ASÍ SE APROBARON LAS REFORMAS

CRÓNICA PARLAMENTARIA Una semana muy ocupada vivieron nuestros honorables diputados en medio de la negociación final para aprobar, finalmente, las reformas electorales en la víspera de la inauguración de la segunda legislatura del Congreso Nacional. Espectáculos y conflictos multicolor fueron el deleite de los medios de comunicación, ya que todo indica que entre más “peliagudo” sea el tema a negociar, más “confetti” arrojan los legisladores a la prensa para desviar la mirada del núcleo del...

CRÓNICA PARLAMENTARIA

Una semana muy ocupada vivieron nuestros honorables diputados en medio de la negociación final para aprobar, finalmente, las reformas electorales en la víspera de la inauguración de la segunda legislatura del Congreso Nacional. Espectáculos y conflictos multicolor fueron el deleite de los medios de comunicación, ya que todo indica que entre más “peliagudo” sea el tema a negociar, más “confetti” arrojan los legisladores a la prensa para desviar la mirada del núcleo del embrollo.

Siguiendo lo dispuesto por el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, las sesiones de esta semana se reanudaron hasta el miércoles para, según lo comunicado por Oliva, dar más tiempo a las bancadas para ponerse de acuerdo con lo que se aprobaría antes que finalizara el 24 de Enero, fecha límite para realizar la aprobación de las reformas electorales y garantizar su ratificación en la segunda legislatura. Antes de iniciar la sesión del pleno, el presidente Mauricio Oliva anunció una conferencia de prensa con todos los jefes y subjefes de las diferentes bancadas que integran el pleno del Congreso Nacional, pero minutos antes de la conferencia en cuestión se informó de un extraño accidente que el subjefe de la bancada del partido Libertad y Refundación, Jorge Cálix, habría sufrido, junto con una serie de imágenes que dejaban más dudas que certidumbres. En vista del raro incidente, el presidente Mauricio Oliva lideró por su cuenta la conferencia de prensa previo a la sesión legislativa vespertina, en la que muy poco se discutió sobre las reformas y fue evidente la ausencia del subjefe de bancada de Libertad y Refundación.

El jueves la sesión se reanudó pasadas las 12:30 pm, ante la ausencia total de la bancada de Libertad y Refundación que se encontraba reunida en su sede para terminar de definir sus posiciones al respecto de las reformas a aprobar. Tras la lectura y aprobación de algunos dictámenes, entre los que se aprobó un proyecto del diputado nacionalista por Cortés, Jaime Villegas, para autorizar un préstamos a la municipalidad de San Pedro Sula por una cantidad de hasta tres mil millones de lempiras, el jurisconsulto y constituyente Oswaldo Ramos Soto enarboló una manifestación en honor a la celebración del Día de la Constitución el 20 de Enero, que finalizó al pedir un aplauso a la Constitución de la República. El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, procedió luego a introducir al diputado liberal Mario Segura como el nuevo jefe de la bancada rojiblanca, para que este presentara el proyecto liberal de reforma electoral, que consiste en la convocatoria a plebiscito para que el pueblo se pronuncia sobre la segunda vuelta y la reelección, que se realizaría seis meses después de que el decreto sea publicado en La Gaceta. La fracción de la bancada liberal afín a Luis Zelaya de inmediato se manifestó en contra del proyecto presentado por el nuevo jefe de bancada. Pocos minutos después, el presidente Mauricio Oliva dio un receso de una hora, que se extendería hasta después de las siete de la noche. 

Muchos diputados optaron por retirarse del hemiciclo temporalmente, mientras otros permanecieron conversando sobre lo que ocurría extra-cámara con la bancada del partido Libertad y Refundación y con una buena parte de la bancada nacionalista, que sutilmente desapareció y se rumoraba podría estar inmiscuida en otra intensa reunión de negociación que nada tendría que ver con el tema de las reformas, sino más bien con asuntos de índole judicial. Dentro de los que conversaban se encontraban el nuevo jefe de bancada, Mario Segura, que tuvo un prolongado intercambio con el diputado José Alfredo Saavedra, posiblemente en relación al proyecto presentado por Segura. El ex jefe de bancada, Elvin Santos, hizo lo propio con los diputados Harry Panting y Yury Sabas, a quienes se les unió el jurisconsulto nacionalista Oswaldo Ramos Soto. A media tarde, el hambre apremiaba, y algunos diputados nacionalista tomaron a bien compartir entre sí una pizza para calmar sus apetitos y regresar a la concentración de lo que estaba por venir. El diputado Reynaldo Ekónomo, compadeciéndose de los miembros de la prensa que pacientemente esperaban en la platea a que se reiniciara la sesión, envió a los comunicadores de Congreso TV otra pizza para que pudieran seguir en la vigilia.

Mario Segura, nuevo jefe de la bancada liberal, conversa con José Alfredo Saavedra, primer representante del bando de Luis Zelaya en el Congreso Nacional. Fotografía: Nincy Perdomo.

Elvin Santos, Harry Panting y Yury Sabas conversan con Oswaldo Ramos Soto durante el receso dispensado por el presidente Mauricio Oliva. Fotografía: Nincy Perdomo.

Diputados comparten una pizza mientras esperan que se reanude la última sesión de la legislatura. Fotografía: Nincy Perdomo.

Después de las cinco de la tarde, varios miembros nacionalistas de la junta directiva hicieron su ingreso de nuevo al hemiciclo, atrayendo magnéticamente alrededor de sus presencias a varios diputados de la bancada oficialista que parecían solicitar información sobre eventos ocurridos fuera de la cámara legislativa. Entre las consultas y los murmullos de los diputados nacionalistas, la bancada de Libertad y Refundación comenzó a hacer su ingreso al hemiciclo después de las seis de la tarde, y el presidente Mauricio Oliva se hizo presente, finalmente, a las 7:20 pm, indicando que cualquier desacuerdo había sido resuelto –o puesto en pausa mientras se terminaba de concretar lo más urgente–. Quien llamó la atención de varios diputados, en su mayoría nacionalistas, fue el subjefe de la bancada de Libertad y Refundación, Jorge Cálix, que entró al salón cojeando, con un ojo entrecerrado y exhibiendo un grueso collarín. Los diputados de diferentes departamentos rodearon a Cálix, ofreciéndole palabras de ánimo en su convalescencia y consultando sobre los orígenes de su accidente, que seguramente el legislador contestó como pudo. Luego de hacer la respectiva ronda de la simpatía, Cálix se acercó lentamente a su curul, apoyó su mano en el brazo del asiento y despacio –pero seguro– comenzó un descenso milimétrico hasta quedar perfectamente ubicado en la silla, de donde no volvió a levantarse durante la sesión.

A las 7:23 pm se reanudó la sesión, y el primero en tomar la palabra fue el diputado de Colón por Libertad y Refundación, Pablo Ramón Soto, quien subrayó que la jornada del jueves había sido “larga y democrática.” A continuación procedió a presentar un proyecto para el fortalecimiento de la participación popular y la creación de la figura del referéndum revocatorio, que podría llevarse a cabo cada dos años. Seguidamente, el presidente de la comisión de dictamen, Mario Pérez, anunció que ya estaba listo el dictamen de las reformas a los órganos electorales, por lo que el secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, procedió a darle lectura. Finalizada la lectura, el subjefe de la bancada de Libertad y Refundación, Jorge Cálix, se despojó de sus achaques y tomó la palabra para celebrar el proyecto, comenzando su alocución al decir, “con esto vamos callando algunas voces.” Tras un aplauso de la bancada de Libertad y Refundación, el diputado Cálix continuó, “Éste es un pequeño paso para Libre, también para este congreso, pero estoy convencido que es un paso importante para la democracia hondureña. Se lo agradezco presidente. Lo cierto es que si usted no hubiera querido, esto no pasa.” Acto seguido, el diputado se adhirió al dictamen y solicitó la dispensa de dos debates para discutir las reformas en único debate.

La votación del primer artículo fue aprobada con quince votos en contra, y el mismo número se fue repitiendo hasta que las reformas fueron aprobadas en su totalidad, para luego suspender la sesión brevemente, proceder a la lectura y aprobación del acta y finalmente dar por clausurada la primera legislatura del Congreso Nacional.

Diputados nacionalistas conversan sobre diferentes temas previo a que se reanude la sesión. Fotografía: Nincy Perdomo.

Diputados nacionalistas conversan mientras esperan que se reanude la sesión. Fotografía: Nincy Perdomo.

El subjefe de la bancada del partido Libertad y Refundación, Jorge Cálix, recibe la simpatía del diputado nacionalista Reynaldo Ekónomo. Fotografía: Nincy Perdomo.

El día siguiente, diputados de todas las bancadas se hicieron presentes en el hemiciclo para participar de la inauguración de la segunda legislatura, donde se esperaba que se ratificaran inmediatamente las reformas aprobadas la noche anterior. Previo al ingreso de los presidentes de los diferentes poderes del Estado, sin embargo, la bancada de Libertad y Refundación ingresó con camisetas estampadas con la harto conocida consigna del “Fuera JOH”. A la entrada del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, varios diputados de Libre comenzaron a gritar, “¡Libertad a los presos políticos! ¡Justicia para nuestros mártires! ¡Justicia para Berta Cáceres!” Al anunciarse la entrada del presidente Juan Orlando Hernández, los gritos de la bancada se hicieron todavía más agudos, pero rápidamente salieron del hemiciclo antes que Hernández pusiera un pie dentro de la sala. Únicamente el diputado de Libre, Jari Dixon Herrera, y el diputado del PINU-SD, Luis Redondo, permanecieron en el hemiciclo para gritar sus reclamos a Juan Orlando Hernández, que sin más hizo su paseo por el salón hasta ocupar el puesto junto a los otros presidentes. Tras la presentación de los respectivos informes de los poderes del Estado, que se centraron en alabar el proceso de aprobación de las reformas llevado a cabo la noche anterior, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, envió mensajes subliminales que adelantaron la posibilidad de desarrollar una consulta popular durante los próximos años. 

El diputado de Libertad y Refundación, Edgardo Castro, conversa amenamente con miembros del gabinete del Poder Ejecutivo y diputados nacionalistas. Fotografía: Nincy Perdomo.

El jefe de la bancada de Libertad y Refundación, Carlos Zelaya Rosales, saluda amablemente al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, mientras porta su camiseta de “Fuera JOH”. Fotografía: Nincy Perdomo.

Los diputados Jari Dixon Herrera y Luis Redondo fueron los únicos diputados de sus respectivos partidos en permanecer en el hemiciclo para lanzar reclamos contra Juan Orlando Hernández. Fotografía: Nincy Perdomo.

Actos de inauguración de la segunda legislatura del Congreso Nacional de Honduras. Fotografía: Nincy Perdomo.

Muy pronto, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, sometió al pleno el decreto 01-2019, en el que se declaró solemnemente instalada la segunda legislatura, que fue aprobada por los diputados al levantar la mano. Tras la firma del decreto por los tres presidente de los poderes del Estado y la junta directiva en su totalidad, Oliva agradeció a los asistentes por su presencia y “buen comportamiento”, y extendió la invitación a todos los presentes a participar en un vino de honor. A ver qué nos depara la próxima semana. 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019