ELVIN ERNESTO SANTOS, LA HISTORIA DE UN CASI PRESIDENTE

Elvin Ernesto Santos Ordóñez, un joven ingeniero de una familia con una reconocida trayectoria política en el Partido Liberal tenía todo lo necesario para ser Presidente de Honduras, pero las circunstancias a partir del golpe de Estado de 2009 han hecho caer su imagen personal. Nació un 18 de enero de 1963, hijo de Elvin Santos Lozano y la señora Sonia Ordóñez, cursó sus estudios primarios en la Elvel School y los secundarios en la...
Redacciónjunio 4, 2019

Elvin Ernesto Santos Ordóñez, un joven ingeniero de una familia con una reconocida trayectoria política en el Partido Liberal tenía todo lo necesario para ser Presidente de Honduras, pero las circunstancias a partir del golpe de Estado de 2009 han hecho caer su imagen personal.

Nació un 18 de enero de 1963, hijo de Elvin Santos Lozano y la señora Sonia Ordóñez, cursó sus estudios primarios en la Elvel School y los secundarios en la Escuela Americana de la capital de Honduras, se graduó de Ingeniero Civil especializado en Administración de Proyectos en la Universidad Lamar en Beaumont, Texas en Estados Unidos de América. Regresó al país para trabajar en la empresa familiar, la constructora Santos y Compañía, una de las más grandes de Centroamérica.

La familia Santos escribió su nombre para la eternidad en el partido Liberal, su padre Elvin fue ministro de Recursos Naturales y ex presidente del desaparecido Concejo Metropolitano del Distrito Central, su tío, Max Gil Santos, fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia, subprocurador general de la República, director general de Servicio Civil, vicecónsul de Honduras en Miami y secretario del ex presidente liberal Roberto Suazo Córdova.

Por lo que la política nunca fue extraña para Elvin, desde muy joven fue militante del partido, pero su primera gran oportunidad llegó con una oferta que no podía rechazar.

“En 2006 Elvin decide meterse a política porque lo va a buscar Mel Zelaya y le ofrece que lo acompañe en la aventura política para ser presidente, Mel quería hacer un balance entre él que era un hombre del campo y Elvin un hombre estudiado y empresario”, relató el abogado Juan Carlos Barrientos, quien es su amigo personal y parte del equipo legal de Santos y Compañía.

Barrientos lo define como una persona metódica, bien disciplinada, que le gusta trabajar, llegar temprano a su oficina y no tiene hora de salida, alguien a quien le gusta estar siempre presente en sus negocios.

Al ganar las elecciones Zelaya este no contó con su vicepresidente y poco a poco su agenda fue cambiando, alejándose del Partido Liberal y rodeándose de sus colaboradores únicamente.

“Mel lo hizo a un lado, inclusive no le dio ni oficina, se fue a la casa de sus papás en la Colonia Humuya que la habían dejado para irse a otro lado y la convirtió en su oficina”, explicó Barrientos.

Tampoco cumplió otras promesas, arreglos previos que se dan para compartir el poder una vez que se obtuviera el poder, Barrientos continúa recordando que “Elvin trató de involucrarse en algunos temas y le habían ofrecido manejar Soptravi (Secretaría de Obras Públicas y Transporte), porque es dueño de una de las constructoras más grandes de Honduras”, aunque esto no se dio.

Una fuente cercana al expresidente Zelaya comentó que la decisión de Mel de no darle una oficina en Casa Presidencial a Santos, fue una recomendación del expresidente Carlos Flores.

Santos renuncia a la vicepresidencia y decide empezar su campaña presidencial, pero la Constitución en ese momento prohibía a quien hubiera ostentado los cargos de presidente o vicepresidente participar como candidato presidencial.

En noviembre de 2008 el Tribunal Supremo Electoral (TSE), decide inhabilitarlo previo a las elecciones internas del Partido Liberal participó en su representación Mauricio Villeda, bajo el slogan “Votar por Mauricio es votar por Elvin”, este logró vencer a Roberto Michelleti.

El propio Barrientos representando a Santos interpuso un amparo el cual fue resuelto a su favor, en ese momento renunció Villeda dejando la candidatura a Santos.

Se enfrentó a Porfirio Lobo, encuestas en el mes de mayo le daban una ventaja de 21 puntos frente al candidato nacionalista, prácticamente todos ya lo hacían presidente, pero el giro ideológico de Zelaya y la cuarta urna provocaron miedo en algunos sectores del país, se propagó el rumor que Honduras se volvería una segunda Venezuela, entonces la empresa privada, la iglesia y las organizaciones civiles se organizaron para apoyar un golpe de Estado militar.

El 28 de junio a eso de las diez de la mañana se confirmó que el presidente Zelaya había sido sacado de su casa, subido a un avión y enviado a Costa Rica contra su voluntad, más o menos al mismo tiempo en el Congreso Nacional se presentó una carta de renuncia supuestamente firmada por Zelaya que terminó siendo falsa y se juramentó a Michelleti como presidente por sucesión constitucional.

Esto desató un sisma social, un rompimiento grave en la sociedad e incluso en la familia hondureña, el Partido Liberal hasta el día de hoy, diez años después no ha logrado recuperarse.

Carlos Eduardo Reina comenta que “Elvin Santos era el candidato del partido más grande de Centro América en ese momento y tuvo el rol más triste que alguien pueda tener. Apoyó el golpe de Estado que le quitó las elecciones”.

“Yo le dije, semanas antes de las elecciones Elvin, todavía podes ganar si haces algo. Venite conmigo a la frontera y pedí que se deje entrar al legítimo presidente de Honduras, que a pesar de las diferencias que tienes con él, reconoce a Mel como el presidente legítimo de Honduras”, agregó Reina.

Según Reina no lo hizo porque el golpe iba encontra de sus intereses, porque él era parte de la conjura golpista contra Zelaya.

La repercusión de no oponerse al golpe fue enorme, la mayoría de liberales estaban molestos y deciden no apoyarlo.

Santos considera que él fue “el más golpeado”, ya que ese golpe le arrebató la presidencia de la república que prácticamente estaba ganada.

Mientras Barrientos hace memoria del hecho, considera que la derrota de Santos fue “una desgracia para Honduras, gana Pepe Lobo porque en su gobierno se gesta la candidatura de Juan Orlando Hernández y el fenómeno del saqueo del Seguro Social”.

Luego de esto, Elvin se repliega y ese fracaso lo hace apartarse de la política, se dedica a sus empresas y a trabajar, hasta las pasadas elecciones que decide nuevamente lanzarse y gana la primera diputación de Francisco Morazán.

En enero de 2018, Elvin se perfila como jefe de bancada de los liberales en el Congreso, tras una votación de más de 30 diputados entre titulares y suplentes es electo, pero en el momento también creó polémica, ya que Mauricio Villeda, con quien disputaba el puesto, denunció que fue electo a través de una misa negra.

Luego, en junio de 2018, tras una investigación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) y fiscales e investigadores de la Unidad Fiscal Especial contra la Corrupción y la Impunidad del Ministerio Público (UFECIC-MP) se presentó requerimiento fiscal contra 38 imputados, entre ellos Elvin Santos.

Según la acusación se desviaron más de doscientos ochenta millones de lempiras de fondos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería a través de organizaciones no gubernamentales para financiar las campañas políticas tanto del Partido Nacional como del Partido Liberal en el año 2013.

La acusación de la MACCIH contra Santos dice que a través de estos fondos pagó un préstamo del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL) por un valor de casi cien millones de lempiras (L. 99,030,000.00) que fueron usados para su campaña en el 2009.

“Ese dinero se pagó a los bancos, nunca entró al Partido Liberal de Honduras. Era una obligación que se tenía con el Banco Ficohsa que fue quien prestó el dinero para la campaña después del golpe de Estado del 2009, con ese prestamos se pagó la publicidad a las emisoras y a los canales y las letras al banco en una campaña austera donde salvamos el país”, dijo Santos.

“Ahora tratar de desvincular esa iniciativa que se tuvo para preservar la democracia que se hizo legalmente, para después ahora entrar al origen de los fondos, eso ya no es competencia ni del Partido Liberal ni de su servidor, esa es competencia de la Comisión de Bancos y Seguros y de los bancos mismos que debieran estar seguros de donde vienen los fondos, y ese dinero iba de Banco de Occidente a Banco Ficohsa, quien iba a dudar de eso”, declaró al momento que se presentaron los requerimientos.

El 24 de julio de 2018, una juez natural dictó detención judicial contra Santos y otros 18 implicados en el llamado Caso Pandora, entre los acusados junto a Santos también fueron enviados los diputados Rodolfo Irías Navas, Celín Discua Elvir y Elden Vásquez, así como el diputado por el Parlamento Centroamericano Franklin Erick Toruño y fueron remitidos al Primer Batallón de Infantería.

Barrientos comparte la versión de Santos, explica que “lo implican en Pandora por un préstamo que sacó con banco Ficohsa y que ni por error podría él imaginar como iban los nacionalistas a pagar ese préstamo de esa manera, cuando el compromiso era que lo iban a pagar de la deuda política y a través del cobro de la cuota de retención de los empleados públicos”.

Tres días después fueron liberados con medidas distintas a la prisión y deben de firmar cada semana en los juzgados, hasta el día de hoy se encuentra el caso todavía en la Corte pendiente de resolución.

El 25 de enero de 2019 dejó la jefatura de la bancada del Partido Liberal y expresó que “me dedicaré a la familia, a generar trabajo -más de mil empleados dependen de este servidor-, tenemos que terminar el proceso legal que comenzamos (acusación en caso Pandora) y que nos han querido injustamente involucrar y además vamos a continuar la labor política ya en la plataforma que signifique el poder escalar a escenarios que permitan que definitivamente el país cambie”.

Barrientos compara a Santos con el reconocido banquero Jorge Bueso Arias, quien también estuvo muy cerca de la presidencia y hasta el día de hoy miles consideran que de haber llegado hubiera cambiado para bien el rumbo del país.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019