UBER A UN PASO DE LLEGAR A HONDURAS

La plataforma tecnológica Uber se abre camino a llegar a Honduras gracias a una iniciativa de ley presentada en el Congreso Nacional el mes anterior. El diputado por el partido Nacional, Leo Castellón presentó a la Comisión de Transporte la iniciativa de ley que permitiría que esta plataforma tecnológica comience a competir con el taxi tradicional en el país. “Este tipo de sistemas se adaptan y traen grandes beneficios para diversos sectores como transportistas, usuarios...
Jsuazoabril 5, 2019

La plataforma tecnológica Uber se abre camino a llegar a Honduras gracias a una iniciativa de ley presentada en el Congreso Nacional el mes anterior.

El diputado por el partido Nacional, Leo Castellón presentó a la Comisión de Transporte la iniciativa de ley que permitiría que esta plataforma tecnológica comience a competir con el taxi tradicional en el país.

“Este tipo de sistemas se adaptan y traen grandes beneficios para diversos sectores como transportistas, usuarios y la misma ciudad. Mejoran el tráfico en la ciudad y generan entornos seguros de transporte”, las ciudades van creciendo, la competencia se va generando y el servicio tiene que mejorar, aparte que los usuarios tienen más exigencias”, detalló Castellón.

Uber más que un servicio de taxis se considera una plataforma de trabajo colaborativo, es decir que conecta a conductores, a quienes considera socios, con usuarios a través de su aplicación. Todo aquel que tenga un vehículo puede registrarse como conductor y trabajar a la hora y los días que guste, obteniendo una ganancia extra o dedicándose a tiempo completo.

Por el lado del usuario se enfatiza en la seguridad ya que este no tiene que cargar efectivo porque los cobros se realizan directamente a una tarjeta de crédito o débito y el viaje completo se monitorea y se sabe cuando subió el pasajero, quien es su conductor y la ruta que este debe de tomar hasta llegar al destino.

Con respecto a las tarifas estas por lo general son más económicas que las del taxi tradicional, no existe un valor fijo porque Uber calcula muchas variables entre ellas la distancia, la demanda del servicio, la hora, y la disponibilidad de conductores entre otras.

Pero el ingreso de Uber ha sido siempre un golpe fuerte para el taxi tradicional, Danilo Flores fiscal de la Asociación de Taxistas de Honduras (ATAXIH), se presentó junto a su directiva al CN para expresar su desaprobación “nosotros venimos a poner en claro que estamos en contra de que nos vengan a usurpar algo que nosotros tenemos, no de ayer, sino de hace cuarenta, cincuenta años, ellos vienen a usurpar funciones de nosotros donde ellos no invierten nada”.

Hay que aclarar que en Honduras ya existe este tipo de servicios de taxis privados, conocidos como ejecutivos, vip o simplemente Uber, que se contratan a través de aplicaciones o llamando a una central telefónica que le toma los datos y envía un vehículo a recogerlo.

Roger Sierra trabajó por más de cinco años como taxista pero desde diciembre del año anterior logró comprar su vehículo y ahora tiene sus propios clientes y también trabaja con un servicio que él define como ejecutivo.

“La diferencia cuando uno no anda el carro de otro es que no paga tarifa al dueño, yo trabajo para mí, antes a veces digamos desde las siete de la mañana hasta las cuatro de la tarde tocaba trabajar para la tarifa de trescientos lempiras y el combustible, las dos o tres horas, o lo que se aguante o atreva uno a trabajar de más es lo que le queda a uno”, explica Sierra.

La tarifa a la que se refiere es el pago diario que se hace al dueño por uso del vehículo y el número, este comenta que los números son muy caros, dependiendo de si son ruleteros que andan en la calle o si son de punto pueden costar desde cincuenta mil hasta cuatrocientos mil lempiras, pero que se han devaluado por los riesgos de extorsión, ya que hace unos diez años los mejores costaban hasta un millón y rogando que se lo vendieran.

Dice que en el punto en que trabajaba obligatoriamente tenían que aportar para pagar la extorsión, que el problema llegó cuando tuvieron que pagar varias extorsiones.

“En el 2015 y 2016 teníamos que pagarles hasta a cuatro pandillas, ahí si ya no se podía, y el miedo, de mi punto a nadie le pasó nada, pero del que estaba más cerca de nosotros en el centro mataron a dos, ahí si ya vi que tenía que salirme.”, detalla Sierra con nerviosismo.

Por el lado del usuario también existe temor a los asaltos y secuestros, pero esto vino a beneficiar a algunos taxistas que se hicieron de una cliente fiel y de confianza que los llama antes de tomar una unidad en la calle.

Sierra dice que ahora no le ha tocado pagar extorsión, pero que dos veces han parado operaciones por un par de días en el servicio ejecutivo, ya que los estaban amenazando, ante la llegada de Uber dice que será de los primeros en enrolarse como conductor.

“Hasta donde sé es una aplicación y a uno le pagan un porcentaje y uno se queda con otra, si eso llega a más gente a uno le conviene, estoy siempre buscando como obtener más clientes y eso es muy bueno, ojalá ahora si sea cierto porque desde hace días los taxistas hablan del Uber y del Uber con miedo pero creo que es para mejorar servicio y tarifas”, concluye Sierra.

Uber tiene presencia en tres países de Centroamérica, Costa Rica es el país donde ha tenido el mayor éxito en la región, llegó en 2015 y ocupa un 36 por ciento en penetración de mercado con 22,000 socios conductores y 800 mil usuarios.

En Guatemala llegó en 2016 y hay 5,000 socios conductores y 200,000 usuarios, en El Salvador se contabilizan 2,000 conductores y 100,000 usuarios desde que comenzó a operar en mayo de 2017.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019