¿Quién perdió en Bolivia?

Por Edgardo Mancía El 10 de noviembre de 2019 en Bolivia se escribió una nueva historia con la renuncia de algunos funcionarios públicos y principalmente la del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García, después de 13 años en el poder. La renuncia se dio luego de que las Fuerzas Armadas de ese país leyera un comunicado en donde le “sugerían” a  Evo Morales dejar el poder con el fin de que la paz...
Redacciónnoviembre 13, 2019

Por Edgardo Mancía

El 10 de noviembre de 2019 en Bolivia se escribió una nueva historia con la renuncia de algunos funcionarios públicos y principalmente la del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García, después de 13 años en el poder.

La renuncia se dio luego de que las Fuerzas Armadas de ese país leyera un comunicado en donde le “sugerían” a  Evo Morales dejar el poder con el fin de que la paz volvería al país sudamericano, luego de las protestas callejeras que comenzaron después de las elecciones del 20 de octubre.

Previo a la sugerencia hecha por las Fuerzas Armadas, la Organización de Estados Americanos (OEA), brindó un informe en donde indicaron que en las elecciones del 20 de octubre, las que le dieron la victoria a Evo Morales con 10,57% evitando la segunda vuelta, se dieron muchas irregularidades. Morales ordenó nuevas elecciones, con el objetivo de que volviera el orden constitucional al país.

¿Dónde nace el conflicto?

Uno de los factores del conflicto se dio en el 2016, el país se fue un referéndum, el que consistió consultarle a la población sobre la reelección presidencial, pero Morales perdió, 51.3% votó que no y el 48.7% por el sí.

Pero el expresidente teniendo las mismas características que otros mandatorios del sur, llenos de soberbia faltándole el respecto a la voluntad popular, se amparó en la Corte Suprema de Justicia que le dio luz verde para su reelección, misma práctica parecida a lo que sucedió en Honduras en el 2016.

Logros

Evo Morales marcó la historia de Bolivia, un país que siempre se vio afectado por inestabilidades políticas y conflictos con sus países vecinos. La llegada de Morales a la presidencia en el 2006 le dio esperanza a los sectores desprotegidos del país, que siempre estuvieron marginados por los gobiernos anteriores.

Durante la gestión del gobierno socialista la economía estuvo en crecimiento, según datos del PIB, la economía creció en un promedio de 4,9% anualmente. La pobreza extrema pasó  del 38,2% en 2005 al 15,2% en 2018.

Pero como en toda sociedad cada gobernante al estar tanto tiempo en el poder llega su momento desgaste. El problema de los regímenes que se mantienen en el poder por periodos largos comienza a generar un clima de polarización en la sociedad, lo mismo sucede en Venezuela, Nicaragua y Honduras, que se volvieron sociedades polarizadas con poca tolerancia, por parte de la oposición y el oficialismo.

¿Quién perdió?

Muchos califican lo sucedido en Bolivia un Golpe de Estado, otros simplemente una renuncia pero, a pesar de ello, es una situación que genera inestabilidad; al final el afectado será el mismo pueblo boliviano. Los políticos nunca miden las consecuencias, en muchas ocasiones se benefician de los conflictos; de la misma forma que sucedió en Honduras durante el Golpe de Estado del 2009, donde algunos salieron beneficiados de ambos lados pero, el pueblo hondureño perdió y sigue pagando las consecuencias.

A pesar que Evo Morales no perdió el apoyo total del pueblo, sus acciones fueron las causantes de todo el conflicto y la oposición aprovechó la oportunidad.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019