Expediente Sauceda

Leonel Sauceda Guifarro y su esposa Sbetlana Estrada Pacheco fueron detenidos el 11 de febrero por la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (Uf-Adpol) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), en su casa de habitación en la colonia Jardines de Toncontín al sur de la capital. También se realiz´ño el aseguramiento de ocho bienes inmuebles, dos vehículos y 23 cuentas bancarias que se consideran de origen ilícito ya que...
Redacciónfebrero 28, 2020

Leonel Sauceda Guifarro y su esposa Sbetlana Estrada Pacheco fueron detenidos el 11 de febrero por la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (Uf-Adpol) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), en su casa de habitación en la colonia Jardines de Toncontín al sur de la capital. También se realiz´ño el aseguramiento de ocho bienes inmuebles, dos vehículos y 23 cuentas bancarias que se consideran de origen ilícito ya que no se pueden justificar de acuerdo a sus ingresos. El monto asciende a los 13.8 millones de lempiras.

Hijo de un ganadero y citricultor de Sonaguera, Colón, en su juventud quiso estudiar medicina, pero su padre no pudo pagarle los gastos. A pesar de no estudiar medicina, Sauceda llegó a Tegucigalpa y se matriculó en la Anapo (Academia Nacional de Policía) de donde salió con el grado de subteniente de Policía desde el 22 de enero de 1992. También se ha desempeñado como director de la desaparecida Dirección Nacional de Tránsito, Jefe de Relaciones Públicas y Jefe de las Metropolitanas de Tegucigalpa y San Pedro Sula. El 30 de enero fue nombrado por el Congreso Nacional como Comisionado General de la Policía ostentando el cargo de Director de Recursos Humanos.

Un oficio girado el 13 de junio de 2016 por el exsubdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Roger Medardo Maradiaga, al entonces director de la fuerza pública, Félix Villanueva Mejía, explica que Juan Carlos Arvizu Hernández “Lanchita”, un narcotraficante capturado en 2016 y extraditado ese mismo año le reveló: “dígale a Sauceda que allá lo espero. Que recuerde cuando iba a traer las maletas”. Vinculando a Leonel Sauceda con el narcotráfico.

Le recomendamos leer:

¿Quién es Leonel Sauceda? el comisionado de Policía acusado de lavado de activos

Pero en una intervención teléfonica al foro televisivo; Frente a Frente, dirigido por el periodista, Renato Álvarez, el mimo Arbizú Hernández desvirtuó lo que antes se había dicho y aclaró que su trabajo siempre fue independiente y que no se relacionó con estructuras de poder.

“Mi objetivo es aclarar que yo no he señalado al agente Leonel Sauceda, en ningún momento he tenido un trato con él, ni con ningún policía”, dijo en esa ocasión.

En respuesta a la intervención de Arbizú, Sauceda también llamó al foro y dijo:

“Yo no voy a buscar venganza, porque respeto la dignidad humana, por lo que jamás voy a hablar mal de nadie, porque no tengo pruebas y aunque las tenga, no lo voy a hacer, porque Dios es el único juez, pero si voy a proceder con el peso de la ley contra aquellas personas que han tramado toda esa situación, con los medios de comunicación que se han prestado para dañar no solo a Leonel Sauceda. Yo represento a una noble institución que es la Policía Nacional”.

Sauceda siempre se mostró como un agente respetuoso de la ley y siempre hizo un evidente alarde de su cristianismo, incluso hasta en entrevistas.

De acuerdo a las investigaciones realizadas desde el 2002 a Leonel Sauceda y el informe de un agente asignado a Choluteca, también según el testimonio de un exinvestigador del caso, los primeros reportes datan del 16 de octubre 2002. Cuando Sauceda ocupada el cargo de jefe regional de transito en Choluteca.

En el expediente elaborado por la jefatura de Monjaras Choluteca, se señala que Sauceda era integrante de una organización de tráfico de drogas (no especificada) junto a 17 policías más.

Según el oficio DGPP-DNT-0275-2004 de departamento de análisis transito Sauceda y otros miembros de la red coordinaban el aterrizaje de las avionetas.

Esto se evidenció por el aterrizaje accidentado de una avioneta en un predio privado, obligados a esto porque agente de la Policía que no formaban parte de la estructura de Sauceda, bloquearon el portón de acceso a la cañera de propiedad privada, lo que llevo a los tripulantes a cambiar el rumbo de la pista habitual a dos kilómetros más allá en las cercanías de la aldea Tulito, en las coordenadas 1310884W3714812, hasta a donde llegó Sauceda en compañía de oficiales de su confianza y un diputado.

En una entrevista exclusiva del noticiero TN5 y de la periodista, Raquel Lazo, uno de los exinvestigadores del caso explicó desde hace cuánto comenzó la investigación y por qué se investigaba a Sauceda.

El entrevistado, con su rostro difuminado y con una puerta color café atrás, confirmó que desde octubre de 2002 comenzó la investigación.

Según el testimonio fue a raíz del aterrizaje de una avioneta en la aldea San José de la, Choluteca, a esa zona llegaron “un grupo de oficiales de la policía, hubieron políticos, hubieron empresarios que hicieron acto de presencia como que ya sabían que la narcoavioneta iba a aterrizar en ese lugar, donde se supone, supuestamente según ellos la droga fue incinerada junto a la narcoavioneta, pero eso es falso porque en las investigaciones se constató y se pudo comprobar que la droga la bajaron y la llevaron a una unidad de la Policía Nacional.”

Retrocedamos: en esa época, Sauceda ocupaba el cargo de jefe regional de transito en Choluteca.

Le recomendamos leer:

La caída de Sauceda, un hombre de Dios que jugó para el Diablo

El testimonio continua y el investigador explica que fue un policía de la escala básica que denunció las acciones irregulares porque “ ese policía no quería estar asignado en el lugar (Monjaras), porque no se quería ver involucrado en ese tipo de hechos, de supuestos hechos de narcotráfico porque el funcionario policial está expuesto a cometer delitos por acción y por omisión” el investigador sugiere que el policía denunció por temor a que se le involucrara en un caso por omisión porque en esa zona “estaban aterrizando narcoavionetas”.

El investigador si confirma que el policía, ese desconocido que denunció por temor, fue asesinado. Al menos 4 asesinatos se dieron a raíz de esa investigación. Incluidos Exequiel Antonio Estrada Izaguirre y Juan Carlos Sotelo.

“Este oficial que hoy (el 11 de febrero) estaba siendo protegido por políticos, por cúpulas policial y nadie lo toco, vea usted, tenemos un ejemplo claro la comisión depuradora, la comisión depuradora no lo tocó ni a él, ni a otros que no se merecen ni ser policías y menos ascenderlos al grado inmediato”

Para el investigador, Leonel Sauceda siempre estuvo protegido más allá de la sangre de Cristo de la que siempre hizo alarde.

Fue intocable. Era intocable. Ahora está detenido.

Para el investigador estos casos no son un novedad dentro de la Policía Nacional “todo mundo hasta el policía más humilde sabía en las andanzas que andaba este oficial”.

“Nosotros hicimos una serie de investigaciones donde este oficial y otros oficiales que también ascendieron a general son señalados y encontrados con el presunto de que estaban al servicio del crimen organizado”.

Una serie de lineas de investigación se hicieron en torno a Sauceda, pero ninguna tuvo resultados a pesar de tener fuertes indicios de su participación en delitos de narcotráfico.

Interpretando y repitiendo las palabras de este investigador, ninguna investigación prospero porque Sauceda estaba protegido desde muy arriba “era uno de los niños bonitos de algunos políticos y de algunos ministros y también de algunos altos oficiales de la Policía y por eso era intocable”.

El investigador considera como penoso y triste que cuando llegaron a revisar los expedientes de la inspectoría general algunos fueron apartados otros no a pesar de ya haber sido investigados y de tener sus registros de movimientos bancarios y migratorios.

Aunque en el país existe -al menos en teoría- la presunción de inoncia y habrá que esperar los resultados del proceso judicial, pero mientras llega ese momento, Sauceda y su esposa están detenidos bajo la figura de detención judicial, Sauceda fue trasladado al Primer Batallón de Infantería mientras que su esposa fue enviada a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social en Támara (Cefas).

Añadiendo más opiniones de exmiembros, tanto de la Policía Nacional como de las Fuerzas Armadas. La corrupción viene desde arriba, desde la cúpulas y es una estructura que lleva años y ha sido varios los presidentes los que lo han sabido, en ese sentido el Comisionado de Policía Henry Osorto Canales, separado por la depuradora policial en abril de 2016 dice que:

“Ellos tratan de tener un control total de todo el funcionario y tienen sometida a nuestra institucionalidad (…) En Honduras no hay justicia, la justicia es una justicia fallida”.

Con ellos Osorto se refiere a las cúpulas policíal y militar, Osorto también cuestionó a la Comisión Depuradora por el caso de Leonel Sauceda.

Mientras que el capitán en retiro, Santos Orellana es más fuerte en sus declaraciones y asegura que el narcotráfico y la corrupción son dirigidos desde Casa Presidencial y que la captura de Sauceda respondería más a una entrega por protección, en esta hipótesis Sauceda fue el sacrificable de una red que no -aún-  no puede ser tocada.

Desde el análisis de Orellana, si se capturó a Sauceda, también se debería capturar al ministro de defensa: “Cuántas veces han sido mencionados el ministro de seguridad, el ministro de defensa y todas las personalidades dentro de las estructuras gubernamentales y de seguridad (…) nosotros analizamos que cada una de las actividades que se han desarrollado cuando hay un movimiento grande cuando Estados Unidos pide a alguien en extradición o querer callar a las personas que conocen del narcotráfico y del crimen organizado en el país, porque ellos han sido parte han sido oficiales que han pasado toda su vida sirviendo café han estado en una oficina, han estado sirviéndole a los políticos y eso ha llevado a la destrucción de instituciones como la Policía y el Ejército”.

En este punto de la destrucción de la Policía y las Fuerzas Armadas coinciden tanto Orellana como Osorto:

“Este gobierno lo sostiene las instituciones como la Policía y las Fuerzas Armadas (…) Ha sido una persona que la han traído durante todo ese sistema de corrupción y han llegado, increíblemente han llegado a las cúpulas del poder de las instituciones gubernamentales igual que en las Fuerzas Armadas. Aquí hay oficiales de las Fuerzas Armadas que hoy son multimillonarios y a dónde está la fiscalía y la ATIC.”

“El Consejo de Defensa y Seguridad se convirtió en el crimen organizado en este país y eso es lo que ha arrastrado a la destrucción de este país.”

Capitán Santos Orellana.

Orellana asegura que este comportamiento obedece a una actitud servil hacia los políticos:

El jefe de las Fuerzas Armadas en este momento ha sido educan toda la vida (…) y hoy es jefe del Estado Mayor Conjunto hermano de un general que está involucrado en narcotráfico; el general Trinidad Rafael Moreno Coello, entonces ¿qué es lo que va a cambiar, qué es lo que ha cambiado? Es la misma estructura, disfrazada de la misma forma y eso pasa dentro de la misma policía.

También denuncia que las estructuras del narcotráfico siguen en pie, adentro y protegidas desde arriba:

¿por qué no le levantan un requerimiento fiscal al Ministro de seguridad, al ministro de Defensa? ¿por qué no le presentan un requerimiento al Presidente de la República se sabe perfectamente que él es el orquestador del narcotráfico en este país? (…) La corrupción está en los jefes, arriba, es la estructura que se ha venido fomentando desde que andaba sirviendo café o desde que fue edecán de todos estos políticos” (…) Ahí los tienen como figuras, como títeres eso no va a cambiar (…) esto es una jugada más de este gobierno ese caso ahí va a ir quedando”.

El viernes 14 de febrero se llevó a cabo la audiencia inicial en contra de Sauceda y Sbetlana Estrada Pacheco, luego de la trama de testigos, testimonios, documentos y declaraciones los imputados no pudieron justificar el origen del dinero por el que se les acusa.

La Fiscalía, a través de los informes financieros preparados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), rastreó los movimientos efectuados por la pareja desde enero de 2006 a diciembre de 2017.

Las desgracias no llegan solas

Luis Echeverría, jefe de Unidad Fiscal de Apoyo a la Depuración Policial (UF-Adpol) confirmó que a Sauceda también se le investiga por tres delitos más: extorsión, lavado de activos y abuso de autoridad.

La línea de investigación por delito de extorsión indica que Sauceda usaba su cargo en los lugares en donde era asignado y habría cobrado sobornos a implicados en delitos.

En cuanto a la investigación por lavado de activos no puede justificar el origen de 1.6 millones de lempiras que habría cobrado a una empresa de seguridad privada, propiedad de un diputado por el departamento de Cortés. En esta línea de investigación se idenficó que la empresa de seguridad no presenta planillas, certificaciones del Servicio Administrador de Rentas (SAR), pago de impuesto ni otros documentos que justifiquen la legalidad del dinero.

Entre tanto la tercera investigación por abuso de autoridad se habría realizaso – según la fiscalía-, cuando Sauceda usaba su tiempo de trabajo para brindarle asesoría a la empresa de seguridad privada.

El caso Sauceda servirá para dar un ejemplo de trabajo en la guerra contra la corrupción del gobierno, pero según las declaraciones de Santos Orellana, capitán de las Fuerzas Armadas en calidad de retiro, las estructuras siguen paradas en piedras -políticas- hasta el momento muy fuertes.

Mientras tanto Sauceda y Estrada Pacheco seguirán recluidos en el Primer Batallón de Infantería y la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social, respectivamente.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019