nupcias con Mercedes Gónzales Herrera en Jocón, Olancho en marzo de 1835.

La Asamblea Legislativa lo nombró Presidente Interino. En Comayagua, el general José Trinidad Cabañas, leal morazanista, ocupaba la plaza. José Francisco Zelaya y Ayes tomó posesión del cargo el 21 de septiembre de 1839, en Juticalpa como sede del Ejecutivo. Centro América estaba en guerra. En guatemala, las fuerzas del general Carrera se habían alzado en contra del proyecto de federación y el ejército morazanista peleaba con los últimos recursos para mantener el sueño de una sola república. El 25 de septiembre de 1839, el general Morazán derrotó en San Pedro Perulapán a las tropas del general Francisco Ferrera. El Presidente Zelaya y Ayes fue informado de la derrota. Entretanto las tropas del general Cabañas que habían tomado Tegucigalpa, se reagruparon en Nacaome, para luego volver a El Salvador a sumarse a las fuerzas morazanistas. El 13 de noviembre de 1839, en la batalla de la Soledad (cerca de Tegucigalpa), las tropas del general Zelaya y Ayes son derrotadas por fuerzas del general Cabañas.

José Francisco Zelaya solicitó auxilio al gobierno de Nicaragua. Una columna al mando del general Manuel Quijano con 500 hombres llegó a auxiliarle, sumándose a su ejército en el sitio conocido como el Llano de El Potrero, a inmediaciones de Tegucigalpa y con el refuerzo de tropas olanchanas. El 31 de enero de 1840, el general Cabañas sufre un derrota significativa. El ejército de Morazán perdía la guerra. El 19 de marzo de 1840, las tropas del general Francisco Morazán fueron derrotadas en Guatemala y se inició la retirada hacia el Perú.

FRANCISCO FERRERA: Sastre, sacristán, militar, abogado​ y político. Fue jefe de Estado de Honduras entre 1833 a 1834 y seguidamente presidente de Honduras en tres ocasiones, en la última renunció.

El 6 de junio de 1840 el pueblo hondureño fue convocado a elecciones para elegir al Presidente de la nación. El general Francisco Ferrera llegó así a ser el primer Presidente Constitucional de la República de Honduras, tomando posesión del cargo el 1 de enero de 1841.

Golpeada por la guerra y la crisis económica, una violenta epidemia de viruela atacó Comayagua ese año. Tegucigalpa y la Paz también se vieron seriamente afectadas. Rápidamente, la epidemia se extendió por casi todo el país. El gobierno de Ferrera, empeñado en restablecer los privilegios de las clases dominantes luego del proyecto morazanista, reabrió el Colegio Tridentino de Comayagua, habilitó el Puerto de la Paz, hoy San Lorenzo, reorganizó el ejército y reestableció los diezmos abolidos por Diego Vigil y Cocaña en 1829. En 1843 ordenó la restitución de los bienes de la iglesia. Los levantamientos de Texiguat, Tegucigalpa, Liure, El Corpus y Danlí mantuvieron su administración envuelta en perseguir a los insurrectos. Francisco Ferrera finalizó su segundo mandato el 31 de diciembre de 1844, en aquel tiempo, el periodo presidencial duraba dos años.

CORONADO CHÁVEZ

La Cámara de Representantes eligió a Coronado Chávez  Presidente de Honduras para tomar posesión del cargo el 8 de enero de 1845 por un período de dos años. Integra el Consejo de Ministros, junto a Santos Guardiola y Casto Alvarado, el licenciado Juan Nepomuceno Fernández Lindo y Zelaya.

Juan Nepomuceno Fernández Lindo y Zelaya (generalmente conocido como Juan Lindo) fue presidente de la República de El Salvador de 1841 a 1842 y de La República de Honduras desde 1847 hasta 1852.

JUAN LINDO (1847-1852)

Juan Nepomuceno Fernández Lindo y Zelaya nació en la villa de Tegucigalpa el 16 de marzo de 1790. Se graduó de Licenciado en Leyes en México y fue servidor incondicional del régimen español.

Al momento de la independencia influyó para que Comayagua hiciera causa común con el imperio mexicano y no con Guatemala. Fue diputado del Congreso Imperial reunido en México y después gobernador de la provincia de Comayagua. Como presidente de Honduras jugó políticas diferentes en sus dos períodos (12 de febrero de 1847 al 1 de febrero de 1852), una conservadora, la otra unionista. Sirvió con lealtad al General Cabañas. Durante su gobierno se creó la Universidad Nacional, fundada por el Sacerdote José Trinidad Reyes.

La Cámara nombró al Dr. Juan Fernández Lindo, por no haber aceptado la Presidencia el General Francisco Ferrera, para el cargo el 13 de Enero de 1847, habiendo tomado posesión el 12 de Febrero siguiente. Declaró la guerra a los Estados Unidos de Norte América en favor de México en 1847. Se opuso el General Rafael Carrera y decretó una nueva Constitución Política en 1848. Fue electo por 4 años y como Vice-presidente don Felipe Bustillo.

FRANCISCO GOMEZ (1852)

Nació en Juticalpa, Olancho. Hijo de Francisco Gómez Midence y Nora Argüelles. Casado con Nieves Cabañas Fiallos, hermana del general José Trinidad Cabañas.

Al finalizar el segundo período constitucional del Presidente Juan Lindo, la sucesión presidencial no estaba oficializada, se nombró al abogado y general Francisco Gómez Presidente Interino para el período del 1 de febrero al 1 de marzo de 1852. La administración del Senador Francisco Gómez fue provisional, por cuanto el Presidente electo, el General Cabañas, estaba en camino para tomar posesión del cargo. El 1 de marzo de 1852 tomó posesión como Presidente de Honduras, José Trinidad Cabañas Fiallos.

Fueron tiempos muy difíciles para la administración por cuanto los escasos recursos de la Hacienda Pública y los empréstitos forzosos se destinaban a la defensa del país. Para 1854, el general Cabañas le nombra en una misión militar a Nicaragua para apoyar a los partidarios de la exfederación centroamericana. Llegó a un lugar llamado Jalteva, cercano a Granada, el 16 de julio de 1854. Intentaron tomar la ciudad que era defendida por fuerzas militares del presidente Frutos Chamorro.

Atacado por el cólera, Francisco Gómez murió el 25 de julio de 1854, en la ruta a la ciudad de Granada, Nicaragua.

José Trinidad Cabañas se desempeñó como Presidente de Honduras por dos períodos separados: del 1 de marzo al 6 de julio de 1852. Y del 31 de diciembre de 1853 al 6 de junio de 1855. Fue un político general y liberal cuyo papel en La historia hondureña comenzó durante la Guerra Civil 1826-29. Se convirtió en un héroe de América Central, cuando intentó reunir a América Central, durante el mandato de Francisco Morazán y después de la muerte del unionista.

JOSE TRINIDAD CABAÑAS (1852-1855)

Cabañas fue el más fiel defensor de las ideas liberales y del unionismo centroamericano en Honduras, después del general Morazán. Ingresó al ejército de la República Federal de Centroamérica y fue lugarteniente del Gral. Francisco Morazán, llegando a ser general del Ejército Federal. Combatió en numerosas batallas durante las luchas internas de la Federación Centroamericana, destacándose en las batallas de El Espíritu Santo, el 6 de abril de 1839 y de San Pedro Perulapán el 25 de septiembre de 1839, en territorio salvadoreño.

Tras la derrota liberal en 1840 se exilió en Panamá junto con el general Morazán. Después de la muerte de Morazán, en Costa Rica, el Gral. Cabañas regresó a El Salvador donde vivió por varios años. Colaboró en el gobierno de los presidentes salvadoreños Eugenio Aguilar y Doroteo Vasconcelos.

Elegido Presidente de Honduras, tomó posesión el lº de marzo de 1852. Cuando su gobierno, intentó restablecer la Federación Centroamericana, entró en conflicto con el gobierno conservador de Guatemala, que presidía Rafael Carrera. Los conservadores hondureños con el apoyo de Carrera, invadieron el país y derrotaron a Cabañas en la batalla de Masaguara, el 6 de octubre de 1855, obligándolo a renunciar a la presidencia.

Se refugió en El Salvador, donde sirvió como ministro en el gobierno de su amigo Gerardo Barrios (1858-1863) En los últimos años de su vida, el Gral. Cabañas se retiró de la política y pudo regresar a Honduras y establecerse en Comayagua donde falleció en 1871.

Luego de su muerte, El Gobierno de Honduras le otorgó el título de «Soldado de la Patria» y la República de El Salvador nombró a uno de sus departamentos, en su honor.

FRANCISCO DE AGUILAR (1856)

Ocupando el cargo de Senador por Comayagua, Francisco Aguilar fue designado Presidente Interino en tanto se celebraban las elecciones generales. Recibe el Poder Ejecutivo de manos del Vice-Presidente Jose Santiago Bueso Soto.

El 11 de febrero de 1856, la Cámara de Diputados y Senadores, en Asamblea General fue verificado el escrutinio celebrado en diciembre de 1855, y no encontrando mayoría absoluta entre los candidatos, se procedió conforme al artículo 38 de la Constitución de 1848, eligiendo al General Santos Guardiola y Jose Maria Lazo, presidente Constitucional y Vice-Presidente, respectivamente.

Francisco Aguilar fue Magistrado a la Corte Suprema de Justicia en Comayagua, diputado en la Asamblea Constituyente del 7 de octubre de 1838, por Comayagua, actuó como Secretario. Ministro de Hacienda en agosto de 1839 a enero de 1840, durante la administración de Francisco Zelaya y Ayes. Senador por Comayagua en 1853-1855. Consejero de Estado del 1855-1856. Magistrado a la Corte de Justicia en 1858.

Guardiola fué hijo de Bibiana Bustillo y Esteban Guardiola. Nació en Tegucigalpa el 1 de noviembre de 1816. Asumió la presidencia del Estado de Honduras el 17 de febrero de 1856. Su amistad con los ingleses facilitó la devolución a Honduras de las islas de la Bahía y la Mosquitia. Combatió al filibustero norteamericano William Walker. Murió asesinado por miembros de su guardia personal el 11 de enero de 1862.

JOSE SANTOS GUARDIOLA (1856-1862)

Su administración fue una de las más liberales que se ha tenido en Honduras —más incluso que la del general Cabañas— a pesar de pertenecer al Partido Conservador. Otorgo libertad de prensa, de sufragio y de locomoción; respetó y garantizó la libertad individual y regularizó las relaciones entre la iglesia y el Estado. Celebró en 1856 un Tratado con Guatemala y El Salvador a fin de enviar apoyo a Nicaragua en la lucha contra el filibusterismo. Combatió a William Walker, derrotándolo en El Obraje y regresó a Honduras, una vez que aquél capítulo en la fragata «SANTA ANA» en San Juan del Sur. Consiguió mediante el Tratado Wyke-Cruz, que Inglaterra devolviera a Honduras las Islas de la Bahía y La Mosquitia, dejándoles a sus habitantes la libertad de culto. En su período volvió William Walker por Trujillo.

Guardiola comisionó al General Mariano Alvarez para combatirlo. Perseguido, fue capturado en la desembocadura del Rio Tinto, y enjuiciado, se le pasó por las armas en Trujillo el día 12 de Septiembre de 1860.

El vicario de Comayagua Miguel del Cid, enemistado con el General Guardiola, lo excomulgó, pero el Papa Pio IX levantó la excomunión y nombró como Obispo de Honduras a Fray Juan de Jesús Zepeda y Zepeda.

El General Guardiola dió libertad de prensa y para defenderse de los cargos que le hacía la oposición, fundó él mismo el periódico que llamó «EL VIGILANTE».

El Mayor de Plaza de Comayagua, Pablo Agurcia, en conspiración con sectores conservadores y de la iglesia católica, lo asesinó el 11 de Enero de 1862, siendo éste el único magnicidio que se ha cometido en Honduras.

JOSE FRANCISCO MONTES (1862-1863)

Nació en Comayagua. Sus padres fueron Juan José Montes y Clara Fonseca. Senador Presidente en la Cámara general  en 1860. Ministro de Hacienda y Guerra en 1876 en la administración de José María Medina. Por sus altos méritos y servicios a la Patria, el Presidente general Luís Bográn, en 1888, le concedió una pensión vitalicia de 100 pesos.

Cuando el asesinato del general José Santos Guardiola el 11 de enero de 1862, el Vicepresidente Victoriano Castellanos se encontraba en Suchitoto, El Salvador. La Cámara general designó al Senador Francisco Montes para ocupar la presidencia en forma interina. Asumió el 11 de enero y su preocupación inmediata era ordenar la captura de los asesinos de Guardiola. Da captura y con la presencia de tropas encabezadas por José María Medina, los somete a corte marcial y son condenados a pena capital por fusilamiento.

Asume la presidencia don Victoriano Castellanos en Guarita, Lempira, el cuatro de febrero de 1862. Se traslada a Los Llanos de Santa Rosa y recibe de José María Medina la ratificación del cargo de Presidente de Honduras. Pero Victoriano Castellanos era débil de salud e hizo entrega del poder, nuevamente, al Senador Francisco Montes, el 4 de diciembre de 1862.

El 10 de junio de 1863, tropas de Guatemala al mando del general Vicente Cerna, ocuparon Comayagua en respaldo a las intenciones del general José María Medina, que venía conspirando para lograr la presidencia desde tiempos de Guardiola. Toman Los Llanos de Santa Rosa el 15 de junio de 1863. José María Medida se proclama Presidente de Honduras y avanza sobre la capital Comayagua. Ocupó la ciudad el 19 de julio de 1863. El 7 de septiembre de 1863, el senador Francisco Montes se presentó al cuartel general de Medina acantonado en La Paz a presentar su rendición incondicional. Falleció ese año en la ciudad de Comayagua.

Entra aquí una de las figuras más importantes de la Historia hondureña.

A los 18 años se alistó en el Ejército hondureño. Participó en la campaña contra los filibusteros de Walker. Fue Senador y Presidente de Honduras en cuatro oportunidades. En uno de sus períodos constitucionales, 1864–1866, ocurrieron las famosas rebelión y «ahorcancina» de Olancho.

JOSE MARIA MEDINA (1863, 1864-1872)

El General José María Medina sometió a juicio sumario a los asesinos del General Guardiola, condenándolos a morir fusilados por la espalda. El Vice-Presidente Victoriano Castellanos se hallaba enfermo en El Salvador, pero regresó a Honduras, e instalo su Gobierno en Santa Rosa de Copán. El General Medina al saberlo, inmediatamente le dio su reconocimiento y más luego, como Presidente que era de la Asamblea, juramentó a Castellanos para que tomara legalmente posesión de la Presidencia.

Resultó electo como Presidente de la República en los comicios y como Vice-Presidente el General Florencio Xatruch para el período de 15 de febrero de 1864 al primero de Febrero de 1866. Tomo posesión del cargo en la ciudad de Gracias.

En 1866, en Olancho hubo un levantamiento de grandes proporciones contra su gobierno. El General Medina, conocido con el remoquete de «Medinón» por su gran talla, personalmente y asesorado por el General José Antonio Medina, «Medinita», hizo una tremenda carniceria para someter por el terror a los insurrectos, período éste que se conoce en nuestra historia con el nombre de la «Ahorcamiento de Olancho”.

Fue nuevamente electo para el período presidencial 1866–1870. Durante este segundo período intentó llevar a cabó la construcción del Ferrocarril Interoceánico, que hubiera sido el primero de esta clase en América, y para ello autorizó a los Ministros de Honduras en Francia e Inglaterra, Victor Herrán y Carlos Gutiérrez para contratar ambos un emprestito en nombre de Honduras en Londres, por un millón de Libras Esterlinas, con la cual se consiguió la construcción de la línea férrea entre Puerto Cortés y la Pimienta, en su trayecto de 53 millas.

Esa deuda pesó por muchos años en nuestra economía nacional hasta que dejo de ser cuando la canceló el Dr. Miguel Paz Barahona en 1926; el Presidente Medina acordó nuestro Pabellón Nacional.

El Congreso Nacional eligió por tercera vez al General Medina para el siguiente período de 4 años que comenzaría el 1o. de Febrero de 1870, pero no pudo terminarlo. Fue derrocado por las fuerzas apoyadas por el presidente de Guatemala Justo Rufino Barrios, que llevaron a la presidencia a Marco Aurelio Soto.

Murió fusilado en Santa rosa de Copán durante el gobierno de Marco Aurelio Soto en 1878.

Sigue: LA REFORMA LIBERAL Y LOS 50 AÑOS DE MONTONERAS

Imágenes tomadas de Wikipedia.

Fuentes del texto: Presidentes de Honduras entre el siglo XIX y el XX; Presidentes de Honduras del siglo XIX y Presidentes de Honduras del siglo XX de Víctor Cáreces Lara.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.