Bográn, la encrucijada de los hospitales móviles y su “buena fe”.

Marco Bográn el nombre que ha trascendido en medios nacionales e internacionales consecuencia del mal manejo multimillonario de los fondos asignados por el Estado para enfrentan la pandemia del SARS-CoV-2 o Covid-19. hoy por hoy, es investigado por el Ministerio Público por delitos de corrupción tras años de una aceptable administración de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H). Bográn, de 43 años de edad, se graduó de la universidad con el título de abogado, estuvo al...
Redaccion 2julio 3, 2020

Marco Bográn el nombre que ha trascendido en medios nacionales e internacionales consecuencia del mal manejo multimillonario de los fondos asignados por el Estado para enfrentan la pandemia del SARS-CoV-2 o Covid-19. hoy por hoy, es investigado por el Ministerio Público por delitos de corrupción tras años de una aceptable administración de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H).

Bográn, de 43 años de edad, se graduó de la universidad con el título de abogado, estuvo al frente de Invest-H por nueve años, viene de una familia de políticos empresarios, como la ex designada presidencial María Antonieta Guillén de Bográn o su tío Napoleón Bográn Idiáquez de quien hablaremos más adelante.

Inicio su experiencia laboral como gestor de proyecto de desarrollo con fondos internacionales, luego pasó al extinto Fondo Vial, posteriormente estuvo al frente de la Unidad Implementadora del Programa de la Cuenta del Milenio que nació en el país en 2005 después que Honduras se hizo acreedora a fondos de donación de la Corporación del Desafío del Milenio (MCC) del Gobierno de los Estados Unidos que 2014 pasó a llamarse Invest-H.

El 27 de enero de 2011, fue nombrado como director de la Cuenta del Milenio ahora Invest-H, tras nueve años al frente donde no logró aprobar los indicadores de evaluación para obtener fondos internacionales, su salario oscilaba entre los 231,932.06 lempiras mensuales.

En medio de la pandemia del Covid-19 el gobierno asignó a Invest-H, al Comité Permanente de Contingencias (COPECO) y la Secretaría de Salud encargados para la compra de insumos y equipos para hacerle frente a los efectos de esta, pero las investigaciones de organizaciones anticorrupción y medios de comunicación revelaron el mal manejo de los fondos y las compras realizadas esto llevó a exigir su separación del cargo, pero este renunció el pasado 27 de junio.

Las investigaciones de actos de corrupción que acabaron con la administración de Bográn

La principal investigación que desnudó la corrupción y el mal manejo de los fondos por parte de Invest-H fue la realizada por nuestro equipo de trabajo de El Pulso HN, sobre una posible estafa al gobierno de Honduras por parte de Elmed Medical, empresa que vendió al país a través de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), siete hospitales móviles por valor de 47 millones de dólares donde falsificó los registros de la empresa SDI Global LLC.

Por su parte la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) en una auditoría realizada a Invest-H constató la sobrevaloración de más de50 millones de lempiras en la compra de los hospitales.

ASJ mencionó que encontraron empresas que estaban vendiendo hospitales similares con una diferencia de tres y cuatro millones de dólares menos en comparación a los que adquirió INVEST-H.

Pero, entre otros hallazgos, está que no hay pruebas de que, antes de comprar, el ente haya consultado a expertos médicos o ingenieros, sumado al incumplimiento en la fecha de entrega de los hospitales.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) también fue tras la caza de actos de corrupción por parte de Invest-H presentando varios informes denominados Corrupción en Tiempos de Covid-19.

El CNA en su segundo informe denominado las “más carías” reveló la sobrevaloración en la compra de insumos entre ellos las mascarillas N95 y las descartables por parte de INVEST-H, asegurando que se pudieron adquirir a un menor precio.

A través de un estudio comparativo se tomó como referencia el informe de compras de insumos y equipos médicos realizado por la Secretaría de Salud a través del fideicomiso para la compra de medicamentos e insumos médicos que mantiene con el Banco de Occidente S.A., en el período de tiempo comprendido desde el 13 de marzo hasta el 15 de abril de 2020.

El CNA constata que esta sobrevaloración en los precios de las mascarillas deja un perjuicio de 57 millones de lempiras al Estado, equivalente a un 46 por ciento del monto adjudicado.

En el sexto informe denominado “un favoritismo estratégico” evidenció que Bográn, contrató a una empresa constructora de la cual su tío (Napoleón Bográn Idiáquez) es socio violentando lo que establece la Ley de Contratación del Estado.

El CNA identificó que existe una relación por consanguinidad entre el presidente de la empresa Consultores de ingeniería Sociedad Anónima y Bográn, siendo un claro incumplimiento de dicha ley.

De acuerdo con la Ley de Contratación del Estado de Honduras existen limitaciones para poder contratar con el Estado establecido en el numeral seis, mencionando que “Ser cónyuge, persona vinculada por unión de hecho o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad de cualquiera de los funcionarios o empleados bajo cuya responsabilidad esté la precalificación de las empresas, la evaluación de las propuestas, la adjudicación o la firma del contrato”.

Luego de esto la Fiscalía para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) comenzó la investigación contra Bográn donde podría ser acusado por la comisión de los delitos de corrupción como ser fraude, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

El Ministerio Público (MP) anunció que existen tres líneas de investigación contra la administración de Bográn y fue citado para que rendir declaraciones por su condición de investigado, pero la audiencia fue pospuesta por una incapacidad médica.

La defensa Bográn presentó una certificación médica donde expone la incapacidad de poder asistir al citatorio por problemas de salud a causa del contagio de Covid-19 por lo que la audiencia fue pospuesta para el próximo lunes seis de julio.

Estos solo son algunos de los principales hechos que llevaron a la renuncia del cargo a Bográn quien muchos han catalogado como “el nuevo Mario Zelaya” si se comprueba los actos de corrupción en su contra.

Bográn ha señalado que todo lo que ha hecho ha sido correcto y volvería a hacerlo, a la vez aseguró que procederá legalmente contra todos aquellos que lo han difamado.

Aunque es un funcionario público longevo en su cargo, pues estuvo al frente de Invest-H por nueve años, ha salido “por la puerta de atrás” embarrado y vinculado en actos de corrupción y abuso de poder pasando de una administración aceptable a las más reprochable por el pueblo hondureño.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019