Informe del TSC presentando al Ministerio Público confirma corrupción en Invest-H

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) presentó al Ministerio Público un segundo informe sobre compras y contrataciones realizadas por Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) en cual se expone seis hechos donde existe responsabilidad penal. El informe especial número 002-2020 presentado por parte del TSC contiene que, en el marco de la Emergencia Sanitaria por la Pandemia del Covid-19, Invest-H realizó compras plagadas de corrupción por lo que se establece responsabilidad de carácter “Se concluye que...
Redaccion 2octubre 14, 2020

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) presentó al Ministerio Público un segundo informe sobre compras y contrataciones realizadas por Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) en cual se expone seis hechos donde existe responsabilidad penal.

El informe especial número 002-2020 presentado por parte del TSC contiene que, en el marco de la Emergencia Sanitaria por la Pandemia del Covid-19, Invest-H realizó compras plagadas de corrupción por lo que se establece responsabilidad de carácter

“Se concluye que la Dirección Ejecutiva de Invest-H, sin consultar a su Consejo Directivo como máxima autoridad y este Consejo sin ejercer las obligaciones que manda la Ley de la Cuenta del Milenio en base a ser su máxima autoridad, realizó en amparo a la emergencia sanitaria nacional desembolsos por valor de 60,757,587.50 dólares, más 21,535,986.76 lempiras, identificando, de acuerdo a lo demostrado en este informe perjuicios a la salud y la economía del país, ya que estas erogaciones lejos de contrarrestar la crisis sanitaria por el Covid-19, impidieron que la misma fuera atacada de manera adecuada”, revela parte del informe.

El TSC solo confirmó lo que ya se conocía sobre las irregularidades en las compras de los siete hospitales móviles y sus plantas de tratamiento, asimismo presentó inconsistencias en la adquisición de ventiladores mecánicos, en el proceso de compra de 250 mil pruebas para detectar Covid-19 que se dañaron por mal manejo, contrataciones de familiares por parte de Marco Bográn, inconsistencias en compra de mascarillas y resalta que el Consejo Directivo de Invest-H no intervino oportunamente.

Sobre las irregularidades en la compra de los hospitales móviles, el TSC constató atrasos injustificados en los tiempos de entrega, equipos incompletos y falta de cumplimiento en la prestación de atención técnica especializada para su correcta instalación, además hace resaltar el proceso de llame en mano fallido y un anticipo del cien por ciento a proveedor que no está calificado.

Tal y como lo expuso nuestro equipo de periodistas, el TSC confirmó que la información que acompaña la oferta presentada por Elmed Medical System INC. dba HospitalesMoviles.com no es propia de la empresa, se incluyeron fotografías de instalaciones hospitalarias móviles e imágenes de especificaciones técnicas de módulos hospitalarios ya instalados que pertenecen a las compañías Turmaks Health Care Mobile Solutions y SDI Global LLC, ambas con sede en Turquía, sin comprobar una relación comercial legalmente establecida entre estas empresas y el proveedor, que le permitiera presentar documentación de ellas en su oferta.

Lo anterior evidencia, que la empresa Elmed Medical System dba HospitalesMoviles.com no contaba con demostrada experiencia, por tanto, recurrió de forma indebida al uso de información que no le pertenece para lograr una venta con el Estado de Honduras, de igual forma no se presentó evidencia que demuestre que las patentes de los hospitales ofrecidos estén registradas a su favor.

En la adquisición de ventiladores mecánicos se detectó que Invest-H autorizó desembolsos por valores significativos en concepto de anticipos del 75 y 80 por ciento para la compra de 350 ventiladores mecánicos, sin ningún tipo de garantía que cubriera incumplimiento, calidad, entre otros.

Cabe señalar que a la fecha los ventiladores no han sido entregados por los proveedores a pesar de que en las condiciones de compras se especifican los tiempos de entrega los cuales no se cumplieron en la tercera semana de junio y el 24 de julio.

“Invest-H ha puesto en precario el sistema nacional de salud, al no contar de manera oportuna con 350 ventiladores mecánicos, indispensables para atender a pacientes afectados con el virus Covid-19 y que por lo avanzado de su situación deben ser ingresados a Unidades de Cuidados Intensivos de los diferentes centros hospitalarios del país, para lo cual el Estado ha erogado 8,758,530. De dólares cantidad que deberá ser recuperada por el Estado, ya sea exigiendo la entrega del equipo pagado para ponerlo al servicio inmediato de la Secretaría de Salud o la devolución monetaria del valor pagado más los cargos que este proceso conlleve” señala el informe.

El tercer hecho que presentó el TSC es inconsistencias en el proceso de compras de 250 mil pruebas para detectar Covid-19 que se dañaron por mal manejo valoradas en 1,875,000.00 dólares, a la compañía Bioneer Corporation, ubicada en Corea del Sur, que más costos de envío suma un total de 1,932,550.00 dólares.

El cuarto hecho es la contratación de familiares por parte del ex director de Invest-H, Marco Bográn, donde se le otorgó un contrato de supervisión de plantel para instalación de hospital móvil en Santa Rosa de Copán, mediando conflicto de interés.

El TSC revisó el contrato suscrito por Invest-H con la empresa constructora Consultores de Ingeniería S. A. de C.V. (CINSA), para construcción del plantel por un monto de L1,201,386.76.

Sobre la compra de mascarillas, el TSC constató que se compraron a precio mayor que otro ofertado; asimismo, durante este proceso se otorgó anticipo del 40 por ciento a un proveedor que renunció brindar el insumo, devolviendo el dinero extemporáneamente sin costos financieros a favor del Estado.

Finalmente el TSC expone que el Consejo Directivo de Invest-H no intervino en compras realizadas ya que de acuerdo a la documentación relacionada con dichas compras, Marco Bográn, como parte de sus obligaciones que la Ley de la Cuenta del Milenio le ordena, no sometió a aprobación del Consejo Directivo de esa institución la solicitud de la Secretaría de Salud ni su decisión de realizar las compras por cuenta propia.

De igual manera, el TSC evidenció que el Consejo Directivo de Invest-H, como máxima autoridad de esa institución, según lo expuesto en el artículo 6 de la Ley de la Cuenta del Desafío del Milenio, no se pronunció de manera oportuna en relación a los procesos de compra que estaba realizando su Director Ejecutivo.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019