LA LISTA NEGRA DE EEUU Y LA INOCENCIA DE LENA GUTIÉRREZ

@oscarlestrada Lena Karyn Gutiérrez Arévalo nació en Tegucigalpa el 19 de abril de 1977. Es hija de Lena Karyn Arevalo Zelaya y Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, exdesignado presidencial en el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), propietario de Agencia Aduanera Marco Tulio Gutiérrez S.A., una de las aduaneras más importantes del país, fundada en los años 70 durante la administración de Oswaldo López Arellano y desde los años noventa, cuando la elección de Rafael Callejas, uno...

@oscarlestrada

Lena Karyn Gutiérrez Arévalo nació en Tegucigalpa el 19 de abril de 1977. Es hija de Lena Karyn Arevalo Zelaya y Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, exdesignado presidencial en el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), propietario de Agencia Aduanera Marco Tulio Gutiérrez S.A., una de las aduaneras más importantes del país, fundada en los años 70 durante la administración de Oswaldo López Arellano y desde los años noventa, cuando la elección de Rafael Callejas, uno de los más importantes contribuyentes en las campañas políticas del Partido Nacional.

Lena Karyn cursó sus estudios primarios en el Liceo Franco Hondureño y los estudios secundarios en el Instituto Sagrado Corazón, donde egresó de Bachiller en Ciencias y Letras. En la Universidad de Texas A&M cursó la carrera de Ingeniería de donde se graduó a finales de los noventa. A su regreso a Honduras trabajó con su padre en la Agencia Aduanera, donde se desempeñó como Gerente Administrativa. En el mes de julio de 2003 contrajo matrimonio con el ingeniero Juan Carlos Suazo, tienen dos hijos.

Imagen de campaña de Lena Gutiérrez, 2009.


En el año 2009, los buenos contactos de su padre le permitieron una incursión en la política como miembro de la juventud del Partido Nacional de Honduras. Fue electa diputada al Congreso Nacional a sus treinta y dos años, siendo en esa ocasión la diputada más votada del proceso electoral.

En muchos medios se ha mencionado que su esposo, Juan Carlos Suazo, tiene una muy buena relación con el abogado Juan Orlando Hernández. Esa relación de amistad y la influencia de su padre en el partido sería la causa para que Lena, sin una trascendencia en las estructuras partidarias ni mayor carisma, lograra el puesto de primera vice presidenta del Congreso Nacional (2010-2014), cuando Hernández Alvarado era el presidente del legislativo, durante la administración del presidente Porfirio Lobo Sosa.

Lena Gutiérrez, su padre y sus hermanos, fueron además —según sus palabras— hasta el 2009, accionistas de la farmacéutica Astrofarma.

Pero lo que parecía una carrera política en ascenso para Lena, cosechando los buenos vínculos de su entorno más cercano, terminó siendo su desgracia.

En 2013, diversos sectores políticos de Honduras hicieron los primeros señalamientos de desvío de fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) a la campaña del ahora presidente Juan Orlando Hernández. A 2015, el Ministerio Público acusó al director de la institución, Mario Zelaya, por desvío de millones de dólares. Este hecho constituyó el mayor escándalo de corrupción en la historia del país  y la farmacéutica Astrofarma salto al centro del escándalo.

Los señalamientos a los Gutiérrez venían acumulándose desde mucho tiempo atrás. En octubre de 2013, el periodista Adolfo Hernández, (Yofo), aseguró que su programa televisivo No se Deje, fue sacado del aire «por la influencia de políticos corruptos», a quienes él denunció por hacer «millonarios negocios con el Estado».

«La gerencia general del canal Telered 21, ahora propiedad de la empresa trasnacional, Alba Visión, de capital mexicano, de manera arbitraria —dijo el periodista—, ordenó a los técnicos del estudio televisivo no sacar al aire su programa informativo que se transmitía de lunes a viernes de 06:00 a 08:00 de la mañana».

Yofo Hernández atribuyó el cierre de su espacio informativo a la visita que el señor Marco Tulio Gutiérrez le hiciera a los ejecutivos Oscar Jaramillo y Juan Carlos Lange. «Yo me entere que la visita no fue de cortesía. Si no que todo lo contrario. El empresario nacionalista les exigió el cierre de mi programa, pues en éste denuncio constantemente la influencia de estos políticos corruptos que hacen negocios con la salud del pueblo en la compra, almacenamiento y distribución de las medicinas», especificó Hernández, agregando haber sido víctima de amenazas a muerte.

Lena Gutiérrez y su abogado defensor Eduardo Montes, asesinado el 15 de septiembre de 2015 por el joven artista Rigoberto Paredes Vélez.


La reacción popular por el desfalco del IHSS generó una amplia movilización que se conoció como marcha de las antorchas, que contribuyó a la instalación de la Misión de Apoyo al Combate de la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), con el apoyo de la Organización de Estados Americanos. Mario Zelaya y varios altos funcionarios de la institución fueron procesados y sentenciados culpables por múltiples delitos relacionados con el caso del IHSS.

El 30 de junio de 2015, el Ministerio Público libró orden de captura en contra de la diputada Lena Gutiérrez y su familia, Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, Lena Karim Gutiérrez Arévalo, Julio César Gutiérrez Arévalo y Gilberto Lezama Toro, Ginette Karime Gutiérrez Arévalo y Gladis Irías Rivera, todos accionistas de Astropharma, acusados de delitos contra la salud pública, falsificación de documentos públicos y fraude.

Lena Gutiérrez Arévalo, por ostentar un alto cargo en el Congreso Nacional, debió someterse a un antejuicio ante la Corte Suprema de Justicia, siendo nominado para el caso como juez natural el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el Abogado Jorge Rivera Avilés.

El proceso además incluyó a los miembros del Comité de Evaluación, María de los Ángeles Fúnez Pineda, Martha Griselda Vásquez Ordoñez, Érica Ninosca Castillo Canelas, Mirzha Lizeth Ruiz Castro y Kristian Manuel Bautista, por dos delitos de Violación de los Deberes de los Funcionarios y Prevaricato en perjuicio de la Administración Pública. Igualmente la ex directora de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud, la señora Mirtha Gloria Escobar Cárcamo, por el delito de Violación de los deberes de los funcionarios en perjuicio de la Administración Pública. Así como contra la Comisión Precalificadora de la Secretaría de Salud, ciudadanas María Cristina Núñez García y Evelyn Flores Díaz por el delito de Violación de los Deberes de los Funcionarios en perjuicio de la administración pública.

Según las investigaciones de la Fiscalía, el medicamento conocido como ácido acetilsalicílico no contaba con el registro sanitario correspondiente y tenía sustancialmente disminuida su calidad en relación a los efectos positivos que debería tener en el paciente. En el imaginario popular, se conocieron como “pastillas de harina”.

Según la fiscalía, también se simuló la venta de la empresa Astropharma, para tratar de evadir la prohibición existente contra sus propietarios de contratar con el Estado y lograr hacer creer que eran otros los beneficiarios de las adjudicaciones, no obstante, el Ministerio Público acreditó que dicha venta no fue real y que dicha transacción fue el artificio para simular la desvinculación de la familia Gutiérrez con la empresa para ser favorecidos con los contratos del sistema de salud pública, indica el texto.

La cobertura mediática del caso generó un amplio rechazo de la población contra la familia Gutiérrez, Lena, por ser en ese momento diputada del Congreso Nacional y la cara más visible del clan, ligada además al presidente Juan Orlando Hernández y a la cúpula del partido, fue quien más recibió repudio de un sector de la población que la vieron como un ejemplo de impunidad de los sectores más poderosos del país.

En septiembre de 2015, el abogado defensor de Lena Gutiérrez Arévalo, Eduardo Montes, murió asesinado de múltiples puñaladas por el joven Rigoberto Paredes Veléz en un ascensor en un lujoso edificio de la ciudad capital en donde ambos laboraban. En el proceso penal en su contra, Paredes manifestó que había asesinado a Montes por su ejercicio profesional en el caso de Gutiérrez, pues encontró injusto que la defendiera.

Lena Gutiérrez al salir de una audiencia.


La juez Julissa Aguilar, esposa de Eduardo Montes, manifestó en el proceso que confiaba en la inocencia de la diputada Gutiérrez. «Eduardo creía en la inocencia de Lena Gutiérrez y su familia, trabajé con él investigando el caso, y como Eduardo, yo creo también en la inocencia de Lena Gutiérrez», comentó la viuda. 

Pero el Ministerio Público siguió con el proceso. Ellos consideraban que la creación de GK Américan Electronic no fue más que la fórmula mágica que buscaron los Gutiérrez para ocultarse entre las acusaciones que ya venía experimentando por fraudes en la venta de medicinas.

Los Gutiérrez siempre aseguraron no estar ya vinculados con Astropharma. «Fuimos socios de esta empresa hasta el mes de diciembre del año 2009; vendimos nuestras acciones a inversionistas extranjeros tal como consta en los registros públicos correspondientes», sostuvo Lena Gutiérrez, en rueda de prensa desarrollada por ella y sus parientes, un día después de que Ministerio Público presentara el respectivo requerimiento fiscal.

La Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción argumentaba, sin embargo, que los Gutiérrez vendieron Astropharma a la empresa GK Américan Electronic, una compañía fundada el 28 de enero del 2009 «a nombre de personas ajenas, pero con dinero de ellos».

Según el portal revistazo.com, GK Américan Electronic fue creada como Sociedad de Responsabilidad Limitada (S de RL) con un capital inicial de 250 mil lempiras. La escritura de constitución señala como fundadores a Gladys Irias Rivera y Pedro Pablo Alvarado Hernández, quienes aportaron 125 mil lempiras cada uno, dinero que obtuvieron de la cuenta de cheques 2167-1 que la Agencia Aduanera Marco Tulio Gutiérrez mantiene en BAC-Credomatic.

«La Agencia Aduanera Marco Tulio Gutiérrez emitió el 28 de enero del 2009 el cheque certificado 8842201 por 250 mil lempiras para que Gladys Irias Rivera y Pedro Pablo Alvarado Hernández fundaran GK Américan Electronic», indica el portal.

Más adelante, GK Américan Electronic dejó de ser S de RL para convertirse en una Sociedad Anónima (S.A.), con un capital de 5 millones y 10 millones como máximo. El monto para aumentar el capital de la sociedad también habría salido a través de cheque certificado de la Agencia Aduanera Marco Tulio Gutiérrez, según pruebas presentadas por la Fiscalía.

GK Américan Electronic fue luego vendida el 12 de diciembre de 2011, por 5 millones de lempiras a la compañía Río Hidropower Corporatión, representada legalmente por la señora Kasmir Ibukane Garay Suazo, el 1% de las acciones fueron adquiridas por Carlos Alberto Zamora Bautista, quien también figuró como fundador y primer gerente general de Astropharma.

«Un año después, el 13 de Junio de 2013, Carlos Alberto Zamora vendió su parte, el 1%, a Estela del Carmen García. Curiosamente, Zamora Bautista hizo la misma transacción en junio del 2005 cuando le vendió a Ginnete Karime Gutiérrez Arévalo las acciones que tenía en Astropharma», indica el portal revistazo.com.

Lena Gutiérrez Arévalo


En Mayo de este año, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó una «lista negra» de funcionarios del Triángulo Norte de Centroamérica vinculados con actos de corrupción, y entre los funcionarios del Honduras, se encuentra la ex congresista Lena Gutiérrez, entre otros. Ante la publicación de esta nueva lista, Gutiérrez publicó mediante un comunicado donde asegura que «esa información es totalmente falsa». Señaló que «jamás» ha sido acusada por desfalcarle al Estado de Honduras, 120 millones de dólares americanos y que la acusación por la que enfrentaría juicio, en menos de un mes, es por la venta de un medicamento, que no fabricó.

La Global Magnitsky Human Rights Accountability Act o Ley Magnistky Act, es una ley aprobada en Estados Unidos que persigue a extranjeros acusados de corrupción y violaciones a los derechos humanos. Fue aprobada en 2012 e inicialmente fue dirigida a funcionarios rusos y otras personas implicadas en el crimen del abogado ruso Sergei Magnitsky, en noviembre de 2009 que denunció la corrupción en Rusia. Desde abril 2016, es Ley en los Estados Unidos y se aplica globalmente, «autoriza a los gobiernos a sancionar a los infractores de los derechos humanos, congelar sus activos extranjeros y prohibirles ingresar al país firmante».

La lista publicada en mayo menciona a 21 hondureños, entre ellos el expresidente Rafael Leonardo Callejas, preso por corrupción en Estados Unidos; la diputada Gladys Aurora López, implicada en el caso Pandora; el ex alcalde Óscar Kilgore; el diputado Fredy Nájera, declarado culpable de narcotráfico en Estados Unidos; Sandra Deras; el expresidente de la Corte Suprema de Justicia Jorge Rivera Avilés; el político Celino Arístides Aguilera; José Francisco Quiroz; Liliam Maldonado; Julio César Barahona y Lena Gutiérrez.

En agosto de este año, la sala III del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa declaró sentencia absolutoria en favor de Lena Gutiérrez y su familia. Según consta en el escrito, la Fiscalía no pudo acreditar la acusación en contra de los imputados a quienes se les suponía responsables de los delitos contra la salud pública, falsificación de documentos públicos, uso de documentos públicos falsos en perjuicio de la fe y la salud pública.

La decisión fue tomada por unanimidad por el Tribual de Sentencia.

«No existen suficientes medios de prueba para enervar su estado de inocencia por lo que este tribunal debe dictar a factor de usted, sentencia absolutoria», leyó el tribunal en la audiencia.

Luego de conocer el fallo a su favor, la exdiputada Gutiérrez salió de las instalaciones del tribunal y en su primera reacción mostró la satisfacción por la decisión tomada por los jueces.

«Se ratificó lo que dije en el 2015: mi familia y yo somos inocentes. Agradecida con Dios», fueron las palabras de Lena Gutiérrez antes de partir de los juzgados.

Queda, sin embargo, aún pendiente, saber qué dirá el Departamento de Estado con el señalamiento que hizo en mayo contra Lena Gutiérrez, ahora que la justicia hondureña desvirtuó las acusaciones en su contra.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019