Honduras

DR. SEBI, EL CURANDERO DE LAS ESTRELLAS (Parte 1 de 2)

el

LA CÁRCEL DE LA CEIBA

Alfredo Bowman, más ampliamente conocido como Doctor Sebi, se reportó enfermo de neumonía cuando estaba en prisión en la ciudad de La Ceiba, a unos 400 km de Tegucigalpa. Las condiciones de la cárcel a la orilla del mar, la humedad del piso de hormigón y la depresión deterioraron su salud acelerando su muerte.

«Él no tenía la dieta apropiada y algunos dicen que no mucha comida en lo absoluto. Estaba viviendo en la miseria y sin sus hierbas para ayudarlo a recuperarse», afirmó Mel Watkins, amigo del doctor Sebi, quien calificó la comida de la cárcel como algo que no alimentaría ni a su perro.

Pamela, de 30 años, es madre de la última de 17 hijos de Dr. Sebi, una niña de cinco años. Ella lo visitó en la cárcel varias veces. Según afirmó, le llevaba comida y sus hierbas para cuidar su salud.

«Al final dejó de comer del todo. Estaba deprimido, sentía que todos lo habían abandonado», dijo Pamela.

Junia Garden, un exfutbolista de primera división y amigo de Dr. Sebi, fue quien encontró su cuerpo.

«Fui a visitarlo esta mañana a su celda, entré y me quedé mirándolo. Ya no estaba respirando», dijo Garden.

Dr. Sebi Fue trasladado al hospital D´Antoni, el mejor Hospital de La Ceiba, el 6 de agosto de 2016. El Dr. Edwin Interiano lo recibió. Cuando llegó al hospital, ya estaba muerto.  Tenía 83 años.

El 28 de mayo de 2016, Dr. Sebi y su socio Pablo Medina Gamboa fueron detenidos en el aeropuerto de la isla de Roatán cuando intentaban tomar un vuelo privado a La Ceiba, con un total de 50,000 dólares en efectivo: $20,000 en posesión de Dr. Sebi y $ 30,000 en Gamboa. Según trascendió a la prensa, Sebi reportó el origen del dinero como producto de la venta de las medicinas que fabricaba. Las autoridades judiciales le dieron cita en la corte para el 3 de junio, a donde debía presentarse con la documentación que acreditara la procedencia del dinero.

El día de la audiencia, el Ministerio Público reportó que Dr. Sebi tenía ya un expediente en similares circunstancias. Meses atrás intentó ingresar al país sin reportar unos 30,000 dólares. En aquella primera ocasión comprobó el origen de los fondos, pero una reforma  aprobada por el Congreso Nacional al Código Procesal Penal derogó la discrecionalidad de los jueces a la hora de otorgar medidas cautelares por los delitos de lavado de activos y conexos con el narcotráfico, lo cual quitó a Sebi la posibilidad de ser juzgado en libertad —a pesar de su avanzada edad— y fue enviado a prisión preventiva el 3 de junio de 2016, bajo los cargos de lavado de activos.

Dr. Sebi, quien decía ser amigo íntimo de muchas celebridades, era desconocido en Honduras, su muerte apenas trascendió en la prensa como una noticia peculiar, de aquel hombre que decía curar el SIDA y había «tratado» a Michael Jackson.

En esta nota, entregada en dos partes, contaremos la historia de Doctor Sebi, el curandero de las estrellas, que aseguraba tener las curas para casi todas las enfermedades y murió en la cárcel en un proceso de lavados de activos.

Doctor Sebi arrestado

Doctor Sebi y su amigo Pablo Medina al momento de ser arrestados en el aeropuerto de Roatán.

ALFREDO BOWMAN, EL ORIGEN DE DOCTOR SEBI

Según sus propios testimonios, Dr. Sebi nació el 26 de noviembre de 1933 en el pueblo de llanga en el norte de Honduras, cerca de Trujillo. Se le llamó Alfredo Bowman, hijo de un isleño y una garífuna. En aquel tiempo, el puerto de Trujillo era un lugar aislado y distante, se necesitaba de varias semanas de camino para llegar a Tegucigalpa o San Pedro Sula. Era más fácil viajar a New Orleans que al interior del país.

Dr. Sebi no era doctor en realidad, ese título lo inventó apelando al prestigio médico, como una marca para el tratamiento que él creó. Nunca asistió a la escuela, en los años treinta y cuarenta en Honduras, solo un pequeño grupo de niños de las ciudades principales recibían educación formal. Muy joven se fue a La Ceiba, en donde las oportunidades laborales eran mejores para los jóvenes negros. Comenzó a trabajar en el puerto cargando los barcos de bananos que luego partían a Estados Unidos. Al poco tiempo logró convertirse en marinero. Fue en alta mar en donde aprendió el funcionamiento de los drenajes de los barcos —su trabajo era limpiarlos—, y según él mismo explicara años después, ese mismo principio aplicó al cuerpo humano.

Llegó a los Estados Unidos con muchos problemas de salud. A Sebi le gustaba contar cómo, a sus 30 años, había desarrollado asma, diabetes, impotencia, esquizofrenia y obesidad, según él, pesaba más de doscientas cincuenta libras.

A principio de los años 60 Sebí buscó atención médica para sus problemas de salud. Fue incluso internado por esquizofrenia y paranoia en un sanatorio de New Jersey en 1961. Pero ninguno de los tratamientos a que se sometió dieron resultado positivo. Hasta que su búsqueda lo llevó a un herbolario en México, Alfredo Cortés, quien lo curó y quien se convirtió en su maestro. Allí nació Doctor Sebi.

Fotograma de video en homenaje a Doctor Sebi, fundador de Usha Village.

Fotograma de video en homenaje a Doctor Sebi, fundador de Usha Village.

USHA VILLAGE

La estancia de siete días en el Usha Village tiene un costo de 1,o00.00 dólares por persona, según indica su página web. Debe además ser acompañado por una persona más en el tratamiento a un costo de 75 dólares por día. El tratamiento básico tiene un costo de 750 dólares el frasco.

«Siempre hemos cobrado 250 dólares por la primera consulta para obtener los compuestos de hierbas. En el SIDA, lo aumentamos a $500, debido a la razón psicológica que va junto con el precio. Cuando alguien invierte suficiente dinero, van a mantenerse en el programa », afirmó  Sebi en una entrevista por CBS-TV’s.

Usha está ubicada afuera de Jutiapa, Atlántida, a unos 30 minutos al este de La Ceiba en la carretera que conduce a Tocoa, a las faldas del Pico Bonito. Es un lugar conocido en Honduras por ser un punto estratégico de narco laboratorios y empaque para embarque de cocaína a los Estados Unidos. El pueblo puede parecer un pequeño mercado. Una posta de policía, en donde conversan y comparan armas los agentes asignados a la estación policial y los pandilleros de la zona.

«Si la familia no quiere que investigue sobre Dr. Sebi, es mejor que no lo haga», dijo el comandante de la estación policial cuando le preguntamos por el famoso vecino.

Usha Village, foto de drsebi.blogspot.com

Usha Village, foto de drsebi.blogspot.com

El dueño del pequeño comedor afuera de Usha fue enfático al afirmar que el centro poco se involucraba con la vida de la comunidad.

«Aquí vemos los carros entrar y salir solamente. Dicen que es gente famosa, pero nunca sabemos quién», dijo el tendero.

Para este reportaje intentamos varias veces contactar a Saama Bowman para entrevista. Fuimos a Usha Village y un hombre fuertemente armado nos recibió en la entrada para comunicarnos que no podíamos entrar.

«Es mejor que dejen de insistir, no los vamos a recibir», dijo por teléfono Samanta, administradora del centro Usha Village, cuando le pedimos una entrevista para conocer el centro.

Pamela, la última pareja conocida de Dr Sebi y madre de la última de 17 hijos, definió a Usha Villages en una conversación afuera del centro, como un lugar agradable, con piscinas de aguas termales y tranquilo. Ella afirmó ademas que vio morir por lo menos a cuatro personas adentro de Usha Village. Cuando le preguntamos si había habido alguna consecuencia legal por las muertes, ella dijo que no, «porque ya estaban muy enfermos».

El centro Usha Village no ha sido supervisado o inspeccionado por autoridades de salud de Honduras. No existe registro al respecto. Eso, porque no se definen como un centro de salud, sino de nutrición y las normas para ello son más flexibles en el país.

hulu_et_a4michaeljackson_040615

MICHAEL JACKSON NO CREÍA EN MÍ

«Escuchó de mí en una revista y mandó a su hermano Randy, a quien conozco desde hace 12 años. Él me dijo: doctor Sebi, Michael lo quiere ver, ¿para qué?, pregunté, para que esté a su lado, necesita su ayuda, contestó».

Eran los meses previos a las últimas demandas de que recibió Jackson —incluyendo las de abuso sexual a menores— por las cuales pagó 3.6 millones de dólares. Según Dr. Sebi, sus remedios le llegaron tan bien a Jackson «que en las primeras tres semanas ya estaba cantando y durmiendo bien».

«Está bien, dije, pero debe haber un contrato. Cuando fui a su casa, Michael me preguntó cuánto iba a cobrarle y le dije dos mil dólares al día. Está bien, manifestó. En seis meses lo he recuperado de la muerte» afirmó Dr Sebi en una entrevista con el diario hondureño La Prensa, citada por la French Associated Press.

«Él estaba tomando pastillas para dormir. No podía dormir. Estaba temblando. Estaba intoxicado de tanto químico que su cuerpo no podía expulsar», dijo.

Sebi afirmó en las entrevistas a los medios que Michael Jackson no creía en él. Para eso debió curar a un amigo de Guatemala que padecía diabetes y aún después, no convencido, también curó de lupus a su secretario privado.

«Por último mandó a traer a su amiga de Noruega, se llama Helga, estábamos en Orlando y no sabía que la mujer estaba paralizada porque cuando la atendí estaba tapada, tendida en la cama y allí le di los remedios», explicó.

«A los cuatro días, Michael Jackson vino a decirme emocionado: doctor Sebi, Helga está bailando y caminando, y dije ¿y qué?, yo no sabía que cuando llegó venía en una silla de ruedas».

Durante los meses de febrero y marzo de 2004, prestigiosas cadenas de televisión norteamericana informaron que el “Rey del Pop” estaba siendo tratado por un médico naturista.

«Le di el Biomineral Africano que se compone del sistema de limpieza intracelular y revitalización de las células eléctricamente con plantas naturales», explicó Sebi, quien manifestó además que la enfermedad de Jackson fue provocada por los químicos inorgánicos y carcinógenos que recibía de los médicos.

«Ya sabía eso y entendía que debía hacer una limpieza intracelular y lo hice, le di energía y todos los medios de comunicación me llamaban. El programa “Celebrity Justin’s” me preguntaba qué le había dado y quién era yo, me llamó CNN y las grandes cadenas como NBC y CBS… pero no les he dicho nada porque he estado ocupado en Honduras», afirmó.

Pero aunque Dr. Sebi asegura que Jackson estaba complacido con el tratamiento a que fue sometido, al punto de recuperarle de la muerte, cuando Jackson no pagó lo que según Sebi habían acordado, lo demandó por 380,000 dólares. Sebi contaba como Randy Jackson le dio solo 10,000 dólares como “pago completo” por sus servicios.

«Mi contador les dio un ultimátum, porque sentía que era realmente abusivo, porque lo que hice por Michael, todo el mundo lo vio», afirmó Dr. Sebi.

«Me siento muy, muy triste, porque lo que le ofrecimos no lo encontrará en ningún otro lugar», afirmó.

La demanda contra Michael Jackson fue desestimada en 2015.

sebi-1

La cantante R&B Lisa Lopes poco antes de su muerte. acompañada de Dr. Sebi en Usha Village. Lisa solía frecuentar el centro regularmente.

LISA LOPES: «TODOS ESTAMOS ENFERMOS»

El 25 de abril de 2002, Lisa “Left Eye” Lopes del grupo TLC murió en un accidente automovilístico volviendo del centro de Dr Sebi. Iba a alta velocidad y perdió el control de su vehículo. Tenía 30 años. Su repentina muerte  en el auge de la popularidad provocó rumores de que el accidente había sido en realidad un atentado. Lisa Lopes era una fiel defensora del tratamiento de Dr. Sebi.

Pero ese no fue el único accidente de tránsito en que Lopes se vio involucrada en esa visita a Honduras. En un reporte del diario La Prensa del 6 de abril de 2002 se indica que Lisa Lopes estuvo involucrada en la muerte de un niño de 10 años, semanas antes del accidente que le causó la muerte a la cantante.

El rotativo destacó que Lopes, quien integraba el grupo TLC, viajaba en el coche que el 6 de abril atropelló al menor Bayron Isaúl Fuentes, quien posteriormente falleció. El accidente se registró en una autopista que conduce desde San Pedro Sula a El Progreso, en el norte de Honduras, de camino a Jutiapa, donde Dr. Sebi mantiene su centro Usha Village.

El auto en el que viajaba Lisa Lopes era conducido por una mujer identificada como Stefani, añadió el rotativo, que citó como fuentes a familiares del niño que identificaron a la artista tras su deceso el jueves en el Caribe hondureño.

tlc-left-eye-2

Miguel Ángel Rivera, tío del niño fallecido, dijo que identificaron a la cantante por los tatuajes en sus brazos y un pendiente en la ceja del ojo izquierdo.

Glenda Rivera, también tía del menor, declaró que el día del accidente anotaron el nombre de Lisa Lopes y le preguntaron si era pandillera, por los tatuajes que la cantante llevaba en su cuerpo, a lo que ella respondió que no, y añadió que residía en Atlanta (Estados Unidos).

Los parientes del niño dicen que no procedieron judicialmente porque Stefani y Lisa Lopes contrataron los servicios de un abogado y se responsabilizaron por la hospitalización y demás gastos por la muerte del niño.

Lopes pagó alrededor de 3,700 dólares por el cuidado médico y el funeral del niño y también le dio a la familia unos $925. La familia del chico muerto quedó satisfecha. Nadie la culpó.

Según consta en un video de Usha Village, el centro de sanación de Dr. Sebi, Lopes le preguntó a Sebi, qué debía hacer para mantener una vida de paz y salud, y él le recetó ayunar 40 días y 40 noches como lo hizo Jesucristo.

«Lisa ayunó 42 días y 42 noches. Llegó a mi choza a las dos de la madrugada y le pregunté ¿qué vio Lisa?”, “Ví a Dios”, respondió, “¿y que vio de Dios?”, volví a preguntarle, “Que la única cosa que debemos ofrecer el uno al otro es compasión, porque todos estamos enfermos”, replicó».

Wanda, madre de Lopes, intentó demandar a la Mitsubishi Motors porque según ella, la camioneta Montero era un modelo que tendía a darse vuelta en las curvas, según reporte de Consumer Reports 2001.

Un documental sobre Lisa Lopes titulado “The Last Days of Left Eye” fue presentado en el Atlanta Film Festival en abril de 2007. Gran parte de las tomas fueron grabadas en  Usha Village. La película captura el momento del accidente automovilístico en donde murió el menor Bayron Isaúl Fuentes. En el documental  Lopes afirma que siente la presencia de un espíritu alrededor de ella. La producción muestra además el momento en donde Lopez muere.

left-eye-lisa-lopes-5

El vehículo en que se conducía Lisa Lopes al momento del accidente.

LA DIETA ALCALINA

Dr Sebi afirmó haber viajado a Sudáfrica para ofrecer su ayuda y tratar a pacientes con SIDA. Según él, conocía la forma de curar la enfermedad, a través de su diera alcalina.

«Al inicio obtuve respuestas positivas, pero los ministros de Salud terminaron orientándose a la medicina convencional. Puedo decir que no hay líder africano interesado en la cura del SIDA. Hablé con el ministro de Salud, con técnicos de laboratorio, farmacéuticos, y me miraban como si violaba algo», dijo.

Sebi dividía todos los alimentos en seis categorías: directo, crudo, muertos, híbrido, o con fármacos genéticamente. Su dieta enfatiza lo que él llama «alimentos eléctricos». Según Sebi, estos alimentos son alcalinos y pueden ayudar a curar el cuerpo de los alimentos ácidos, que incluyen todas las carnes, aves, mariscos, productos que contienen un agente de fermentación como la levadura, artículos sintéticos o procesados, alcohol, el azúcar, la sal yodada.

«Usted evitará todas las frutas sin semillas, cultivos por insectos o resistentes a la intemperie, como el maíz o determinados tomates, y cualquier cosa con vitaminas o minerales añadidos. En su lugar, va a comer la fruta madura, verduras sin almidón, verdes, especialmente de hojas; nueces y mantequillas de frutos secos crudos; y granos como la quinua, el centeno o kamut», indica la página web de Usha Village.

Expertos en nutrición advierten, sin embargo, sobre las dietas alcalinas, porque reduce o elimina categorías completas de alimentos y puede tener deficiencia de nutrientes esenciales como el hierro, calcio, vitamina D, vitamina B-12 y los ácidos grasos omega-3.

Forest-Wilson-Cactus-salsa-food-prep

Sebi afirmaba que su dieta funciona porque las enfermedades e infecciones son causadas por una acumulación de moco que sólo puede ser rectificada por su plan alcalino. Esta dieta, según dr. Sebi, cambia el pH de los fluidos corporales, es decir, que cambia la acidez o basicidad (alcalinidad) de la sangre y todos los fluidos del cuerpo. Permite asentar más fácilmente las sales que fortalecen los huesos, eliminar algunos metabolitos peligrosos y modificar la fisiología en varios aspectos beneficiosos.

Según los defensores de esta idea, las células cancerosas se encuentran en un entorno ácido a su alrededor. Al aumentar el pH (y bajar la acidez) prevenimos el entorno de las células cancerosas, evitando su formación o, incluso, matándolas.

Los detractores de esa teoría por su parte afirman que «alterar el ambiente de las células del cuerpo humano para crear un entorno menos ácido no es posible».

Y está bien que así sea, dicen los distintos estudios sobre este tipo de dieta que califican como engañosa. Según ellos, incluso pequeños cambios en el pH pueden provocarnos graves trastornos capaces de poner en serio riesgo la vida.

«Para evitarlo, nuestro organismo dispone de varios mecanismos que permiten mantener el equilibrio ácido-base, como por ejemplo la capacidad tampón de la sangre o las funciones respiratorias y renales. El único fluido que ve afectado su pH por la dieta es la orina, precisamente porque es uno de los mecanismos que ayudan a mantener ese equilibrio».

Asistencia en la investigación de Raúl Valdivia.

En la segunda parte de esta historia, doctor Sebi fue demandado por la corte de Nueva York, una demanda que levantó su fama a nivel internacional, los secretos de la fórmula de doctor Sebi y los problemas legales adentro de su empresa que provocaron su desgracia.

Captura de pantalla 2017-04-27 a la(s) 08.21.45

Acerca Oscar Estrada

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.

Recommended for you