Orfandad hondureña

Miles de hondureños huyen del país en busca de condiciones mínimas para vivir. Encontrándose en la travesía muchos con la muerte, asaltos, violaciones sexuales, secuestros, amputación de alguna parte de su cuerpo, y, los que logran llegar a su destino con suerte logran conseguir un empleo donde laboran las 24 horas del día durante 7 días a la semana. Escondiéndose que no los deporten y enviando lo poco que les sobra para sostener a sus...
Redacciónenero 28, 2020

Miles de hondureños huyen del país en busca de condiciones mínimas para vivir. Encontrándose en la travesía muchos con la muerte, asaltos, violaciones sexuales, secuestros, amputación de alguna parte de su cuerpo, y, los que logran llegar a su destino con suerte logran conseguir un empleo donde laboran las 24 horas del día durante 7 días a la semana. Escondiéndose que no los deporten y enviando lo poco que les sobra para sostener a sus familiares que dejaron en Honduras. Pero antes que todo los grandes beneficiarios son los bancos

¿Qué de la vida de esos migrantes “sobrevivientes”? ¿Qué de los padres, esposas e hijos que dejaron en el país? ¿ Valdrá la pena pagar ese precio con enormes sacrificios? La desesperación es de enormes proporciones para tomar tal decisión.

La caravana del éxodo en el 2019 recibió  los brazos solidarios del gobierno que dirige López Obrador antes que ha éste lo amenazara “míster Danger ” con subir los impuestos a los productos mexicanos que envían al mercado estadounidense, sino colaboraba impidiendo el paso de los migrantes centro americanos. Orden que está cumpliendo López Obrador con el éxodo que a principios del presente año salió hacia tierras del tío sam. Algunas vocecitas se han alzado contra el Presidente mexicano por impedir el paso. Ignorando éstos la tradición mexicana a favor de los migrantes y la propia realidad que se vive en México. Ignorando que es el gobierno hondureño el responsable de esa expulsión masiva  y también de los que aún  estamos aquí- ni siquiera hemos realizado una manifestación solidaria en favor de los desterrados-.

Manuel López Obrador se debe a los mexicanos y que en las actuales condiciones tiene limitantes para tender puentes hacía la construcción de la patria grande. Por su parte el resto de la comunidad internacional es poco o nada lo que harán. ¿Pero que estamos haciendo los hondureños para que esa realidad cambie?  Pareciera que estamos a la espera que el espíritu santo actúe.  ¿Quién podrá defendernos ?

El circo electoral ya está en marcha. en dónde personajes disfrazados de líderes prometen que la próxima es seguro el triunfo. ¿Pero qué de estos años que aún faltan? Cuántos hondureños tendrán que seguir huyendo;  cuántos morirán a causa de la violencia, por falta de salud física y Psicológica ; cuántas familias tendrán que desintegrarse ; cuántos lograrán mantenerse en pie.

La realidad hondureña sobre pasa cualquier discurso por muy halagador que este sea ( han abusado en exceso de la palabra).

No hay palabras de un cardenal que consuelen, no hay palabras de la comunidad internacional que llenen de esperanza, no hay líderes sociales y políticos que muevan. ¡Estamos solos! Y es lo que necesitamos entender:  estamos solos, siempre lo hemos estado. Pero el hecho de darnos cuenta de nuestra condición es entender que nos tenemos a nosotros mismos.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019