GyT desmiente informe del CNA y revela han hecho negocios con un funcionario de ellos

Allan Flores, apoderado legal de la empresa GyT, salió en defensa de su cliente y desmintió el informe presentado por parte del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) donde vincula a la empresa en actos de corrupción en medio de la pandemia del Covid-19. El pasado lunes 21 de septiembre, el CNA presentó a la palestra pública el onceavo informe de la serie “Corrupción en tiempos de Covid-19” denominado “Más irregularidades detrás de la compra de las...
Redaccion 2septiembre 25, 2020

Allan Flores, apoderado legal de la empresa GyT, salió en defensa de su cliente y desmintió el informe presentado por parte del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) donde vincula a la empresa en actos de corrupción en medio de la pandemia del Covid-19.

El pasado lunes 21 de septiembre, el CNA presentó a la palestra pública el onceavo informe de la serie “Corrupción en tiempos de Covid-19” denominado “Más irregularidades detrás de la compra de las mascarillas N-95 por parte de Invest-H y grupo GyT” donde denuncian indicios de sobrevaloración en el precio de 474 mil mascarillas situación que llevó a dicha empresa a cancelar la transacción, sin embargo, la devolución de los más de 20 millones de lempiras que Invest-H había pagado de manera también fue realizada bajo sospechas de corrupción.

Según el apoderado legal de GyT el informe del CNA está elaborado bajo “supuestos” que se pueden desacreditar fácilmente, por lo cual, rechazó y desmintió que la empresa esté involucrada en actos de corrupción ya que fue la propia Secretaría de Salud quien invitó a la empresa a participar en la licitación de la venta de mascarillas.

“Hay suficiente evidencia para desacreditar lo que el CNA ha establecido en su informe, a ese tipo de señalamientos basados en supuestos, supuestos de que la empresa está vinculada con actuales funcionarios públicos y esa evidencia no es cierta, al momento de emitir su opinión el CNA lo hace con supuestos”.

“Rechazamos contundentemente el informe del CNA. La invitación a cotizar para la venta de mascarillas fue enviada por la Secretaría de Salud quien posteriormente nos envía con Invest-H quien decide aprobar la cotización y emite la orden de compra que inmediatamente fue recibida por la empresa por lo que se procesó con la importación de las mascarillas pero la operación fue cancelada por decisión de los accionistas” explicó.

También justificó que la devolución que cuestiona el CNA se hizo en base a la solitud realizada por Invest-H quien pidió se hiciera mediante un cheque a la Tesorería Nacional.

“Se hizo atendiendo al pie de la letra las disposiciones que Invest-H estableció donde dice que solicitemos un cheque de caja a favor de la Tesorería Nacional de la República y sea entregado en sus oficinas, esa es una decisión la tomó Invest-H mediante una nota y grupo GYT le dio fiel cumplimiento”, arguyó.

Flores asegura que la transacción de venta de las 474 mil mascarillas N-95 a un precio de 20 millones de lempiras fue cancelada por decisión de la empresa, de igual forma, se decidió no seguir contratando con el Estado para evitar señalamientos de corrupción y dañar el nombre de la empresa pero eso no sucedió así.

“Por decisión de la empresa no quiere contratar con el Estado para evitar señalamientos debido a que la mayoría de clientes son del sector privado e internacional y estar expuestos a estos señalamientos, como los que estamos ahora, daña la imagen de la empresa, por lo cual, las personas que son accionistas de la empresa han tomado la decisión de no seguir contratando con el Estado cancelando contratos”.

Asimismo, Flores responsabiliza al CNA del daño que le ha hecho a la empresa, colaboradores y familiares que se han visto afectados por despidos consecuencia del informe de corrupción.

“Esta empresa ha sufrido un grave daño a su imagen y a su patrimonio, no solo sus accionistas han sufrido daños, esas consecuencias las han sufrido las familias de los empleados que ahora forman parte de las estadísticas de desempleados, esas son las consecuencias de tomar acciones apresuradas para hablar de una persona natural o jurídica”, cuestionó.

Otra situación que reveló el CNA es que la empresa GyT no está autorizada para vender insumos médicos cosa que desvirtuó Flores al manifestar que la empresa fue constituida en 2012 para prestar servicios de seguridad y poder vender insumos criminalísticos de seguridad y “hasta la propia Embajada de los Estados Unidos en Honduras ha recomendado a clientes realizar transacciones con su cliente”.

“Grupo GyT fue constituida en 2012 desarrollando sus operaciones comerciales con experiencia en prestación de servicios de seguridad, protección humana y tecnología. Esta empresa puede vender insumos criminalísticos forenses, dentro de esta categoría cabe lo que son guantes mascarillas y trajes de protección entre otros…”.

“Los clientes de grupos GyT principalmente son empresas del sector privado nacional e internacional, es proveedora de muchas compañías norteamericanas que han llegado a contratar con mi representada por recomendación de la Embajada América de Honduras, esto es prueba y evidencia de la capacidad y experiencia que tiene mi representada ya que ha prestado servicios con altos estándares de calidad”, expresó.

También agregó que la diputada Waleska Zelaya no tiene relación alguna con la empresa y que no ha sido el enlace para realizar negociaciones con el Estado tal y como lo denunció en CNA.

“Lo que da origen a estos señalamientos fundados con supuestos es la mención de la señora Waleska Zelaya que ostenta el cargo de diputada, de esa situación surge una vinculación donde supuestamente habilita a la empresa para contratar con el Estado. La señora Waleska nunca ha sido socia de la empresa GyT, ella en su momento renunció a su relación que tenía y lo hizo muchos años antes de ser diputada por lo que descartamos una vinculación directa con la señora Zelaya”, dijo.

Por otra parte, Flores reveló que GyT fue contratada por “terceras partes” para beneficiar un alto funcionario del CNA quien actualmente ha mencionado a la empresa de “actos de corrupción sin fundamentos”, sin embargo, no reveló nombres.

“Miren que pequeño es el mundo que la empresa GyT fue contratada por terceras partes para beneficio de un alto funcionario del CNA quien actualmente está mencionando con bases sin fundamentos y supuestos una operación realizada por la empresa con el Estado que es igualmente legítima en el que él salió beneficiado”, develó.

Finalmente, flores considera que el CNA hace estos informes “con supuestos” para evitar acciones legales a futuro que le pudieran causar daños, “no puedo tener ese criterio más que eso ya que las acusaciones no se prueban con supuestos y en este caso no lo hay”.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019