MÉXICO OFRECE ENVIAR 6 MIL EFECTIVOS A FRONTERA SUR PARA FRENAR MIGRACIÓN

México ofreció en negociaciones que sostiene con funcionarios de Estados Unidos enviar hasta 6.000 efectivos de su Guardia Nacional a la frontera con Guatemala para frenar flujos de migrantes, dijeron el jueves dos personas con conocimiento del asunto. Sin embargo, un portavoz de la Secretaría de Gobernación de México negó el ofrecimiento. México envió una delegación a Washington para intentar evitar que se concreten las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles de...
Redacciónjunio 8, 2019

México ofreció en negociaciones que sostiene con funcionarios de Estados Unidos enviar hasta 6.000 efectivos de su Guardia Nacional a la frontera con Guatemala para frenar flujos de migrantes, dijeron el jueves dos personas con conocimiento del asunto.

Sin embargo, un portavoz de la Secretaría de Gobernación de México negó el ofrecimiento.

México envió una delegación a Washington para intentar evitar que se concreten las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles de importación a todos los productos mexicanos si el país no hace más para detener el flujo de migrantes a Estados Unidos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, afirmó que las negociaciones siguen avanzando y que “está difícil” encarar el reto.

El presidente de México dijo el jueves que realizará un mitin de “unidad” en la frontera en Tijuana dos días antes de que Estados Unidos imponga aranceles a todas las importaciones mexicanas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se realizará una manifestación el sábado para defender la “dignidad” de México en medio de una amenaza inminente del presidente estadounidense, Donald Trump, quien prometió imponer aranceles del 5% a los productos mexicanos a menos que el país impida que los migrantes centroamericanos viajen su territorio.

López Obrador expresó su confianza en que se podría llegar a un acuerdo mientras continuaban las conversaciones el jueves, pero no ofreció detalles más allá de rechazar el uso de la fuerza contra los migrantes.

“Estoy convocando a la gente de México (…) a un mitin para defender la dignidad de México y a favor de la amistad con la gente de los Estados Unidos”, dijo el presidente, quien ha realizado una multitud de manifestaciones como funcionario público en los últimos 20 años.

López Obrador ha dicho una y otra vez que su objetivo es evitar cualquier confrontación con Trump, y subrayó el jueves que “las autoridades de Estados Unidos se han comportado muy bien, porque no han cortado el diálogo”.

También confirmó que los fiscales mexicanos habían detenido a dos activistas de inmigración, pero negó que los arrestos se llevaran a cabo para complacer al gobierno de los Estados Unidos.

“No actuamos contra nadie para complacer a ningún gobierno extranjero”, dijo.

Grupos de derechos humanos dijeron que uno de los arrestados es Irineo Mujica, quien ha coordinado la logística y las estrategias para algunas de las caravanas de migrantes que han cruzado México en los meses anteriores. Mujica, del grupo de derechos de los migrantes Pueblo Sin Fronteras, parece tener doble ciudadanía estadounidense y mexicana y en el pasado ha tenido relaciones con la policía mexicana relacionada con las protestas en favor de los migrantes.

La última acción de López Obrador se produce en medio de la creciente ira por parte de Trump, quien ha criticado el enorme aumento en el número de migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador que cruzan México para llegar a la frontera de Estados Unidos. Mientras que México ha estado desalentando el tipo de caravanas a gran escala que vio en 2018 y los primeros meses de 2019, Trump quiere que México haga más.

El jueves, la agencia de inteligencia financiera de México anunció que había congelado las cuentas bancarias de 26 personas que según afirmó “presuntamente han participado en el tráfico de migrantes y en la organización de caravanas de inmigrantes ilegales”.

La agencia dijo que había detectado transferencias de dinero desde el centro de México a seis ciudades fronterizas mexicanas presuntamente relacionadas con las caravanas.

Los mexicanos saben que los aranceles podrían dañar seriamente su economía y apoyan en gran medida el enfoque conciliatorio de López Obrador.

“Esto es algo terrible lo que este hombre (Trump) está haciendo”, dijo Enrique Del Moral, quien trabaja en un restaurante en la Ciudad de México. “No tiene motivos para mezclar la inmigración con la economía. Está jugando con las economías de dos países, y eso no está bien”.

México ha rechazado cualquier acuerdo de “tercer país seguro” con Washington que requeriría que los inmigrantes soliciten asilo en México en lugar de Estados Unidos. Sin embargo, el gobierno mexicano ha permitido que Estados Unidos devuelva a los inmigrantes de otros países y los haga esperar en México, mientras que se procesan sus solicitudes de asilo en Estados Unidos.

“Entrar en un conflicto con Estados Unidos causaría problemas, muchos problemas económicos”, dijo Del Moral. “Lo que tenemos que hacer como mexicanos es evitar el conflicto”.

Sin embargo, México puede estar dispuesto a hacer más para asegurar su porosa frontera sur con Guatemala. La secretaria del Interior, Olga Sánchez Cordero, insinuó ese jueves, refiriéndose a “una violenta incursión” de los migrantes en el puente fronterizo entre México y Guatemala.

“Nadie puede violar nuestras leyes y nuestra soberanía en nuestro país de la forma en que lo están haciendo, llegando, en algunos casos, de manera agresiva”, dijo Sánchez Cordero.

También se refirió a la muerte el martes de un agente de inmigración mexicano, que fue asesinado a tiros en el estado de Veracruz, en la costa del Golfo. Si bien Veracruz es parte de la ruta más popular de los migrantes, el gobierno no proporcionó pruebas de que los migrantes o traficantes de migrantes estuvieran involucrados en el asesinato.

El miércoles, la policía mexicana y los agentes de inmigración bloquearon el avance de unos 1,000 migrantes centroamericanos que caminaban por una carretera en el sur de México.

El Instituto Nacional de Inmigración dijo que alrededor de 420 inmigrantes habían acordado ser transportados a un centro de detención de migrantes en la ciudad de Tapachula. Dijo que serían procesados allí, y las autoridades ayudarían a algunos a regresar a sus países de origen si fuera necesario.

Otros migrantes huyeron de las autoridades y se escondieron en la maleza. Pero un periodista de The Associated Press en la fronteriza Ciudad Hidalgo vio al menos a dos docenas de esos inmigrantes fugitivos que regresaban a Guatemala el jueves, aparentemente desanimados por el creciente esfuerzo mexicano.

Fuente: VOA

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019