Fuerzas Armadas sin moral

El juicio contra Tony Hernández ha finalizado y ha sido encontrado culpable de los 4 delitos que estaba siendo acusado. En el juicio quedó en evidencia que utilizó la institucionalidad del estado a cargo de su hermano Juan Orlando Hernández para delinquir: Secretaria de Seguridad; Fuerzas Armadas; Corte Suprema; Congreso Nacional; Ministerio Público, entre otras instituciones. Inmediatamente después del veredicto Don Juan Orlando Hernández salió a los medios de comunicación descalificando al jurado, alegando que...
Redacciónoctubre 22, 2019

El juicio contra Tony Hernández ha finalizado y ha sido encontrado culpable de los 4 delitos que estaba siendo acusado. En el juicio quedó en evidencia que utilizó la institucionalidad del estado a cargo de su hermano Juan Orlando Hernández para delinquir: Secretaria de Seguridad; Fuerzas Armadas; Corte Suprema; Congreso Nacional; Ministerio Público, entre otras instituciones. Inmediatamente después del veredicto Don Juan Orlando Hernández salió a los medios de comunicación descalificando al jurado, alegando que el veredicto era injusto, ya que se había válido de testimonios de narcos que habían cometido muchos crímenes.

El día sábado 19 de octubre, día después del veredicto, las fuerzas armadas realizan desfile bajo la justificación de la proximidad de la celebración de su día.

El noble pueblo hondureño en protesta no cree esa coartada. Sabe que, en esa escaramuza hay un mensaje guerrerista, de intimidación, demostración de fuerza, de poderío. El mensaje es: ¡será masacrado aquel pueblo que exija la salida de Juan Orlando Hernández!

Las mayorías de la población saben de lo que son capaces las fuerzas armadas, no desconocen que están al servicio del régimen de Juan Orlando Hernández y sobre todo al servicio del gobierno de los Estados Unidos del Norte.

Pero también el pueblo para sus adentros sabe que detrás de esa demostración de poderío militar se evidencia flaqueza, división en sus filas, cobardía.  El pueblo no ignora que ese poderío mostrado en términos de resultado contra los narcotraficantes fue nulo y que ninguna estrella les corresponde a los militares en el combate contra el narcotráfico, sin mencionar las otras funciones de acuerdo a la constitución.

La única captura, la de “los Valle Valle” fue realizada por el policía Ramón Sabillón y que el premio dado por Juan Hernández fue retirarlo de la institución policial. Los demás narcotraficantes prefirieron entregarse al gobierno de los estados Unidos de Norteamérica.

El comandante del Estado Mayor Conjunto quién ha muestra con soberbia 5 estrellas sabrá frente a su espejo la forma en que las ha obtenido.

La jerarquía militar muestra desprecio por sus mismos soldados por considerarlos analfabetos, incapaces de revelárseles. Que no se sientan tan seguros en sus haciendas, en donde conspiran y ordenan la represión al pueblo hondureño, quien es al único que deben obediencia.

Seguramente dentro de la institución castrense existen personas dignas y valientes como el capitán Santos Orellana quien fue el primero en denunciar los vínculos de Tony Hernández con el narcotráfico. Corriendo la misma suerte que el policía Sabillón. ¡Le dieron de baja de la institución castrense!

Las fuerzas armadas en su falsa demostración de fuerza, de unidad, se dieron cuenta que no gozan del apoyo popular, que ya no gozan del respeto de la población.

El pueblo hondureño no se dejará masacrar por las fuerzas armadas sin renunciar a su objetivo que es sacar a Juan Orlando Hernández del poder sin poder.

 

Según medio de comunicación capitalino 1000 millones de dólares han invertido las fuerzas armadas de la región para modernizar sus unidades. Siendo Honduras el que mayor ha invertido con 364 millones de dólares, seguido por Guatemala. Siendo los que menos gastan: Nicaragua con 83.9 millones y 39 millones Costa Rica.

Algún día no muy lejano esa relación deberá de cambiar, porqué es inconcebible que se inviertan esas cantidades de dinero en el país más pobre del continente.

Las fuerzas armadas deberán rectificar o no podrán eludir su camino hacia su desaparición. El reto lo tienen esas generaciones honestas que integran la institución castrense. Ajenas a los acuerdos de cúpulas militares, políticas y económicas, enemigas a muerte de la población hondureña.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019