¿Honduras tierra hostil para el narcotráfico?

El mandatario Juan Orlando Hernández, a través de su cuenta de Twitter, aseguró que Honduras se ha vuelto tierra hostil para la actividad del narcotráfico, no obstante, los hechos se alejan de la realidad pues solo en el mes de septiembre las Fuerzas Armadas han inhabilitado nueve narcopistas con pocas incautaciones de droga. “Hechos no palabras en la lucha contra el narcotráfico… Se acabaron los días en que las avionetas con drogas aterrizaban como pedro...
Redaccion 2septiembre 30, 2020

El mandatario Juan Orlando Hernández, a través de su cuenta de Twitter, aseguró que Honduras se ha vuelto tierra hostil para la actividad del narcotráfico, no obstante, los hechos se alejan de la realidad pues solo en el mes de septiembre las Fuerzas Armadas han inhabilitado nueve narcopistas con pocas incautaciones de droga.

“Hechos no palabras en la lucha contra el narcotráfico… Se acabaron los días en que las avionetas con drogas aterrizaban como pedro por su casa. Honduras tierra hostil para el narcotráfico”, escribió.

Sin embargo, si se analizan los propios datos que maneja las Fuerzas Armadas muestra que las actividades del narcotráfico están en su apogeo por lo cual se ha incrementado la destrucción de narcopistas, con pocas incautaciones de narcoavionetas y droga.

Solo el primero de septiembre las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) inhabilitaron un área clandestina de aterrizaje en el sector noreste de Wampusirpi, en el departamento de Gracias a Dios; El pasado 23 de agosto en ese sector la institución militar incautó una aeronave con 17 fardos conteniendo 489 kilos de supuesta cocaína.

Para el cuatro de septiembre, en el marco de la denominada “Operación Morazán II”, se logró localizar, asegurar e inhabilitar otra narco pista o área clandestina de aterrizaje (ACA), esto en el sector sur de Wawina, municipio de Wanpusirpi, departamento de Gracias a Dios. Al momento de hacer el aseguramiento del ACA, se encontró 1 radio transmisor marca Motorola, Color Negro, Modelo UHF-B1 450.

https://twitter.com/FFAAHN/status/1301885478011129858

Siempre en el marco de la Operación Morazán II, el seis de septiembre se procedió a la inhabilitación y destrucción de otra narco pista, esto en el sector noreste de Wanpusirpi, también en el departamento de Gracias a Dios.

Al momento de realizar la operación militar, se constató que medía aproximadamente 800 metros de largo por 30 metros de ancho, inhabilitándola con tres cráteres de 20 metros de ancho por seis metros de profundidad.

Cinco días después el once de septiembre, la Fuerza de Tarea Xatruch, en el marco de la denominada “Operación Independencia” junto con elementos de la Policía Anti Drogas y Fiscales del Ministerio Público, aseguraron cuatro manzanas de plantación de cocaína, en el sector del Guanacaste, municipio de Iriona, departamento de Colón.

El decomiso se estima unas 2,800 plantas, además de una estructura física de un supuesto narcoaboratorio y combustible. De igual manera, en la operación se encontró una segunda plantación de cuatro manzanas, aproximadamente con 20,000 arbustos de diferente altura.

https://twitter.com/FFAAHN/status/1304584560680865794

Al día siguiente el 12 de septiembre, otra narco pista de al menos 2,000 metros de largo por 30 metros de en el sector Llanos de Rapa, sur este de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios.

Para el 14 de septiembre las Fuerzas Armadas en el marco de la “Operación Morazán II”, localizó, aseguró e inhabilitó una nueva narco pista, en el sector sur de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios.

 

Para el 17 de septiembre en el sector de Barra Patuca, Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios se procedió a la destrucción de la séptima narco pista. Las operaciones fueron dirigidas por las Fuerzas Armadas a través de la Fuerza de Tarea Conjunta Paz García y el Primer Batallón de Ingenieros, como parte de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), con personal especialista en explosivos.

El 25 de septiembre, las Fuerzas Armadas detectaron una plantación de supuesta marihuana en el caserío la Ceibita, en el municipio de Olanchito, departamento de Yoro.

Al momento del aseguramiento se logró identificar tres parcelas de tierra con una extensión aproximada de seis manzanas, las cuales, se contabilizaron un aproximado de 14,500 plantas de supuesta mariguana.

También, se procedió a la inspección de una vivienda de dos niveles construida de madera, la cual fue asegurada en la zona de operaciones, en donde encontró en lo interior de la misma un aproximado de 60 plantas secas, supuesta mariguana, y dentro de un saco al menos15 libras de la misma hierba.

Ese mismo día decomisaron un nuevo cargamento de droga con supuesta cocaína en el sector de Brus Laguna, en el departamento de Gracias a Dios. La droga fue trasladada a Tegucigalpa donde se contabilizó cuatro fardos con 100 kilos de cocaína, un fusil 0.22, un teléfono satelital, un GPS, un celular y cargador para fusil AK-47.

Dos días después, el 27 d septiembre, las mismas Fuerzas Armadas llevaron a cabo la incineración de la narcoavioneta tipo Beechcraft, bimotor, con matricula PS-LUA ya que se encontraba inoperativa e irrecuperable. La aeronave fue asegurada en el sector de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios.

Al día siguiente se localizó, aseguró e inhabilitó una nueva área clandestina de aterrizaje en el sector sur este de Brus Laguna, Barra de Patuca departamento de Gracias a Dios.

Solo en el mes de septiembre alrededor de nueve narcopistas han sido destruidas, en el 2020 ya suman 31, mientras que desde el 2014 a la fecha se contabilizan 303; También solo este año se han decomisado un aproximado de 2,830 kilos de cocaína pero la pregunta será ¿cuánta droga se ha traficado a través de esas narco pistas? donde son pocas las incautaciones de avionetas y casi nula las capturas a delincuentes.

Lo que más especulación generó se dio el pasado 23 de septiembre cuando en el norte de Bogotá, Colombia, una avioneta, de matrícula HK4669G, se estrelló contra el techo de una vivienda y terminó por precipitarse en un predio del sector de la comunidad de Guaymaral.

Supuestamente dicha avioneta fue incautada el dos de noviembre de 2010 en la región de La Mosquitia y transportando más de 500 kilos de cocaína, pero diez años después apareció en Colombia.

Al comparar las fotografías de la aeronave se deduce que tiene el mismo número de matrícula, sin embargo, las Fuerzas Armadas aseguran que no es la misma avioneta y las autoridades de Aeronáutica Civil de Colombia explicaron en un comunicado de prensa que “la aeronave, que fue localizada por un helicóptero de la Policía Nacional, sufrió daños considerables”.

No se puede negar el trabajo realizado por las Fuerzas Armadas pero todas estas situaciones antes expuestas muestran un panorama donde la narcoactividad no se ha detenido, por el contrario, han visto a Honduras como un lugar apto para realizar sus actividades criminales.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019