Convertir a Honduras en Estado teocrático “sería un atentado contra la ciudadanía y democracia”

Las últimas declaraciones del pastor Mario Barahona han despertado nuevamente polémica entre sectores que rechazan convertir al Estado de Honduras en un Estado teocrático o cristiano. El líder religioso Mario Barahona propuso que se reforme un artículo de la Constitución para permitir a los ministros participar en política. “Cuando les conviene dice que hay que respetar la autoridad que tiene el pastor o profeta pero cuando no les conviene dicen que la Constitución no es...
Redaccion 2octubre 15, 2020

Las últimas declaraciones del pastor Mario Barahona han despertado nuevamente polémica entre sectores que rechazan convertir al Estado de Honduras en un Estado teocrático o cristiano.

El líder religioso Mario Barahona propuso que se reforme un artículo de la Constitución para permitir a los ministros participar en política.

“Cuando les conviene dice que hay que respetar la autoridad que tiene el pastor o profeta pero cuando no les conviene dicen que la Constitución no es válida y se pueden postular para cualquier cargo político, es incongruente con los principios. Hoy en día, los grupos religiosos esconden la verdad de sus feligreses, los entretiene con shows y espectáculos, no les forma teológicamente, ni doctrinalmente y se yerguen como pastores que hay que obedecerles”, dijo el pastor David del Cid para Cuarto Poder.

Para el pastor Rolando Ortíz quien pertenece a la Iglesia Cristiana Luterana, pasar de un Estado laico como lo establece la Constitución a un estado Teocrático sería un enorme retroceso histórico.

“Sería un peligro y atentado a la ciudadanía, derechos humanos y  a todo lo que tiene que ver con respetar el espacio que gobierna el estado a través de los entes y la iglesia, con su dominio del espacio espiritual”, expresó Ortíz.

De la misma forma, varios pastores y lideres religiosos han admitido que la iglesia y otros dirigentes han tenido una injerencia en la política.

Ortíz agrega no hay interés “el sufrir del pueblo la necesidad del pueblo, lo único que le interesa es llegar al poder con una fingida religiosidad porque si verdaderamente fueran cristianos y seguirán el legado de Cristo nuestra sociedad estuviera en otros niveles”.

Advierte que si nos salimos del orden constitucional y experimentamos un retroceso, “eso nos puede llevar a una lucha constante y esto puede generar batallas internas dentro del país”.

En Latinoamérica se ha observado su participación, como es el caso del presidente Fujimori de Perú que fue respaldado por la iglesia evangélica. El pastor David del Cid manifiesta que la Confraternidad y otros grupos organizados apoyaron el golpe de Estado del 2009, aunque ahora lo niegan.

“Los evangélicos somos novatos en política y los partidos tradicionales están utilizando a ciertos religiosos que en este momento responden a intereses partidarios, al deseo de tener poder y eso andan buscando. Confraternidad ha olvidado los principios cristianos y evangélicos”, expresó el pastor David del Cid.

Mientras que el pastor Mondragón resaltó que los pastores también son seres políticos pero no deben utilizar el púlpito para hacer política.

“Los hondureños seríamos presa fácil del poder político, las iglesias de corte pentecostal se han coludido para atrapar a la mayoría de los feligreses, no podemos tener un estado teocrático ni un sincretismo entre la política y religiosa, seria una combinación que no es buena”, enfatizó Mondragón.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019