PÁRAMO LEGISLATIVO

CRÓNICA PARLAMENTARIA Una apagada semana pasada vivieron nuestro honorables diputados, donde los conflictos internos –que según las malas lenguas sacaron lo más soez de las entrañas de los legisladores– de las bancadas fueron el principal protagonista, provocando hasta la suspensión de la sesión del martes. Las pugnas provocaron que la asistencia al hemiciclo mermara de manera considerable, reduciendo las horas de sesión legislativa de los diputados. El martes varios legisladores llegaron con toda la intención...
Nincy Perdomofebrero 25, 2019

CRÓNICA PARLAMENTARIA

Una apagada semana pasada vivieron nuestro honorables diputados, donde los conflictos internos –que según las malas lenguas sacaron lo más soez de las entrañas de los legisladores– de las bancadas fueron el principal protagonista, provocando hasta la suspensión de la sesión del martes. Las pugnas provocaron que la asistencia al hemiciclo mermara de manera considerable, reduciendo las horas de sesión legislativa de los diputados.

El martes varios legisladores llegaron con toda la intención de seguir discutiendo el proyecto del vicepresidente Denis Castro Bobadilla para indicar en la nueva tarjeta de identidad y en la licencia de conducir si un ciudadano desea o no donar sus órganos. Otros llegaron emocionados con sus proyectos de reformas electorales, que son la sensación ahora para acumular “papelitos” y asegurar buen rendimiento en la “productividad”. Sin embargo, ya para las seis de la tarde, hora en la que normalmente inicia la sesión, aún no llegaba la junta directiva y varios diputados nacionalistas, espacio que la bancada de Libertad y Refundación aprovechó para desfilar, como es habitual, con cartelitos en honor a cualquier consigna que se les ocurra para mantenerse vigentes. Ese martes resultó elegida la ex comisionada María Luisa Borjas, quien fue condenada a dos años y ocho meses de prisión por la Corte Suprema de Justicia por difamación y calumnia. Mientras los legisladores continuaban en sesión de fotos iba pasando el tiempo, hasta que dieron las ocho de la noche y lo poco que quedaba de las diferentes bancadas se retiró del hemiciclo.

Fotografía: Nincy Perdomo

Para compensar por la ausencia del martes, la sesión comenzó poco después de las 5:00 pm el miércoles, con la introducción de varios dictámenes. Tras la aprobación de varios artículos de la Ley de Bomberos, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, aprovechó para presentar su proyecto de Ley del Consejo Nacional Electoral (CNE), recientemente creado en la última legislatura y ratificado al inicio de la segunda. Mauricio Oliva aprovechó para nombrar la comisión especial de dictamen para este proyecto, que encabeza el primer vicepresidente Antonio Rivera Callejas. Luego se abrió el espacio para que los diputados, que se encontraban en un hemiciclo vacío a medias, presentaran sus manifestaciones, proyectos de ley y mociones. Al final, la sesión se suspendió.

El jueves la sesión comenzó poco después de las 12:00 pm con la presentación de proyectos de varios diputados. Una de las primeras en lanzar su “bomba” fue la diputada del PINU-SD, Doris Gutiérrez, quien propuso que los partidos políticos –que en este caso son los tres partidos mayoritarios– financiaran con sus propios sus elecciones primarias. Mientras los legisladores seguían presentando sus distintas iniciativas, la junta directiva lucía casi desierta, habitada únicamente por el presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, la prosecretaria nacionalista Teresa Cálix, el secretario nacionalista Salvador Valeriano y el secretario alterno nacionalista Wilmer Velásquez.

Fotografía: Nincy Perdomo.

La bancada nacionalista también se encontraba bastante triste, sin la presencia de una gran cantidad los diputados. Mientras más diputados seguían en el trajín de leer sus papelitos, los “diputados imputados” se acercaron a las curules ubicadas en la junta directiva, y ahí departieron amenamente sobre quién sabe qué temas. Ya para el final de la sesión, varios legisladores se habían retirado a hacer su respectivo almuerzo, por lo que el presidente en funciones tuvo que urgir a los pocos remanentes a votar para poder aprobar un dictamen y un par de mociones. Finalmente la sesión se cerró a las 2:12 pm, con menos de 65 diputados presentes en el hemiciclo. A ver qué nos depara esta semana.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019