Bonos soberanos podrían resultar como una carga financiera para el Estado

Ante la autorización de la emisión de 850 millones de dólares en bonos soberanos, economistas manifiestan que es preocupante debido a que representaría una carga financiera para el Estado. El Congreso Nacional aprobó los bonos soberanos que serán emitidos por la Secretaría de Finanzas cuya parte serán destinados para el presupuesto del 2021. Para el presidente del Colegio de Economistas, Luis Guifarro, “resulta preocupante que esa autorización es para colocar deuda pública en condiciones de...
Redaccion 2octubre 16, 2020

Ante la autorización de la emisión de 850 millones de dólares en bonos soberanos, economistas manifiestan que es preocupante debido a que representaría una carga financiera para el Estado.

El Congreso Nacional aprobó los bonos soberanos que serán emitidos por la Secretaría de Finanzas cuya parte serán destinados para el presupuesto del 2021.

Para el presidente del Colegio de Economistas, Luis Guifarro, “resulta preocupante que esa autorización es para colocar deuda pública en condiciones de costo para el Estado, que en términos estaríamos hablando de 7.5 a 8 por ciento”, con respecto al presupuesto.

Además un porcentaje del presupuesto cubre la deuda pública que en los últimos años ha ido aumentando.

El experto señala que el endeudamiento no es malo, sin embargo se debe canalizar para el desarrollo de actividades productivas y que incentiven la producción y el empleo. El Estado también necesita recursos para atender los desafíos de la pandemia, “lo deseable es que los recursos fuese a tasa concensionarias y a plazos largos que van hasta los 50 años”.

Ismael Zepeda, economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH) explicó que en el 2020, el gobierno mantenía una deuda de 7 mil millones de lempiras y en el 2021 ha ascendido a más de 40 mil millones de lempiras.

“Es un reflejo de la mala gestión tanto de la administración publica como de los recursos están sostenidos con el endeudamiento”, expresó Zepeda.

“Alrededor de 42 mil millones de lempiras estaban destinándose al pago de servicio de deuda, que es el pago del capital e intereses y esto era más del presupuesto consolidado de lo que es salud y educación”, dijo Guifarro.

Por otro lado, el 2021 es un año electoral y en declaraciones del ministro Ebal Díaz, indicó que una parte del presupuesto sería destinado para la financiación de las elecciones.

Guifarro lamenta que en el pasado, se han utilizado fondos de otros proyectos y secretarias para financiar campañas políticas tomando como ejemplo el Caso Pandora que ha quedado en la impunidad.

“Escuchamos las declaraciones del ministro que uno de los renglones prioritarios del presupuesto era el tema electoral entonces una situación como esta lo que de momento resulta con signo preocupante es que el hecho de un contexto electoral gran parte del endeudamiento se canalizará para programas asistencialistas para captar el voto electoral de las próximas elecciones, mas allá de los recursos se van por los canales oscuros de la corrupción, enfatizó Guifarro.

La economía hondureña también resulta afectada por el comportamiento de los mercados internacionales. Guifarro agrega que esto “podría provocar dificultades que no estamos en condiciones de anticipar en el futuro con una deuda muy onerosa para el país”.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019