Hubris

Es una enfermedad que afecta a los pobres mortales que se encuentran con el poder, aislándolos éste, de la realidad. Haciéndoles creer que sin ellos la marcha del mundo no va más, que el sol dejará de salir o que las estrellas caerán -esto es cierto-. Aunque no por qué algún Alejandro Magno se interponga entre los mortales y el astro rey. En Honduras quien ostenta el poder político ha perdido “el piso “, desconectado...
Redaccióndiciembre 3, 2019

Es una enfermedad que afecta a los pobres mortales que se encuentran con el poder, aislándolos éste, de la realidad. Haciéndoles creer que sin ellos la marcha del mundo no va más, que el sol dejará de salir o que las estrellas caerán -esto es cierto-. Aunque no por qué algún Alejandro Magno se interponga entre los mortales y el astro rey.

En Honduras quien ostenta el poder político ha perdido “el piso “, desconectado de una realidad que afecta según LA CEPAL – citado por Juan Orlando Hernández en ocasiones anteriores -. A un 55. 8 % de pobres y según cifras oficiales del país con un 61. 9%, seguido por El Salvador y muy lejos de Uruguay con el 8.1 % de pobres. Honduras encabeza la lista de los países más pobres de América Latina. ¡Nada nuevo! Sin embargo Juan Orlando Hernández parece no inmutarse por estas cifras, padeciendo el síndrome de HUBRIS.

El que dirige el régimen avalado por el gobierno estadounidense y defendido por las fuerzas armadas. Ajeno a la popularidad, aspira aún tercer período ya sea directamente o través de un testaferro llamado Nasry Asfura.

Andan borrachos de poder que no ven la oprobiosa realidad de las mayorías ¿Qué le hace pensar a JOH que la gente va a votar por Nasry Asfura? Sí es que acaso las elecciones se ganan con votos .

Nasry Asfura es una figura que viene de más a menos. Ya la población capitalina se está dando cuenta que  “Papi a la orden ” es un espejismo.  Ya se están dando cuenta que detrás de esas obras millonarias hay algo que no cuadra y que esa inversión desproporcionada no ha sido  solución vial durante los ya casi 6 años de llenar de cemento la capital, en detrimento de las arcas de los capitalinos, daño ambiental y gasto en combustible.

A los pecados de Nasry Asfura se deberá de sumar la impopularidad de joh.

El hombre que ha deforestado la capital y no se le ve que vaya a construir represas. ¡Ahí nos vemos cuándo el verano nos reduzca la sangre!

Tito Asfura hijo auténtico del sistema económico y político que gobierna para un pequeño grupo de personas mientras a la mayoría le vende la ilusión que con los puentes ha llegado la “modernidad” a la capital.

Es un hombre que trabajan repiten algunos, bajo la influencia del poder mediático.

¿Se han preguntado cuándo gana un guardia de seguridad por laborar hasta por 48 horas continuas? ¿Cuánto gana Tito Asfura en su sueldo, fondo rotatorio y otros privilegios por ser alcalde?

Don Tito Asfura un producto mediático, símbolo de una élite que se “harta hasta el cansancio” mientras que los nadie viven en cobachas y se pelean con los perros en los depósitos de basura.

A los pecados con los que ya cuenta el turco Asfura, se suman los del hombre más querido en honduras;  hermano de Tony Hernández.

Asfura aspira y aspira.. (también saca la lengua) .. a llenar de concreto la hondura.

La única cura para los que padecen el síndrome de HUBRIS es quitarles el poder.

Por el bien de las mayorías de la población y hasta de ellos mismos, hay que quitarles ese mal del que padecen.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019