El dilema entre recordar la historia o querer borrarla con la destrucción de monumentos

La destrucción de estatuas y monumentos durante las protestas por la muerte de George Floyd no es un hecho aislado y novedoso, no obstante, ha abierto un debate entre recordar la historia o borrarla. Figuras de personajes históricos que fueron esclavistas, el navegante Cristóbal Colón fueron destruidos en varias protestas sociales que se extendieron en Europa. “Decir que se va a destruir a los monumentos porque son esclavistas de los líderes del sur entonces habría...
Redaccion 2julio 16, 2020

La destrucción de estatuas y monumentos durante las protestas por la muerte de George Floyd no es un hecho aislado y novedoso, no obstante, ha abierto un debate entre recordar la historia o borrarla.

Figuras de personajes históricos que fueron esclavistas, el navegante Cristóbal Colón fueron destruidos en varias protestas sociales que se extendieron en Europa.

“Decir que se va a destruir a los monumentos porque son esclavistas de los líderes del sur entonces habría que destruir todos los monumentos de la historia de una nación. Qué va a pasar con el concepto histórico de la nación que nació bajo el patrocinio de estos señores que tenían el gravísimo pecado de ser esclavista pero tuvieron la visión”, enfatiza Fasquelle.

Honduras que también tiene una tradición estatuaria cívica y pública también ha contado con este tipo de hechos cuenta el historiador Rodolfo Fasquelle en un arte foro del Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (CAC-UNAH).

“No solo en Tegucigalpa se destruyó la estatua de Manuel Bonilla, en el parque central de San Pedro Sula fue destruido la estatua de Manuel Bonilla”, recordó Fasquelle.

Para Fasquelle, estas manifestaciones son extremistas y manifiesta que se trata de un movimiento contracultutural que ha comenzado dentro de ciertos sectores.

“El movimiento contracultural tiene un par de décadas en el mundo cultural y académico que defiende la corrección política,

El historiador agrega que las protestas tratan de un sentimiento de los jóvenes que más allá de buscar la verdad la intentan construir.

“Debemos estar advertidos de las conexiones entre fenómenos que parecen aislados pero están ligados con un sentimiento de jóvenes que asumen que tiene la total certeza de descubrir la verdad y tienen la necesidad de destruir los testimonios de otras visiones”, dice Fasquelle.

Pero entre expertos también hay una diversidad de visiones de por qué se escribe la historia, si es para señalar quién fue el bueno o el malo.

“Esa diversidad de pensamientos con respecto a la historia vienen de un rompimiento con ese paradigma que exponen los iconoclastas del estatuario. Nosotros los historiadores y jóvenes, todos venimos de un revolución de la teoría de la historia”.

El pensamiento histórico ha evolucionado, consecuentemente, el concepto de los héroes y heroínas también, reflexiona Fasquelle.

“Nuestro concepto de lo que es un héroes ha cambiado, si hay canallas y santos, pero la inmensa mayoría de hombres no alcanzamos a ser santos y tampoco somos deducibles a ser canallas”.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019