/DONNY REYES: “A ESAS ACUSACIONES NO LES PONGO ATENCIÓN PORQUE ES REPLICAR TONTERÍAS.”

DONNY REYES: “A ESAS ACUSACIONES NO LES PONGO ATENCIÓN PORQUE ES REPLICAR TONTERÍAS.”

«Arcoiris es una organización gay de quince años que atiende a más de 600 personas,» comenzó a describirme su director Donny Reyes cuando llegamos a sus instalaciones en Comayagüela. Atrás de él, un mural colorido con globos que celebran aniversario; en unos sillones a pocos metros de nosotros, un par de muchacho departen alegres viendo sus celulares. Durante toda la entrevista, varias miembros de Arcoiris entraban y salen de la casa.

«Comenzamos trabajando la temática de VIH pero luego giramos a la atención a la violencia que viven las personas LGTB y el desplazamiento forzado.» Afirma Reyes, agregando que la finalidad de Arcoiris es contribuir a la emancipación de las personas LGTB. «Generar un espacio de confianza, libre de discriminación,» dice.

En 2008 lograron obtener la personería jurídica luego de cinco años de lucha. Anteriormente una ola conservadora desde gobernación y justicia intentó quitar la personería jurídica a las organizaciones LGTTBI del país, argumentando razones morales poco sustentables.

«Las organizaciones (LGTTBI) a diario enfrentamos intimidaciones. Tres organizaciones han tenido incidentes de agresiones. Asaltos, agresiones físicas y verbales. Es un patrón que se repite y eso nos ha hecho levantar las alertas. Recientemente el asesinato de unos compañeros gays en la zona en circunstancias que aún o se esclarecen nos hizo hablar con el sistema nacional de protección, porque hay un sistema de prevención, de alerta temprana».

¿Por qué cree que hay un aumento en la violencia en contra de la comunidad LGTTBI?

«Creemos que el aumento de la violencia en contra de la comunidad LGTB tiene que ver primero con los medios de comunicación que perpetúa los mensajes de odio y discriminación. La prensa hondureña mantiene el lenguaje de discriminación, un lenguaje sexista, homo-lesbo-transfóbico. Si usted hace una evaluación en medios de comunicación sobre temas LGTB lo que va a ver es un leguaje amarillista, lleno de la apología del odio.»

«Todo esto sale del poder fundamentalista, comunicadores, los trabajadores de los medios de comunicación replican los mensajes de la sociedad fundamentalista.»

Donny Reyes continúa hablando de las causas estructurales que generan la violencia en contra de la comunidad LGTTBI. Para él, el principal responsable es el Estado «que permite todo este tipo de apologías y vejámenes hacia un colectivo en condiciones de vulnerabilidad.» 

«Hasta que no exista una política en el Estado hondureño que proteja a las personas LGTB, una sola ley que diga que discriminar a las personas LGTB también puede ser sujeto a castigo, que la currícula educativa les hable de diversidad sexual, porque ni los estudiantes universitarios saben de diversidad sexual y de DDHH y cuando tenemos un Ministerio Público inoperante, que no castiga a los criminales, que da licencia para que pueda seguir ocurriendo este tipo de incidentes.»

Según información que manejamos, mucha de la violencia que recibe la comunidad LGTB está relacionada con situaciones de riesgos en donde viven, ¿qué piensa de eso?, le pregunto.

«En ese ambiente de peligro vivimos el 90% de la sociedad hondureña. Somos personas que vivimos en extrema pobreza, sí tenemos una expresión de género diferente a la hétero-normativa que nos obligan a ponernos en situación de mayor riesgo. No es que me quiero poner en situación de vulnerabilidad, sino que me obligan. Me quitan oportunidades de trabajo, de estudio, la salud es precaria. No es que yo me pongo, sino  que la situación de país me orilla. Qué nos toca cuando en la familia, nuestros padres hablan que no quieren tener un hijo maricón, que somos una vergüenza. Y viera como le jode eso la vida a uno. Hay familias que expulsan a sus hijos o hijas de los hogares, tenemos compañeros a los que a punta de machete sus padres han querido que dejen de ser homosexuales.»

Ademas puede leer: El Lado Oscuro de las ONG

¿Han dado asilo a través de Arcoiris, para personas LGTB?

«Pues nosotros no hemos tramitado proceso de asilo, hemos acompañado solicitudes de asilo en Estados Unidos y México, sobre todo de aquellos compañeros que han sido víctimas de violencia estatal. Cuando tenemos un número bastante significativos de secuestros exprés y violencia sexual por parte de la PMOP y lamentablemente el MP casi nunca quiere tomar esas denuncias y le dice a los compañeros “no se metan en problemas, no va a pasar nada, no lo va a investigar, no es de nuestra competencia, tiene que ir a otro lado…” rehuye a tomar los casos.»

«Entonces nosotros acompañamos todo ese proceso de denuncia, acompañamiento a medicina forense, para que puedan hacerlo y luego viene las repercusiones y les toca salir por esas razones a los compañeros. ¿Qué hacemos cuando acompañamos esas solicitudes de asilo? Le extendemos una carta, copias de la denuncia que han hecho, describimos cual es la situación de violencia, pedimos al MP que nos de las últimas diligencias de ese caso y que por lo general en un 98% no hay nada de investigación.»

«Hay de todo, compañeros que son defensores que han tenido que salir por su trabajo, que han sido violentados y otros que son miembros de la comunidad que han sido víctimas de la violencia, estatal en este caso, ni siquiera de la mara, sino de la fuerza de seguridad estatal.»

Autoridades de migración afirman que se ha abusado del recurso de asilo. ¿Considera usted que ha habido un abuso por parte de las organizaciones en el uso del recurso de asilo, considerando que muchos de los solicitantes no eran necesariamente personas huyendo de la violencia estatal?

«Esas son persepciones, no creo que haya habido un abuso, lo que hubo fue la búsqueda por salvaguardar la vida, la búsqueda por un lugar más digno, con oportunidades en donde estar. ¿Qué sería un abuso? Yo le aseguro que no llegan ni a las 200 personas y eso siendo exagerado».

«Yo creo que eso es una exageración. El sistema de acceso a la justicia del país es inexistente en la comunidad LGTB. En los último 10 años 65 casos han llegado a judicialización, de esos como tres guardan pena y los otros han salido libre. El MP es una institución fallida que no da respuesta. No hay resarcimiento del daño. Es un proceso largo y agotador.»

¿Arcoiris no recibe recursos por eso?

«Nosotros vivimos por la auto sostenibilidad. Somos auto sustentables.  Hay compañeros que aportan pagando el mes de renta, otros pagan el internet. Somos un grupo bastante grande entonces nos ayudamos. No dependemos de una donación o subvención estatal, ni esperamos tenerla porque eso te compromete y te limita.»

¿No reciben la bolsa solidaria ustedes?

«Si, sí la recibimos. Pero eso es como un programa que le dan a algunas compañeras, pero lo asumimos sin asumir ningún compromiso.»

¿Ha recibido alguna remuneración por hacer algún trámite de asilo?

«No. Eso sería irresponsable de mi parte, eso sería antiético. Si aquí en la organización se enteran que eso pasa de echo me tendría que quitar del lugar. La primera regla es que si alguien quiere dar algo a la organización debe entrar a la cuenta institucional. Un cobro no puede ser, no está normado en ningún lado.»

«Nosotros no damos asilo. Eso no está en nuestras manos. Eso es responsabilidad del país a donde llega. Pedir dinero sería un chantaje, un fraude.»

«Cuándo he acompañado a la CIDH, vamos y volvemos al país. Nos integramos a una delegación de país, normalmente va uno. No es posible ir como organización, no hay recursos para eso. Hay compañeros que han viajado, que han conseguido su visado y se han quedado, pero eso es ya una decisión personal.»

«Yo a esas acusaciones no les pongo atención porque es replicar tonterías. ¿Cómo Donny o Arcoiris tiene poder para mandar a alguien en asilo? Primero no mandamos a nadie, no es nuestra decisión si la gente se va o se queda, es una decisión personal.»

«Quienes conocen de asilo saben que es una situación triste, deplorable, tener que irse. Sobre todo caro. Estar replicando esos comentarios, la intención que lleva es dañar la imagen de nosotros, yo diría que su fuente está desinformada.»

¿Cómo está conformada Arcoiris?

«Arcoiris es una especie de de federación. Está el grupo de mujeres trans que se llama “Muñecas de Arcoiris”, está el grupo de mujeres lesbianas y bisexuales, está el grupo de hombres gays y entre estas cuatro poblaciones hacemos Arcoiris. Aquí no hay un director ejecutivo, no hay una dirección ejecutiva. Sino una coordinación de mujeres, una de hombres gays y una de trans y entre las tres coordinaciones hacemos una coordinación general.»

«El trato es igualitario, aquí no hay nadie arriba o abajo. Son desiciones que se toman horizontales. No se toma decisiones por una sola persona. La asamblea está pendiente de lo que sucede.»

«Con subvenciones, por ejemplo, un mandato es no tomar subvenciones de USAID porque eso te controla el qué hacer y como somos una organización bastante beligerante y de oposición, y USAID te controla a quién debés contratar. Ya contratan a los coordinadores y los meten a actividades, entonces cuando hay movilizaciones nunca se puede ir porque ellos (los coordinadores) están comprometidos con USAID y eso te desmoviliza. Es una decisión política institucional el no tener subvenciones que te comprometan ideológicamente.»

Se habla de Misoginia en las organizaciones LGTB. Organizaciones como Cattrachas, o Cuzumel Trans denuncias que a las mujeres se les invisibiza en los espacios de poder. ¿Existe misoginia en Arcoiris?

«Yo creería que es una apreciación muy a priori. Las compañeras de Cattrachas son un grupo, que no es grupo, para empezar. Allí es Indira y sus empleadas, allí no toman decisiones las compañeras, las toma Indira y si se equivoca vuelve a mandar. Las compañeras no tiene capacidad de toma de decisión porque no se les ha concebido. La dinámica de ellas las hace pensar que el resto funciona así y no es cierto.»

«Aquí somos tres en la coordinación, yo en representación de los hombres gays,  Esdra por las mujeres lesbianas y J Lo por las trans. Entre los tres tomamos decisiones y son más mujeres.»

«Nosotros no nos acercamos mucho a la red Cattrachas por temores, su papá es militar, asesor de JOH en seguridad y entonces ella tiene acceso a muchas redes de información de seguridad que no es normal en las organizaciones populares. Tener acceso a base de datos del MP, del poder judicial, por que tiene otra red de contactos. Allí tomamos pausa. Hemos hecho nuestro análisis de seguridad y las recomendaciones es mantenerse distante, marcar línea.»

«Habría que preguntarle a ellas si se juntarían a hablar con las organizaciones LGTB y ella le diría que no, porque además su organización, que hace un trabajo muy bueno en tema de documentación, sin embargo de dónde saca los datos, de dónde saca las citas, cómo la validó, es como la gran pregunta. En 15 años de Arcoiris, 33 de Colectivo Violeta, 17 de Kukulkan no hemos logrado llegar a esa información tan detallada que las compañeras tienen. Con los militares hay que tener cuidado.»

¿Crees que existan relaciones de poder patriarcales a dentro de las organizaciones LGTB?

«Pienso que sí, estamos en una sociedad que está construida bajo el fundamentalismo religioso. Existe hasta en el movimiento feminista. Se habla mucho en las organizaciones feministas sobre igualdad de género pero cuántos hombres hay trabajando en organizaciones feministas? Si no es de chofer o de bodeguero. Desde allí se ve el patriarcado, te ven como desigual.»

«Hemos avanzado mucho, hemos avanzado hacia ir reconstruyendo muchos patrones. El tema de la misoginia es un tema que hay que trabajar constantemente. El tema de los derechos de las mujeres y de la diversidad sexual, porque a nosotros nos ven como mujeres. La sociedad heterosexual cree que queremos ser mujeres.»

Cozumel Trans, la organización de mujeres trans, le acusa de haberse apropiado de 3,000 dólares que eran para su organización. ¿Es cierto eso?

«Yo creo que es al revés, no estaba yo en la coordinación en ese tiempo, era otro compañero. Yo estaba afuera del país en ese año. Arcoiris sirvió de catalizador de esos fondos. Hay un over head que queda a la organización por servir de canal y para que eso se pueda liquidar ellas debían liquidar lo que se les había pasado y quien liquida es Arcoiris. Ellas nunca presentaron la liquidación, al no llegar la liquidación aquí no se podía terminar de cerrar. Hay una cuenta sin cerrar de ambos lados que tiene que ver con cómo ejecutó Cozumel.»

¿Conoces a Nohelia, una trans que está en España, que dicen que Arcoiris ayudó a sacarla del país?

«Si. Ese caso fue como en 2008. Fue Cattrachas quien ayudó a sacarla del país. Bueno, colaboramos varias organizaciones, unas compraron el pasaje aéreo, otras con los contactos en España. Ella estuvo en un juicio contra unos policías, recuerdo que le dieron veintitantas puñaladas. Entonces logramos coordinar Cattrachas con Fundación Triángulo allá en España. Nosotros le dimos el pasaje aéreo.»

La información que tenemos es que ella está trabajando en el comercio sexual en España y engancha a otras trans en la prostitución. ¿Es cierto eso?

«Muchas compañeras se van y se enrollan con sus compañeras de aquí. Como en las familias y van jalando una a otras. El asunto es que sí, muchas compañeras tienen muchas amigas aquí, trabajadoras sexuales, se han puesto en contacto con ellas y se han ido. En qué condición y como se van pues no me pregunten porque no me entero. Parece que ella les ha apoyado con pasajes aéreos y cosas así, pero no se más que lo que las compañeras han contado.»

¿Tiene visa para entrar a Estados Unidos Donny Reyes?

«Sí, si tengo.»

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.