Con dinero de compras sobrevaloradas se pudo mejorar los hospitales públicos

Cuestionamiento de la utilidad de los hospitales móviles que fueron comprados con precios sobrevalorados surgen ya que con la inversión de dichas estructuras se pudieron invertir en instalaciones permanentes y en otros insumos médicos. Alrededor de 7 hospitales están previstos para instalarse en diferentes partes del país, en la cual se han invertido 60 millones de lempiras para su instalación. Dos de ellos, el hospital de Tegucigalpa y el de San Pedro Sula todavía no...
Redaccion 2octubre 7, 2020

Cuestionamiento de la utilidad de los hospitales móviles que fueron comprados con precios sobrevalorados surgen ya que con la inversión de dichas estructuras se pudieron invertir en instalaciones permanentes y en otros insumos médicos.

Alrededor de 7 hospitales están previstos para instalarse en diferentes partes del país, en la cual se han invertido 60 millones de lempiras para su instalación. Dos de ellos, el hospital de Tegucigalpa y el de San Pedro Sula todavía no están operando pese a que llegaron en una embarcación meses atrás.

A pesar de que se trabajará para que cuenten con unidades de cuidados intensivos y con todas las condiciones necesarias para que puedan operar, existe un temor de que sean desmanteladas y se caracterizan por ser provisionales.

Para el doctor Carlos Aguilar, con el dinero destinado para estas compras se pudo “fortalecer hospitales que ya están destinados a esta emergencia”.

“Hemos tenido el tiempo suficiente, se tomaron otro tipo de decisiones, es una enorme inversión de recursos”, dijo Aguilar.

Por otro lado, Marco Bográn, exdirector ejecutivo de INVEST-H, mencionó que no se podían usar otras instalaciones ya construidas para atender a pacientes con síntomas de covid-19, asimismo, no se podían instalar en edificios construidos ya que son hospitales que “tienen las mas altas complejidades”.

“Estos hospitales que tienen 450 camas, de unidades de cuidados de intensivos, 180 son camas con alta dependencia. Cada hospital tiene su morgue, su unidad de cuidados intensivos y también incluye un policlínico para otras enfermedades que se pueden presentar el día del mañana”.

“Una vez que se halla finalizado la pandemia se integra a la red de salud, no se desmantelarán, se utilizará para pacientes con otras enfermedades”, agregó el titular de Invest-H.

Sin embargo, el doctor Aguilar lamenta que para la inversión no fue tomado en cuenta planificadores de estructuras hospitalarios debido a que deben de responder a una lógica epidemiológica.

“Si se construye un hospital contiguo al Tórax, que es un hospital que se dedica a las enfermedades cardiopulmonares, lo lógico es construir un hospital con características que le sirvieran en el futuro, por eso lamentamos que esta planificación se haya hecho de esta manera sin considerar a las personas que se dedican a la planificación de estructuras hospitalarias”.

Bográn aclaró al inicio de la pandemia que estos hospitales fueron fabricados en Turquía por una empresa que radica en Estados Unidos, sin embargo, hasta la fecha los dos hospitales móviles que han llegado al país no han entrado en funcionamiento.

“La ciudadanía tiende a ser escépticos y pensar que tiene que haber corrupción, no es el caso de Invest-H, lo hemos hecho de manera responsable”, defendió Bográn en el tiempo cuando estaba al frente de la institución.

“Es sumamente doloroso que se haya invertido en un país con escasos recursos y ojalá que no se vayan a utilizar. Preferimos que estos hospitales no se utilicen”, finalizó el doctor Aguilar.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019