Partidos minoritarios destinados a desaparecer con reforma a deuda política

La reforma a la deuda política de Honduras ha generado malestar y rechazo por parte de partidos minoritarios quienes denuncian que la nueva Ley Electoral es un negocio entre las tres fuerzas políticas tradicionales ya que solo entre ellos se repartirán la “tajada electoral”. La deuda política ya no será como antes donde la ley contemplaba que los partidos minoritarios recibían el 15 por ciento de la suma asignada al partido político que obtuviera más...
Redaccion 2septiembre 9, 2020

La reforma a la deuda política de Honduras ha generado malestar y rechazo por parte de partidos minoritarios quienes denuncian que la nueva Ley Electoral es un negocio entre las tres fuerzas políticas tradicionales ya que solo entre ellos se repartirán la “tajada electoral”.

La deuda política ya no será como antes donde la ley contemplaba que los partidos minoritarios recibían el 15 por ciento de la suma asignada al partido político que obtuviera más votos, además se incrementó el valor por cada voto donde antes se pagaba 39 lempiras por voto válido ahora será de 59 lempiras.

Para las elecciones de 2017 la deuda electoral fue de 190 millones de lempiras, de los cuales, el Partido Nacional recibió 61 millones, el Partido Libertad y Refundación 45, el Partido Liberal 36, el Partido Innovación y Unidad Social-Demócrata (Pinu-SD) 8.7 y los demás partidos minoritarios cada uno recibió 9.1 millones a excepción del FAPER que se le asignó 143 mil lempiras.

Con la nueva ley los partidos minoritarios, tomando en base los resultados de las elecciones, hubieran recibido 1,544,856 lempiras; el Partido Frente Amplio 185 mil lempiras por 3,151 votos recibidos; El Partido Unificación Democrática 273,347 por 4,633 votos; La Democracia Cristiana 348,100 por 5,900 votos; El Partido Anticorrupción 352,997 por 5983 votos y la Alianza Patriótica 384,503 por 6,517 votos.

“Ley manipulada al capricho de tres sectores nada más; Nuestra posición como partido es en contra de ciertos artículos que miramos son violatorios de los derechos humanos, que son excluyentes, que conllevan únicamente a beneficiar a tres sectores políticos y sobretodo en las elecciones internas. 1,500 millones de lempiras o sea 500 para cada partido tradicional y eso es injusto para un pueblo que está sufriendo sobre todo por esta pandemia”, reaccionó Romeo Vásquez Velásquez, presidente del partido Alianza Patriótica.

Jorge Jiménez, dirigente del Frente Amplio, anunció que en los próximos días interpondrán denuncias a nivel nacional e internacional contra las tres fuerzas políticas de mayor representación pues aseguran que están actuando contra los partidos minoritarios.

“El frente Amplio no ha recibido deuda política y esta nueva ley entra en controversia por eso vamos a presentarnos ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos denunciando al Partido Nacional, Partido Liberal y Partido Libertad y Refundación por hacer actos de discriminación y una barbarie que sería no aplicarnos la igualdad ante la ley”.

Para Marvin Ponce, asesor presidencial y dirigente de la UD, con la reforma de la deuda política los partidos minoritarios están condenados a desaparecer, también afirma que de 14 partidos políticos inscritos hasta este momento solo quedan cuatro.

“La nueva Ley Electoral es ilegal porque violenta los derechos de la libre organización. Antes que ocupaban los partidos chiquitos para la venta de credenciales los buscaban ahora los ven de menos. Si esa reforma electoral pasa los partidos chiquitos van a desaparecer. De 14 partidos solo van a quedar cuatro partidos y el Partido Liberal va a pasar a ser partido de maletín”, reaccionó.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019