«¿POR QUÉ LA LICITACIÓN DE LOS COMBUSTIBLES DE MEL NO FUNCIONÓ?» ENTREVISTA A JUAN CARLOS SEGOVIA, PRESIDENTE DE ASOCIACIÓN DE GASOLINEROS DE HONDURAS

El impuesto representa el 35% del costo de los combustibles. No está porcentualmente definido, sino que se mueve conforme a la devaluación, y mientras esté en un 4%, o 5%, puede manejarse. Antes de Mel, la industria desde la importación, el almacenamiento, distribución, transporte y retail de los combustibles, estaba cómoda, trabajando como se estaba trabajando. Honduras nunca ha trabajado con la facturación de las importaciones sino que hay una referencia internacional, certificada, pero referencia....

El impuesto representa el 35% del costo de los combustibles. No está porcentualmente definido, sino que se mueve conforme a la devaluación, y mientras esté en un 4%, o 5%, puede manejarse.

Antes de Mel, la industria desde la importación, el almacenamiento, distribución, transporte y retail de los combustibles, estaba cómoda, trabajando como se estaba trabajando. Honduras nunca ha trabajado con la facturación de las importaciones sino que hay una referencia internacional, certificada, pero referencia. No hay una persona trabajando viendo cuánto importó a qué costo y a donde compró, nada. Siempre se va a una referencia del costo internacional. Antes se tenía el centro de referencia con el precio del Caribe, Mel lo cambió al golfo y eso fue un buen cambio. Agarrabas 3 o 4 compañías en el Caribe, Exón, Shell, Total, Texaco, veías cómo vendían y de allí sacabas el precio referenciado. La diferencia es que con el Golfo hay cientos de referentes, lo que hace PLATZ, que ahora es Standard and Pulse, certifican la información minuto a minuto como se manejan los valores promediado en 22 días. Ese valor es el comienzo de la fórmula.

Ese fue uno de los primeros y quizás más significativo cambio que se hizo en el gobierno de Mel, porque el precio varío unos 3 o 4 centavos en el precio.

En el tiempo de Maduro no había forma de accesar a la fórmula de combustibles, que era manejado como secreto de Estado. Lo que pensamos es que durante unos 4 meses se estuvo subsidiando los combustibles por el alto costo internacional. Los subsidios no lo absorbe el gobierno, sino que las importadoras, para luego compensarle a posteriori. El gobierno acuerda un subsidio con las importadoras cuando el precio está arriba, y luego cuando el precio baja, el precio al consumidor se mantiene y así se cobran las importadoras ese subsidio. Maduro aguantó muchos meses con el subsidio hasta que no pudo aguantar más y subió de un solo. La política de Maduro siempre fue de cero subsidio, pero se vio forzado a hacerlo por presión de Pepe desde el Congreso Nacional que temía que ese tema le saltara en las elecciones.

Rober Meyerin vino al país y se involucró en la estructura de precios. Él puso muchos elementos que se habían quedado por fuera en la estructura de precios, el Right Paper Presume (RPP), la parte de seguros, el justo y precio del almacenamiento que estaba a cinco centavos y lo bajó a tres centavos, el octanaje que intentó cambiar pero no pudo porque es un tema del Reglamento Técnico Centro América RTCA, que para cambiarse tendría que hacerse a nivel centroamericano. Meyerin segmentó elementos de la fórmula y la transparentó.

Pero los impactos más importantes a nivel del precio fue el pasar el valor de referencia de El Caribe al Golfo y pasar a los 60 grados.

Juan Carlos Segovia

Para explicar los 60 grados F., que equivale a 15.5 grados centígrados. A esa temperatura se comercializan a nivel internacional desde hace casi cien años. El combustible como cualquier carburante se contrae en lo helado y se expande en lo caliente. En nuestras latitudes la temperatura del combustible siempre está arriba de los 80, 85 grados F. y en la transacción terminábamos perdiendo porque pagábamos más caro el combustible. Solo con ese cambio se ahorra cerca de dos lempiras por cada galón de combustible porque en la fórmula se especificó que esos más de 20 grados se bajaran al costo final por galón. Ese cambio se hizo vía legislativa y continúa vigente.

La licitación luego no dio el resultado que se quería dar, porque estos mercados son muy pequeños y es dificil, porque para que una licitación tenga éxito tiene que ser un mercado más grande, sino la economía de mercado no funciona.

Plats hace el trabajo de la licitación al ponerte los precios en los cuales conseguirás el combustible. Las compañías siempre encuentran nichitos, de este cargamento sobró tanto y de este buque puedo comprar esto a este precio, pero no representativo como para alterar el mercado. El estado cobra según Plats, con ese número se basan. Si la importadora compra el producto abajo, ellos ganan y está bien, pero si comprar arriba pierden porque el estado solo paga según el precio del mercado que define Plats.

La licitación buscaba como objetivo desnudar que las compañías compraban más barato.

Yo tuve una reunión con Conoco Philips cuando vinieron al país, ellos estaban preocupados porque no funcionaba la licitación, no habían terminales.

Se buscaba que las importadoras dieran el hospedaje del combustible a 3 cvs de dólar.

Luego preguntaron que qué garantías darían a Conoco para la compra de combustible.

En el negocio, el gasolinero firma un contrato con un importador, este agarra ese contrato y  junto con todos los contratos de todos los gasolineros que consiguió empieza a negociar la compra del combustible, porque con esos contrato, ellos saben cuánta gasolina les van a comprar y tienen garantía de que les van a pagar se combustible. Con la licitación que propuso Mel estaba el problema de que no había garantía de a dónde se iba a vender ese combustible, no habían terminales o sea gasolineras.

Después comenzaron a pensar en poner gasolineras, pero todo se trataba de centavos. El mayor cambio ya se había hecho, de El Caribe al Golfo, eso más los 60 grados. Lo que se lograba bajar con la licitación era muy poco y no habían terminales.

El combustible cuesta igual en toda la región, la diferencia son los impuestos.

Es cierto que la ausencia de tanques de almacenamiento hizo fracasar la licitación, pero aun habiéndolos, no tenía como funcionar, porque no habían terminales de venta para garantizar los contratos. Los gasolineras tenían preocupación porque no quedaba claro quién le iba a suministrar gasolina.

El proyecto de Mel se miraba bien en papel, el papel aguanta con todo. Si el proyecto hubiera sido como Petronica, o como en Costa Rica que es quien maneja la distribución de los combustibles, si hubieran puesto sus terminales y ser un competidor más en la distribución de gasolina, gasolineras, almacenamiento. Allí habría funcionado, pero no se hizo.

Los combustibles en Honduras los combustibles están regulados por el Estado, el gasolinero no tiene espacio para disponer del precio. En estos mercados tan pequeños no funciona la liberalización de los combustibles, porque si eso sucede, y está verticalizado el servicio, hay empresas como las de Nasser que tienen verticalizado el servicio, tienen desde la distribución hasta gasolineras. Con esos no se puede competir y serían los que ganarían de liberalizarse el servicio.

Los gasolineras viendo Petrocaribe como una oportunidad, especialmente para el diesel, que era lo que traía el gobierno. Las compañías le compran a Venezuela incluso ahora. El gobierno ofrecía en aquel tiempo bonos y beneficios que los gasolineros vieron como una oportunidad de negocio.

Bajar los combustibles solo es posible si se bajan los impuestos, que es quien cobra 35 lempiras por galón. Pero necesitamos pagar esos impuestos los hondureños, porque necesitamos ese dinero.

No creo que los importadores hayan conspirado para derrocar a Mel, el costo político era muy grande para un mercado tan pequeño, especialmente porque Petrocaribe no iba a funcionar y estaban ganando bien.

Con Petrocaribe nunca se habló de bajar el precio para los combustibles. No era ese el plan. Se trataba de cobrar siempre lo mismo que ya se estaba cobrando, la diferencia es que el dinero extra, ese 50% que quedaba en préstamo, el gobierno lo iba a usar para sus proyectos. Pero para el consumidor final no iba a haber diferencia.

Publicaciones relacionadas

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019