PRESAGIOS

CRÓNICA PARLAMENTARIA Una semana tranquila vivieron nuestros honorables diputados, en la que desahogaron varios dictámenes al discutirlos en sus primeros debates y aprobar otros. Entre “potras”, polémicas solicitudes de pensiones vitalicias y ausencias sentidas en las bancadas más grandes del Poder Legislativo, los diputados sesionaron menos de siete horas esta semana. El martes la sesión se reanudó pasadas las seis de la tarde con la ausencia de miembros destacados de la junta directiva, por lo...

CRÓNICA PARLAMENTARIA

Una semana tranquila vivieron nuestros honorables diputados, en la que desahogaron varios dictámenes al discutirlos en sus primeros debates y aprobar otros. Entre “potras”, polémicas solicitudes de pensiones vitalicias y ausencias sentidas en las bancadas más grandes del Poder Legislativo, los diputados sesionaron menos de siete horas esta semana.

El martes la sesión se reanudó pasadas las seis de la tarde con la ausencia de miembros destacados de la junta directiva, por lo que la vicepresidenta Gladys Aurora López tuvo que ejercer las funciones de la presidencia. Mientras se hacía la lectura de varios dictámenes, varios miembros de la junta directiva y de la bancada nacionalista hicieron su ingreso al hemiciclo, pero aún así no lograron disimular las múltiples ausencias en las curules del oficialismo. Al otro lado, la bancada liberal padecía también de escasez. La bancada mejor poblada era la del partido Libertad y Refundación, pese a no contar con la presencia de su prematuro presidenciable, el diputado Jorge Cálix. Muy pronto se introdujo el dictamen de unas reformas al Programa Honduras 2020, cuya comisión estaba encabezada por el diputado nacionalista de Cortés Leo Castellón Hirezi. Para la discusión de este proyecto hizo presencia en la cámara el director del programa, Peter Fleming, quien afirmó que Honduras 2020 era responsable por la creación del 100,000 empleos, afirmación que fue cuestionada por varios diputados. Luego de la suspensión de la discusión del proyecto, Fleming procedió a conversar con varios diputados, entre ellos el diputado Edgardo Castro. Una vez suspendida la discusión, la diputada suplente de Reinaldo Sánchez, María Dolores García, presentó una iniciativa de ley para hacer un reconocimiento póstumo a efectivos de las fuerzas Tigres por morir en el cumplimiento del deber, pero los legisladores consideraron de poco interés este tema y a minutos de haber tomado la palabra muchos se levantaron y se fueron. Finalmente, la sesión se suspendió.

Antes del inicio de la sesión, una cantidad importante de los diputados del departamento de Cortés sostuvieron una interesante reunión, donde conversaron de manera muy amena sobre temas de interés. Durante la lectura de los diferentes dictámenes, los diputados aprovecharon, como es habitual, para sumirse en sus tertulias privadas. En la desierta bancada nacionalista, el diputado de Lempira, Samuel Reyes, se ponía al día con su correligionario y paisano Juan Carlos Valenzuela, mientras que el sindicalista Juan Barahona escuchaba con atención al último de los prematuros precandidatos presidenciales, el liberal Darío Banegas. Al concluir la sesión, diputados y prensa acreditada al Congreso Nacional se retiraron para departir en una “potra” donde periodistas y legisladores hicieron gala de sus habilidades deportivas.

Los diputados del departamento de Cortés se reunieron antes de que comenzara la sesión del martes. Fotografía: Nincy Perdomo.

El diputado de Libertad y Refundación, Jari Herrera, comparte un momento de hilaridad con el diputado liberal Harry Panting. Fotografía: Nincy Perdomo.

El diputado de Libertad y Refundación, Edgardo Castro, conversa con el director del Programa Honduras 2020, Peter Fleming. Fotografía: Nincy Perdomo.

El miércoles la sesión comenzó nuevamente después de las seis, nuevamente con las ausencias repetidas en las bancadas del Partido Liberal y Partido Nacional, que parecen ser indicativas de asuntos aún no resueltos en la bancada nacionalista y la materialización de la cisma manifiesta entre los liberales luego que el Tribunal Supremo Electoral anulara la resolución del Consejo Central Ejecutivo de expulsar a diecisiete diputados de la bancada. Tras aprobar un par de mociones y dictámenes, los diputados tomaron el espacio para presentar varias iniciativas de ley, en las que destacaba el proyecto del resurgido diputado Leo Castellón Hirezi, que pedía que la basura recolectada no fuera gravada con el 1%. Muy pronto, la sesión se suspendió.

Fotografía: Cortesía Congreso Nacional.

El jueves la sesión comenzó después de las 12:00 del mediodía, en un hemiciclo bastante mermado en diputados presentes pero con la compañía de los estudiantes de la carrera de Derecho de la Universidad Politécnica de Comayagua. Como es costumbre, la sesión se enfocó enteramente en la presentación de mociones y proyectos de ley por parte de los pocos diputados presentes. Entre las iniciativas presentadas sobresalieron la del diputado vicepresidente de Alianza Patriótica, el doctor Denis Castro Bobadilla, orientada a exonerar de absolutamente todos los impuestos a todas las iglesias reconocidas por el Estado, y la de su colega nacionalista Johana Bermúdez, que propuso otorgar una pensión vitalicia a todos los miembros de la selección de fútbol hondureña que participó en el campeonato mundial de España 82. Luego de aprobar algunas mociones y presentar otras iniciativas de ley, la sesión finalmente se suspendió. A ver qué nos depara la próxima semana.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019