Comedor comunitario devuelven alegría a hondureños más necesitados

Aunque pareciera que se ha perdido la humanidad en el mundo, hondureños han devuelto la esperanza a las personas más necesitadas al abrir un comedor comunitario en la zona norte del país donde están ofreciendo alimentos de manera gratuita. Para nuestra sección de Catrachos Macanudos, contamos la historia del comedor comunitario ubicado en la primera calle, entre la 9 y 10 avenida del bulevar Morazán, contiguo al Centro Comercial Nova Prisa en San Pedro Sula,...
Redaccion 2octubre 8, 2020

Aunque pareciera que se ha perdido la humanidad en el mundo, hondureños han devuelto la esperanza a las personas más necesitadas al abrir un comedor comunitario en la zona norte del país donde están ofreciendo alimentos de manera gratuita.

Para nuestra sección de Catrachos Macanudos, contamos la historia del comedor comunitario ubicado en la primera calle, entre la 9 y 10 avenida del bulevar Morazán, contiguo al Centro Comercial Nova Prisa en San Pedro Sula, por ser una noble causa que se ha puesto a disposición del público.

Más que todo, esta obra humanitaria ayuda a personas con dificultades económicas que se les imposibilita comprar o adquirir una comida digna.

“Por parte de las autoridades de la empresa, es indispensable aclarar que el comedor comunitario es una iniciativa propia de la compañía y no se está pidiendo ayuda económica a ningún ciudadano, ya que en redes sociales se ha denunciado que hay personas externas que desean beneficiarse del proyecto, solicitando dinero a catrachos solidarios”, expresaron los organizadores

Dicho proyecto es financiado por la Embotelladora de Sula y cuenta con el apoyo de emprendedores que han sido afectados por la pandemia, quienes se encargan de elaborar los alimentos.

Durante tres meses, se espera atender a más de mil personas diariamente en el comedor donde antes que todo tienen que cumplir con las medidas de bioseguridad y en un horario de 10 de la mañana a 1:30 de la tarde.

El espacio tiene rótulos que se han colocado para indicar a las personas de respetar los espacios y el distanciamiento social, se han instalado carpas y mesas que reflejan ser lugares cómodos donde las personas pueden comer de manera tranquila siguiendo protocolos para evitar contagios. Ciudadanos deberán portar mascarilla, sin embargo, también ofrecen para aquellos que no poseen una.

Personas de cualquier edad llegan a recibir un plato de comida que varía cada día acompañado de un refresco.

“Son tres menus, burritas, tacos y arroz con pollo”, dijo una colaboradora.

La pandemia ha dejado a varias familias sin empleo, en situación de mendicidad y es por eso que este proyecto viene a ser una ayuda que invita a ser replicada en otras partes del país.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019