Estigmatización política en Honduras: “Ñángaras o Mostaceros”

Dirigentes del Partido Nacional y el Partido Libertad y Refundación, en el programa Cuarto Poder, se pronunciaron sobre la estigmatización que se ha generado por integrar partidos políticos que han sido fuertemente cuestionados por actos de corrupción. Ramón Soto, diputado del Partido Libertad y refundación (Libre), manifestó que no se debe afirmar que todos los militantes de partidos políticos son corruptos, no obstante, cuestionó aquellos que, conociendo que se han cometido actos de corrupción, los...
Redaccion 2septiembre 7, 2020

Dirigentes del Partido Nacional y el Partido Libertad y Refundación, en el programa Cuarto Poder, se pronunciaron sobre la estigmatización que se ha generado por integrar partidos políticos que han sido fuertemente cuestionados por actos de corrupción.

Ramón Soto, diputado del Partido Libertad y refundación (Libre), manifestó que no se debe afirmar que todos los militantes de partidos políticos son corruptos, no obstante, cuestionó aquellos que, conociendo que se han cometido actos de corrupción, los siguen apoyando convirtiéndose en “cómplices”.

“A veces por una bolsa solidaria, por un pan con mostaza, por 50 lempiras se convierten en cómplices de los actos de corrupción, pero no se puede estigmatizar a toda la militancia de un partido por los actos reñidos con la moral, buenas costumbres y los actos de corrupción pero muchas veces las bases se convierten en cómplices por seguir apoyando los actos de corrupción”.

También, Ramón Castillo, dirigente nacionalista por el movimiento “Monarca”, señaló que la estigmatización está tan marcada que la población ya no hace diferencia de quienes cometen actos de corrupción justificando que no solo en instituciones políticas existe corrupción.

“Los políticos todos caemos en la misma sombrilla por los actos de corrupción, muchos ven a los políticos como una sola maraña sin importar el partido que somos militantes, nos ven como gente no deseable. Yo he criticado a líderes de mi partido que aceptan que el Partido Nacional es de corruptos; Hay unos corruptos, así como los hay en otros partidos, empresas, iglesias”, arguyó.

Por su parte el dirigente juvenil de Libre, Marlon Ochoa, detalló que quien más sufre la estigmatización política son las bases por lo cual las próximas elecciones son la oportunidad para elegir personas que logren trasformar esa realidad.

“Las bases en su gran mayoría son las que sufren la política a favor de las élites, la base empobrecida que forma parte del pueblo sufre este estigma pero el pueblo en estas elecciones tiene la oportunidad de decirle no al narcotráfico, corrupción e impunidad y estar del lado de la transformación social”, expresó.

Para Frank Alley, dirigente juvenil nacionalista, la clase política ha generado odio, división provocando estigma en la gente por lo que hace un llamado a “reflexionar”.

“A todos les dicen narcotraficantes, ladrones. Hay que reflexionar mucho sobre las palabras que utilizamos, porque eso es el odio y la división que han querido generar en la población”, concluyó.

Es importante señalar que la estigmatización ha estado muy marcada en estos últimos meses, a aquellos que son parte del oficialismo los catalogan como “cincuenta peseros” o “mostaceros” y los que son militantes o afines a la oposición hondureña se les denomina “ñángaras”.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019