Miles de millones en pérdidas han generado la ENEE, EEH y generadores de energía

La auditoría realizada por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) reveló que Honduras de 1998 a 2018 registró pérdidas eléctricas por más de tres mil millones de dólares lo que convierte al país con mayores pérdidas de Centro y Latinoamérica. Los hallazgos de la ASJ se centran en tres áreas principales como ser las pérdidas técnicas y no técnicas, el contrato con la Empresa Energía...
Redaccion 2agosto 12, 2020

La auditoría realizada por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) reveló que Honduras de 1998 a 2018 registró pérdidas eléctricas por más de tres mil millones de dólares lo que convierte al país con mayores pérdidas de Centro y Latinoamérica.

Los hallazgos de la ASJ se centran en tres áreas principales como ser las pérdidas técnicas y no técnicas, el contrato con la Empresa Energía Honduras (EEH) y los contratos de generación eléctrica revelando que se han perdido 3,379,221,325 millones de dólares, lo que equivale al 14.06% del Producto Interno Bruto (PIB).

Según la ASJ de los circuitos de distribución, 18 presentaron las cifras más elevadas en 2019. El análisis detalla que, con las pérdidas de apenas uno de estos circuitos, el de Santa Lucía en Choluteca, el Estado podría haber contratado a 643 médicos, 1,800 enfermeras o enfermeros o 1,800 maestros.

Para controlar las millonarias pérdidas, el Gobierno contrató en 2016 a EEH, empresa a la cual paga 3,150 millones de lempiras al año; sin embargo, en los últimos tres años, las pérdidas eléctricas registraron un incremento, al igual que las quejas por mal servicio y cobros excesivos”, dijo Carlos Hernández, director de ASJ.

El objetivo principal del contrato con EEH era reducir las pérdidas técnicas y no técnicas, disminuir la mora en la recaudación, facturación y otros, así como mejorar la calidad de servicio técnico y comercial a los clientes pero ha sido todo lo contrario.

“De acuerdo al contrato, con duración de siete años, EEH principalmente debió reducir las pérdidas e invertir cada año ciertos montos. No obstante, solo ha invertido el 20 por ciento de lo planificado y las pérdidas subieron a 28 por ciento, porcentaje muy similar al que recibió cuando se le entregó el contrato. Hace cuatro años, las pérdidas eran de 8 mil millones de lempiras anuales, actualmente alcanzan aproximadamente los 12 mil millones”, devela el informe.

Lo que favorece a EEH, según la ASJ, es que el Estado debió contratar a una empresa para elaborar un estudio de Valor Agregado de Distribución (VAD), pero pasados tres años ni siquiera lo ha hecho. Además, cambió en forma unilateral el honorario fijo de EEH sin contar con el estudio y no ha pagado a los subcontratistas ni las inversiones a su cargo por lo que ahora se expone a una posible demanda de más nergía Eléctrica de 300 millones de dólares.

Por otra parte, en la auditoría a una muestra de 12 de los 74 contratos de generación de energía del país expone condiciones abusivas y dañinas contra el Estado, con modificaciones legales aprobadas por el propio Congreso Nacional en beneficio de las empresas generadoras de energía.

“En 2013 se cambió la ley para permitir que, por 10 años, las generadoras de energía renovable pudieran acceder a un incentivo de pago por potencia por brindar servicio en cualquier momento, aunque generalmente no cuentan con la capacidad de proporcionarlo. Esto derivó en un pago de casi 109 millones a las empresas eólicas y solares, aunque no brindan ese servicio”, detalla el informe.

Otros beneficios que han tenido son las exoneraciones de impuestos de ventas, rentas, aranceles de importación de mercancías y activo neto, los cuales abarcaron contratos firmados antes de 2006. Cabe señalar que recientemente los diputados aprobaron una nueva exoneración de impuestos a las generadoras de energía mediante el impuesto de importación de combustible, favoreciendo nuevamente a este sector.

La ASJ denunció que, en 2008, se firmó contrato otorgando un incentivo de pago por potencia por 15 años a Eólica de Honduras S. A. (EEHSA), con un costo para el Estado de 2.4 millones de dólares, ahora el Estado adeuda a EEHSA aproximadamente 48 millones por concepto de pago por potencia, aunque “no brinda dicho servicio”.

De igual forma, en el mismo año, la ENEE contrató a VETASA-MELECSA para reparar una planta preexistente propiedad del Estado, construir un nuevo proyecto y obtener licencias ambientales y pólizas, entre otros; Diez años después, el proyecto sigue abandonado y, aun así, VETASA ha interpuesto un segundo reclamo de pago por 74 millones de lempiras a pesar de incumplir el contrato en varios aspectos.

Otro ejemplo que reveló la ASJ es los cambios favorables a la generadora Laeisz Honduras, empresa que participó en un proceso competitivo y fue adjudicada en 2018, con una oferta de generación mediante diésel pero que en el contrato (que no fue aprobado por el CN) se modificó posteriormente a búnker, sin afectar los condiciones o precio acordado, pese a que el búnker es más económico y más perjudicial para el ambiente que el diésel.

En conclusión la ASJ recomendó al Estado de Honduras asignar el manejo de la ENEE a expertos sin beneficios políticos y con base a resultados, además de generar políticas públicas en beneficio de la estatal así también implementar veeduría social y sobre todo deducir responsabilidades a funcionarios y empresarios que se han beneficiado con contratos amañados pues al final es el pueblo quien paga las consecuencias.

Más información aquí.

Transmisión En Vivo

Resultados de la Auditoría Social Realizado a la ENEE en Tres Áreas.

Posted by ASJ Honduras on Tuesday, August 11, 2020

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019