Honduras

DR. SEBI, EL CURANDERO DE LAS ESTRELLAS (PARTE 2)

el

Alfredo Bowman, también conocido como dr. Sebi, creó una de las marcas de dieta alcalina más populares entre la población afrodescendiente de Norteamérica y el caribe, Dr. Sebi Cell Food. Su carisma y popularidad le permitió tratar a varias estrellas de la cultura pop norteamericana, como Michael Jackson, Edy Murphy y Lisa Lopes. Eso sin embargo no le impidió ser objeto de varias demandas que le acusaban de estafador. En 2016 fue acusado de lavado de activos al ser detenido con varios miles de dólares en su posesión. Su avanzada edad y su detención le llevaron a la muerte.  En esta segunda parte de la investigación sobre dr. Sebi, conocemos sobre su proceso criminal en New York y Los Ángeles, sus intentos de vender lo que llamó El Gen Africano a dictadores de varios países de África y las peleas internas de la compañía que le separaron de la administración de la empresa.

Lea aquí la primera parte de esta investigación sobre dr. Sebi:

Captura de pantalla 2017-04-27 a la(s) 07.59.41

NEW YORK «NOT GUILTY»

En 1985, doctor Sebi colocó un anuncio en The Amsterdam News, The New York Post y The Village que decía: «El SIDA ha sido curado por el Instituto de Investigación Usha. Nos especializamos en la cura de célula falciforme, lupus, ceguera, herpes, cáncer y otros».

«Un joven con SIDA vino a mí, me fue enviado desde Memorial Hospital en Boston. Estaba a punto de morir, y ya tenía su ataúd en el hospital. El joven era de Washington, D.C., y la entonces editora de Financial Independence Magazine me llamó y me dijo: “¿Alguna vez has tratado el SIDA?” Dije que no. Pero ella había visto a gente que vino a mí con anemia de células falciformes, con leucemia y con ceguera que se curó en Washington, D.C. Le dije: “Nunca he curado el SIDA antes”. Ella dijo que su cuñado tenía SIDA. Yo estaba en Puerto Rico en ese momento, y le dije que volara a Nueva York, donde tengo un centro en la esquina de Flatbush y 5th Ave. Le dije que fuera allí. Ella lo hizo», afirmó Dr. Sebi en una entrevista a un medio norteamericano.

«Mike estaba en la cama gimiendo y gimiendo, su ataúd en la habitación. Eso fue el sábado. Le dieron a Mike el tratamiento y unas horas después abrió los ojos. El domingo por la mañana Mike se sentó en la cama. El lunes, martes, miércoles se está bañando a sí mismo. Regresó dos meses más tarde al hospital y le dijeron que ya no tenía SIDA, que debieron haber cometido un error», concluyó dr. Sebi.

Según Dr. Sebi poco después usó ese tratamiento con un haitiano y también le curó del SIDA. Luego a otro haitiano y luego a un puertorriqueño.

«Cuando yo tuve 5 enfermos de SIDA que fueron curados comencé a publicar anuncios en los periódicos diciendo que había curado el SIDA», afirmó.

Dr. Sebi describió por varios medios cómo fue arrestado en 1987 por un proceso iniciado en su contra en una corte criminal de Nueva York, por anunciar al mundo que curaba el SIDA y el cáncer. Según él, ganó la demanda porque pudo probar a la Corte Suprema, a través de 70 personas, que en efecto era capaz de curar todo lo que decía.

La demanda del Gran Jurado afirmaba: «Sr. Alfred Bowman AKA Dr. Sebi, por la presente se le acusa de practicar medicina sin licencia, vendiendo productos no aprobado por la FDA y afirmando curar el SIDA y otras enfermedades que es una afirmación fraudulenta».

«Antes del juicio, el juez había pedido que proporcionara un testigo por cada enfermedad que había pretendido curar, sin embargo, cuando 70 testigos en persona se reunieron con él en el tribunal, el juez no tuvo otra opción que proclamarme NO CULPABLE en todas las cuentas», afirmó Sebi en distintas entrevistas.

dr.-sebi-1-e1442015137219

Sin embargo, cuando hicimos un estudio más minucioso del caso, descubrimos que no fue la «Corte Suprema» quien desestimó el caso de Dr. Sebi, como él hizo creer, sino el Tribunal Supremo de Brooklyn, que es el tribunal penal del condado y contrario a los que el mito de dr. Sebi afirma, el Tribunal nunca dijo que él podía curar nada.

En el juicio Alfredo Bowman fue acusado de practicar la medicina sin licencia. La defensa demostró que no estaba practicando la medicina, sólo dando suplementos de hierbas, y por lo tanto fue absuelto. Un juego de palabras permitió a la defensa que el jurado considerara a dr. Sebi “no culpable”, porque el fiscal no fue capaz de presentar un caso en donde él diagnosticara a alguien o prescribiera sustancias medicinales.

Dr. Sebi sin embargo, aprovechó las débiles leyes con respecto a las reclamaciones sobre sustancias que no son ilegales, controladas o reguladas por la FDA, para afirmar que la «Corte Suprema» admitió que él, en efecto, podía curar cualquier cosa.

Posteriormente, en una audiencia del Congreso en 1993, Shirley Stark, que encabezó la Sección de Fraude al Consumidor de NYAG, indicó que había un caso civil con éxito contra la compañía de Dr Sebi. Ella declaró:

«Un ejemplo particularmente llamativo de afirmaciones terapéuticas no fundamentadas hechas para suplementos de hierbas ocurrió hace unos años cuando el USHA Herbal Research Institute, dirigido por un nutricionista llamado “Sebi”, anunció en la Village Voice y en el Amsterdam News que «El SIDA ha sido curado por USHA y que también se especializan en las curaciones de leucemia, anemia de células falciformes, herpes, lupus y otras enfermedades». Por una cuota inicial de $500 y $80 por cada visita adicional, a los pacientes se les dijo que podían curarse del SIDA y otras enfermedades. Las «curas» consistían en varios productos herbarios, para cada uno de los cuales USHA hizo afirmaciones terapéuticas. Eva Therapeutic Salve, por ejemplo, se mencionó en el folleto de USHA como. . . «Muy eficaz en los principales problemas de la piel, en el uso prenatal, contra la mala circulación, cáncer, quistes, hemorroides y artritis». De hecho, estas afirmaciones eran falsas. Nuestra oficina presentó una demanda contra USHA e ingresó un acuerdo de consentimiento bajo el cual USHA ya no puede hacer reclamaciones terapéuticas para ninguno de sus productos».

El acuerdo de consentimiento a que se refiere Shirley Stark, de la Sección de Fraude al Consumidor de NYAG, prohibió a Ogun Herbal Research Institute, a Fig Tree Products Company, a Alfredo Bowman, a Maa Bowman y a sus sucesores y cesionarios (a) afirmar que sus productos o servicios eran eficaces contra el SIDA, el herpes, Leucemia, anemia de células falciformes, lupus o cualquier otra enfermedad o condición humana, (b) vender cualquier producto, y (c) diagnosticar o tratar cualquier enfermedad humana sin una licencia estatal válida. Los acusados ​​también tuvieron que pagar $900 por los costos.

Pero el caso continúa. Casi veinte años después de la demanda original en la Corte de New York, en 2008, la Corte de New York admitió un proceso civil en contra de The USHA Herbal Research Institute (Dr Sebi Office LLC). Se trata de la demanda: Alexis Carrington VS. The USHA Herbal Research Institute (Dr Sebi Office LLC), que puede verse en la página iapps.courts.state.ny.us/webcivilLocal/LCSearch index # CV-112709-08/KI.

Los documentos del caso no se publican en línea, pero el expediente indica que la demanda fue desestimada en 2015 por falta de enjuiciamiento [11].

El USHA Research Institute y el Dr. Sebi, LLC, cerró sus operaciones en New York y las trasladó a Los Ángeles, en el Estado de California.

BuFL3X7CYAAlg6-

EL GEN AFRICANO

En 2001, el sitio Web de USHA anunció la creación de su «Fórmula africana». Dr Sebi afirmaba que sus métodos eran útiles para todos, pero especialmente para los negros.

El mercado afroamericano, en Estados Unidos y el caribe, era importante para el negocio de Dr. Sebi. Se valía de su cercanía con celebridades y de las teorías de conspiración que promovía a través de videos y conferencias, en las cuales la industria farmacéutica y las grandes corporaciones de la medicina convencional le perseguían, por conocer la cura de todas las enfermedades, pero especialmente por ser negro.

En septiembre de 2002 Dr Sebi escribió una carta a Simi V. Mubako, Embajador de Zimbabwe en los Estados Unidos, declarando que «El Balance Biomineral Africano es un enfoque terapéutico que complementa la estructura genética africana».

La razón por la que hacemos la distinción entre la estructura Bioidentical africana y otros en la especie humana es porque nuestra investigación revela que el gen africano resuena en una vibración eléctrica más alta. En consecuencia, el gen africano requiere una calidad específica de alimentos y medicinales… La alta resonancia eléctrica del Hombre Negro debe ser complementada por alimentos orgánicos de origen vegetal que contienen un grado igualmente alto de resonancia eléctrica. Nuestra investigación muestra que un CUERPO ELÉCTRICO requiere ALIMENTACIÓN ELÉCTRICA. Esto se conoce como afinidad química, que es necesaria para la asimilación de los nutrientes que se produzcan».

Continúa Dr. Sebi en su carta que tenía la esperanza de hacer llegar hasta el presidente Robert Mugabe: «A diferencia de otras terapias, el Balance Biomineral africano beneficia específicamente las necesidades nutricionales de la estructura genética africana. Pero la belleza del equilibrio biomineral africano es, por su naturaleza altamente eléctrica, que tiene una amplia capacidad para satisfacer las necesidades nutricionales de toda la especie humana. A lo largo de los años, hemos tratado a personas de todos los sectores de la vida. En nuestros primeros años, la mayor parte de nuestra clientela era mexicana y caucásica, que se beneficiaba especialmente de las curaciones para la diabetes, el lupus, y las enfermedades del sistema nervioso central —de la locura a la esquizofrenia a la paranoia—. Estamos orgullosos de decir que nuestra metodología, aunque inicialmente diseñada para rescatar el gen africano, complementa la genealogía de todas las razas. Sin embargo, esto no se puede decir de otros enfoques terapéuticos. Otras terapias, incluyendo los enfoques alopático, homeopático y naturopático, pueden producir beneficios para otros tipos de genes, pero no logran satisfacer las necesidades nutricionales del gen africano porque las sustancias utilizadas en esas terapias no complementan su alta resonancia eléctrica».

Y concluye diciendo: Debemos actuar. ¡DEBEMOS SALVARNOS! La Raza Negra ya no puede depender de los demás, ya sea que sean bien intencionados pero ignorantes de nuestras necesidades o que sean francamente divisivos con una agenda negativa para proveernos de lo que creen que necesitamos para nuestra salud y bienestar. África es rica en recursos naturales, y somos una gente llena de recursos. Sobrevivimos y GRAVADOS como pueblo, mucho antes del advenimiento de la intervención europea y de la tecnología moderna. Además de ser el creador del equilibrio biomineral africano, soy un ingeniero de vapor, y he aplicado mis conocimientos en Botánica y Bioquímica a la horticultura. Utilizando la tierra en la aldea de sanación de USHA en Honduras, Centroamérica, he conducido experimentos hortícolas exitosos en los efectos de la comida natural de la célula de la vegetación en cultivar las frutas y las verduras abundantes, abundantes y ricas en nutrientes…

Desconocemos si hubo respuesta por parte del embajador Simi V. Mubako a la carta de Dr. Sebi, podemos sí apreciar a través de esa carta como Dr Sebi apeló durante toda su carrera a los elementos africanos para hacer su negocio fructífero. En las muchas páginas de internet que le defienden, es permanente el elemento racial en los argumentos. Desde su clientela más famosa, Lisa Lopes, Michel Jackson o la madre de Eddy Murphy, hasta los intentos que tuvo de acercarse a senadores y políticos negros en Washington.

Según las audiencias del Congreso de los Estados Unidos, se gastan alrededor de 1,000 millones de dólares en terapias fraudulentas contra el SIDA cada año. Los estafadores se aprovechan de los sentimientos que pueden acompañar un diagnóstico de cáncer o VIH, promocionan sustancias no probadas —y potencialmente peligrosas— como pomada negra, té de essiac o laetril, anunciándolos como productos “naturales” y efectivos. Pero el término “natural” no necesariamente significa que sea efectivo o seguro.

Captura de pantalla 2016-12-17 a las 9.10.28 a.m.

SEBI VS. SEBI INC.

En 2014, Alfredo Bowman demandó en Los Ángeles a Dr. Sebi Inc., Dr. Sebi Products, Dr. Sebi USHA Club de Salud Internacional, a la Oficina del Dr. Sebi, a Xave Bowman Chapman (una hija que sirvió como director ejecutivo de los Productos del Dr. Sebi durante varios años), y otras diez personas por “fraude contractual”.

Según entrevista dada para este reportaje por El Jaguar, dueño de un bar a la orilla de la playa en la ciudad de La Ceiba, amigo de Dr Sebi, él fue apartado del control de la compañía en 2014, por los accionistas de la empresa y actualmente se encuentra en control de su hija Saama Bowman.

Según el vídeo publicado en  septiembre de 2016 por Saama Bowman, «la oficina en los Ángeles no ha sido afectada en su calidad como ocurrió en 2014», el año que se separó a Sebi del control de la compañía.

Fue luego de ese incidente que Dr. Sebi comenzó a ingresar efectivo a Honduras, según afirmaba, producto de la venta de sus medicinas.

En la página web de Cell Food de Dr. Sebi, junto al obituario de su fundador, está la promesa de que el tratamiento y la calidad del producto no se han visto afectado por la ausencia física de Alfredo Bowman. Además reporta que la corte declaró al Dr. Sebi libre de todo cargo por lavado de activos, luego de su muerto, limpiando de esta manera su imagen y legado.

Captura de pantalla 2017-01-13 a las 4.05.22 p.m.

«Ayer la Corte en San Pedro Sula, Honduras, encontró al Dr. Sebi y Pablo Medina NO CULPABLES de Lavado de Dinero. Después de 5 largos meses de lucha contra la injusticia y los individuos sin corazón, finalmente se hizo justicia y la memoria y la integridad del Dr. Sebi permanecerán intactas. Asimismo, estamos muy contentos de anunciar que nuestro querido amigo Pablo Medina fue liberado de prisión ayer y que está de camino a casa con su familia en California», dice el comunicado.

Pamela, la última pareja de Alfredo Bowman, conoció a Dr Sebi en compañía de Pablo Medina en el mall de La Ceiba. Siempre andaba mucho dinero en efectivo, afirmó Pamela.

«Yo le pregunté: ¿dime la verdad, andas metido en eso de las drogas? Y el me dijo que no, que era por la ventas de sus medicinas», afirma Pamela.

Acerca Oscar Estrada

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.

Recommended for you