Nuevo Código Penal reduce penas por corrupción y narcotráfico

Artículo sobre Código Penal. Por: Edgardo Mancía El nuevo código penal fue discutido en el Congreso Nacional durante los años 2016 y 2017, con el fin renovar el Código actual que está vigente desde 1983; el nuevo Código Penal se publicó el pasado mes de mayo del 2019 y entrará vigencia el 10   noviembre. La polémica de este código se genera a partir de tres temas fundamentales: La reducción de las penas corrupción y narcotráfico...
Redacciónoctubre 20, 2019

Artículo sobre Código Penal.

Por: Edgardo Mancía

El nuevo código penal fue discutido en el Congreso Nacional durante los años 2016 y 2017, con el fin renovar el Código actual que está vigente desde 1983; el nuevo Código Penal se publicó el pasado mes de mayo del 2019 y entrará vigencia el 10   noviembre.

La polémica de este código se genera a partir de tres temas fundamentales: La reducción de las penas corrupción y narcotráfico y poner penas que puedan afectar la libertad de expresión.

Tres meses después, luego que sociedad civil y la población a través de sus redes sociales rechazaran el nuevo Código Penal, el presidente de la comisión que lideró la creación del nuevo código el diputado Mario Pérez, brindó una conferencia de prensa desmiento diversos rumores que comenzaron a circular en la población hondureña.

Mario Pérez inició reconociendo las observaciones que realizó Sociedad Civil sobre el nuevo Código Penal, pero brindó una amplia explicación respecto a las penas de corrupción y narcotráfico.

« Se dijo que las penas en estos delitos de malversación de caudales públicos que todas oscilaban entre cuatro y seis años de prisión, el cual no es cierto, el contrario son falsas, las penas en el nuevo código penal se establecen en una categoría».

 

  • De Cuatro a seis años, sí el monto de lo malversado no pasa de 10 mil lempiras.
  • De seis a nueve años de prisión si este monto pasa de 100 mil lempiras
  • Pero también hay casos agravados en la malversación de caudales públicos. En el caso cuando de cuando los hechos recae en los bienes públicos de valor histórico, cultural o artístico, cuando los hechos caen destinados en servicio públicos de primera necesidad, como ejemplo educación, salud, institutos de prevención ect. En este caso la pena llega hasta 12 años de prisión y aun se grava más esta pena sí esto se da en una red de corrupción.
  • Hay multiplicidad de acusados por lo cual esta agravante última siempre se ha dado y en este caso la pena llega hasta 15 años de reclusión en contraste con la pena máxima el cual tiene este mismo delito el actual código que es de 12 años.

«Se darán cuenta que no es cierto que las penas por malversación oscilan entre cuatro a seis años de reclusión».

Pérez comentó que el delito de fraude contra el Estado también ha sido un delito que  han comentado que de acuerdo con el artículo 482 del nuevo código penal, que las investigaciones únicamente se podrán darse en las contrataciones públicas y no en otro mecanismo: «Queremos desmentir este hecho y establecer con toda claridad que el artículo 482 establece que el delito de fraude podría darse en cualquier proceso de contratación del Estado, estoy hablando de contratación directa, licitación privada y pública, pública internacional etc. En cualquier proceso que el estado adquiere bienes o contrata servicios se puede dar el delito de fraude pero yendo más allá se dijo que esto era para encubrir temas de ONGS, esto también es falso».

Además otra observación que realizaron diversos grupos de la sociedad es que el delito de enriquecimiento ilícito en las investigaciones no llegara a los cónyuges de los funcionarios públicos, según Mario Pérez, también es falso ya que el Tribunal Superior de Cuentas exige al funcionario público rendir cuentas de su patrimonio, ya que está en su obligación de hacerlo y además también tiene que declarar los bienes que tiene su esposa e hijos.

«Este nuevo código se estableció nuevas formas de contrabando y defraudación fiscal, así mismo se ha dicho que el código va ayudar a los narcotraficantes, es una expresión es una aseveración muy delicada, en la actualidad el delito de tráfico de drogas tiene una pena máxima de 15 a 20 años y en el nuevo código penal, primero se hizo una división, una categorización o clasificación de drogas graves para la salud y drogas menos graves para la salud. Solo hay una droga menos grava para la salud y es la marihuana ya quedó regulado a partir de que cantidad hay una especial importancia sobre este hecho».

Las penas menos graves son de cuatro a siete años de reclusión y según el diputado con esto han querido decir que esta será la pena para todas las modalidades de tráfico de drogas; argumentó que es falsa la apreciación que hace la población y otros grupos, está sanción solamente es para marihuana y otras drogas en cantidades menores.

«Como Congreso Nacional tenemos las puertas abiertas, las leyes se mejoran trabajando y con aportes. Invitó a Sociedad Civil hacer aportes y discutirlo», finalizó Pérez.

Por otra lado el ex diputado por el Partido Libre, el abogado Rasel Tomé, conversó con El Pulso.hn y expresó su punto de vista sobre el nuevo código penal y también como deberían incluir a los diferentes sectores en una mesa discusión para crear un nuevo código penal.

«Cuando yo estaba en el Congreso en el periodo anterior, denuncie la trampa que estaba haciendo el Partido Nacional, estaba rebajando las penas de los delitos contra la corrupción, los delitos malversación de caudales públicos, abuso de autoridad, enriquecimiento ilícito, cohecho o como popularmente se conoce “Soborno”».

El ex diputado explicó que los delitos que le rebajaron la pena al menos de cinco años, es que el nuevo código tiene como propósito que a las penas menos graves les puedan aplicar una figura llamada “remplazo” de la pena, según Tomé las personas se tienen que ir olvidando de la palabra conmuta, esa ese término se utiliza en el código vigente que se aprobó en 1983.

Abrogación del Código Penal

Las organizaciones de Sociedad Civil como el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Frente Parlamentario, la Cámara de Cortés, entre otros sectores organizados, están proponiendo la abrogación del código penal, eso quiere decir derogarlo completamente para que no entre en vigencia en noviembre y siga vigente el código de 1983.

«Actualmente la malversación y los delitos estos tienen una pena que va de 6 a 12 años y en el nuevo código lo están dejando de 4 a 6 ahí se observa que la rebaja es exagerada en el artículo 370».

«Los delitos contra la corrupción deben ser los más sancionados, porque la corrupción te deja sin escuela, medicinas, carreteras, oportunidades y nos ha dejado sin patria», acotó Tomé.

La apreciación del ex diputado es que el nuevo código no va combatir la corrupción, si no que la va favorecer.

En cuanto las penas de Narcotráfico, Rasel Tomé explicó que existe una fuerte discusión de políticas públicas y de política derecho penal, pero resaltó que la lucha contra el narcotráfico ha sido efectiva. Pero reflexiona que el Narcotráfico afecta al Estado y a la sociedad misma, ya que la población se puede volver adicta y los traficantes acumulan capitales grandes que luego se puede infiltrar a la institucionalidad del país.

«Si le consultan al pueblo hondureño si una mujer, si su esposo o pareja le obliga a que le lleve marihuana y se lo meta en sus partes íntimas y en el registro se lo encuentra, no creó que considere justo 15 años de cárcel, es la pena mínima que existe actualmente por ese hecho».

Para Tomé el único problema que tiene el nuevo código penal es que los delitos relacionados con corrupción queden impunes.

Aspectos buenos

«Hay aspectos buenos, lo de la gradualidad de la pena que hay revisarlo, también la discusión doctrinaria del delito, todo lo que es la clasificación jurídica pero ¿Dónde está el pecado? Es establecer una calle pavimentada para la corrupción, esto está hecho para que la corrupción quede impune ese es el pecado de este nuevo código. Si no se establecen las metas correctas para castigar la corrupción no tiene ninguna razón de ser».

Para la discusión de un nuevo código penal el ex parlamentario comentó que se deben de integrar diversos sectores a una mesa de discusión; la academia debe nombrar a la facultad de derecho con sus mejores abogados en materia penal, también se deben de incluir a los operadores de justicia que tengan prestigio y el apoyo de Sociedad Civil para poder construir un nuevo código penal.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019