En 25 días entraría en vigencia el nuevo Código Penal

Por Edgardo Mancía La forma de divulgar la información en Honduras a través de las redes sociales y medios de comunicación podría cambiar a partir del 10 de noviembre, fecha establecida en la que entraría en vigencia en nuevo Código Penal. A pesar que el Congreso Nacional enfatizó que harán varias reformas a varios artículos polémicos del nuevo Código, a 25 días para que entre en vigencia todavía no ha entrado en discusión; entre ellos...
Redacciónoctubre 15, 2019

Por Edgardo Mancía

La forma de divulgar la información en Honduras a través de las redes sociales y medios de comunicación podría cambiar a partir del 10 de noviembre, fecha establecida en la que entraría en vigencia en nuevo Código Penal.

A pesar que el Congreso Nacional enfatizó que harán varias reformas a varios artículos polémicos del nuevo Código, a 25 días para que entre en vigencia todavía no ha entrado en discusión; entre ellos se encuentran: Despenalizar delitos contra el honor y la derogación de la responsabilidad penal para las personas de carácter jurídico.

Los artículos del nuevo código penal: 229, 230, se enfocan en las injurias y calumnias, los delitos por los que normalmente son acusados los periodistas. Lo que llama la atención es el 232 que sancionaría a las personas que realicen publicaciones en redes sociales señalando a una persona natural, jurídica o institución pública o privada, el cual será tomado como calumnia; y el artículo 28 que penaliza no solamente al periodista, sino también a los directos y dueños de medios de comunicación.

Para el excomisionado de los derechos humanos y abogado, Nery Velásquez plantea que en una mesa de discusión los delitos contra el honor deben ser expulsados de cualquier código penal. Además resalta que esas son las recomendaciones que realiza el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

«Se tienen que ver tres cosas: Libertad de expresión, opinión y de prensa; si no lo vemos desde esa perspectiva y entramos a verlo desde el panorama del derecho penal y abrimos la discusión sí se cumple y se brindan todos los elementos, si no se da, entonces estamos entrando al juego que quiere el Estado hondureño y no quieren asumir las recomendaciones que han dado los organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la ONU».

Velásquez considera que la expulsión de los tipos penales respecto a la libertad de expresión debe ser la discusión principal ya que viene violentar precisamente todo tipo derecho libertad de expresión.

Revolución silenciosa

«La humanidad vivió una revolución muy silenciosa, pero quiérase o no llegó a los seres humanos y son las redes sociales y nos cuestionamos ¿Qué pasa cuando estamos penalizando las redes sociales en un Estado de Derecho y llámese un sistema democrático? y es ahí cuando debemos de ver qué sucede del por qué todo esto, entonces todo esta penalidad que nos están imponiendo está coartando nuestros derechos ».

El excomisionado destaca que la libertad de prensa en los sistemas democráticos se debe de fortalecer, ya que un partido político, funcionario y empleado público en una sociedad democrática deben de rendir cuentas y no ofenderse, la población ataca fuertemente a los funcionarios que no cumplen con sus funciones establecidas, según Velásquez las redes sociales juegan un papel importante en la humanidad.

Según la empresa inglesa “We are social” en un estudio realizado en febrero del 2018 reflejó que el 39% de la población hondureña tienen acceso a la red y 3.6 millones utilizan redes sociales; siendo Facebook e Instagram las plataformas más frecuentadas.

Castigo a la denuncia

El defensor de los derechos humanos Ariel Díaz, comenta que el nuevo código penal lo que pretender hacer es castigar la denuncia; desde su punto de vista las reformas al código penal lo que hacen también es enviarle un mensaje a la ciudadanía: «Recordemos que el derecho penal también tiene dos funciones principales: la preventiva y represiva, por una parte encontramos que la prevención que está buscando hacer este nuevo código penal es para aquellos que tienen información valiosa no la publiquen, que la ciudadanía no tenga acceso a esta información y ellos continúen gozando de la impunidad».

Para Díaz las denuncias por corrupción y abusos a los derechos humanos por parte del gobierno se diluye en el discurso del nuevo código penal
«Además los jueces y los operadores de justicia se encontraran con un grave problema cuando llegue el momento de aplicar esta normativa, porque nosotros hemos advertido que estos operadores de justicia que comiencen aplicar el nuevo código penal serán observados de manera intensiva por las organizaciones de derechos humanos para asegurarnos que estén aplicando un control de constitucionalidad»

«Están aplicando un control de convencionalidad que garantice que no haya compatibilidad con sus fallos a la luz de este nuevo código penal con la Constitución de la República y otros tratados internacionales en materia de derechos humanos y a nivel estructural hablando un poco de Estado de Derecho y democracia debemos resaltar que un Estado de Derecho se caracteriza por tener un derecho penal basado en el principio de menor intervención en las libertades públicas»
El defensor de los derechos humanos, visualiza con mucha preocupación la censura, ya que la libertad de expresión y de prensa son elementos fundamentales en un Estado de Derecho.

Autocensura

Johnny Lagos, director y fundador del periódico El Libertador, quien sufrió un atentado junto a su esposa en agosto del 2017, explica su punto de vista como medio independiente respecto al nuevo código penal y en especial a los artículos que penalizan las calumnias, injurias y difamación.

Lagos no creé que los periodistas se vayan a autocensurar pero tomarán medidas previo a la divulgación de la información: «Yo creo que no, obviamente lo que va pasar es que se le dará más lectura, más cerebro a una publicación, usted puede contar todo el secreto, es como decirlo en otras palabras».

«Hoy la información del mundo acabe en la mano, nadie va poder parar eso y no lo van parar por muchas razones, ya que en Honduras muchos ignoran el código».
El director de El Libertador, considera que el Código Penal en los casos de calumnia, injurias y difamación lo van aplicar de manera selectiva, enfocándose en los medios, directores y dueños que el gobierno considere influyentes por sus contenidos. «A ningún gobierno le ha gustado la crítica, todavía en la élite política y económica de este país no le cabe la modernidad en la cabeza, no entienden que una sociedad moderna y civilizada precisamente entiende que en la crítica está el deseo de la evolución de todos», finalizó Lagos.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019