Publicidad gubernamental, ¿herramienta de chantaje?

(Por Óscar Esquivel) Los medios de comunicación privados en los últimos años en el país (en otros países no es diferente) han perdido bastante credibilidad por la parcialidad que han asumido ante ciertos gobiernos, ya sea a favor o en contra. La objetividad que debería de existir se ha desnaturalizado bastante, debido a varios factores, entre otros; la inseguridad ciudadana, la poca tolerancia, la crisis económica, la crisis ética y moral en nuestra sociedad. Un...
BFlores18 octubre, 2022

(Por Óscar Esquivel) Los medios de comunicación privados en los últimos años en el país (en otros países no es diferente) han perdido bastante credibilidad por la parcialidad que han asumido ante ciertos gobiernos, ya sea a favor o en contra. La objetividad que debería de existir se ha desnaturalizado bastante, debido a varios factores, entre otros; la inseguridad ciudadana, la poca tolerancia, la crisis económica, la crisis ética y moral en nuestra sociedad.

Un medio de comunicación privado por su naturaleza busca el lucro sin que por ello tenga que dejar de buscar la objetividad o balance en la noticia. Como toda empresa tiene ingresos y gastos, uno de los fuertes ingresos en los medios de comunicación es a través de publicidad; además de la venta de ejemplares, en los medios escritos. También pueden obtener ingresos no éticos no dando cierta información o utilizando cierta información para torcer voluntades. Los medios de comunicación como toda empresa tienen egresos, ya sea en sueldos y salarios, alquiler, agua luz, y, también pagan impuestos.

Sirva lo anterior para ilustrar el tema que nos ocupa, que es la publicidad.

Existe publicidad comercial y gubernamental, la primera adquirida para ofrecer un bien o servicio a sus clientes, prospectos. La publicidad gubernamental se utiliza para dar a conocer a los ciudadanos en general, la buena gestión que pueda estar realizando el gobierno de turno.

¿Qué es la publicidad? Es un servicio que brindan los medios de comunicación a sus clientes públicos o privados para dar a conocer a sus lectores información que la empresa privada o pública desea dar a conocer. Ejemplo, una compañía de teléfonos lanza un nuevo modelo de celular, por lo que necesita darlo a conocer sino como lo conocerían y adquirirían los clientes. En el caso de la publicidad gubernamental puede ser;  potenciar la imagen de la Policía Nacional que ya no lanza gases lacrimógenas a las manifestaciones populares; que se está subsidiando la energía eléctrica a los abonados de escasos recursos; que los trámites públicos en” x o y” institución gubernamental ya no es tan tedioso y de pronto gratis, entre tantos ejemplos.

¿Qué el gobierno tiene sus propios medios de comunicación? Sí, y son valiosos pero no tienen el alcance que tienen los medios de comunicación privados, además que carecen de cierta legitimidad, ya que el mismo gobierno hablando bien de sí mismo. No es lo mismo que alguien hable bien de mí a que lo haga yo mismo.

Compartimos la opinión de Gilberto Ríos al decir: “ Hay que ser honestos, sí pasamos un anuncio por el periódico Poder Popular, Canal 8 o por Radio Nacional, no lo va a escuchar ni el 3 % de la población. El grueso de la audiencia lo tienen los medios privados y, se necesita pautar para llegar a las grandes masas “.

Y no es que no quisiéramos que los medios de comunicación públicos llegarán a la mayoría de la población sino que por la naturaleza misma, no todo la población simpatiza con el partido de gobierno, ni los que integran el gobierno son químicamente puros, es decir que no es que todos lo hagan mal ni que todo lo estén haciendo bien. Y en función de la democracia que se fortalece señalando lo malo para corregir y aplaudiendo lo bueno que se pueda estar haciendo.

Pero la objetividad de la información, el fortalecimiento de la democracia no se alcanza comprando publicidad para que los medios de comunicación hablen sólo de lo bueno que esté haciendo el gobierno ni que los medios de comunicación hablen que todo es malo para conseguir publicidad.

El gobierno como cliente puede o no adquirir publicidad, elegir con quien lo hace y con quien no. Pero que la publicidad es necesaria es necesaria. Que los medios de comunicación aumentan sus ingresos con la pauta gubernamental también es cierto, pero también obtienen ingresos por pauta de las empresas privadas.

¿Te compró publicidad pero sólo hablas de lo bonito que soy? Eso se llama chantaje  ¿Dónde está la libertad de expresión? ¿Qué lo que están diciendo  x medio, es mentira? Bien , el Estado ya cuenta con los mecanismos legales para actuar.

¿Qué tal medio de comunicación sólo pasa hablando mal del gobierno y no reconoce lo bueno? También se llama chantaje, pues donde está la objetividad. Sin embargo, el gobierno tiene en todas sus dependencias, relacionadores públicos, pues que hagan su trabajo.

En ambos casos: el lector, radios escucha, televidente, sabrán identificar en que lado está la razón, si es que tocará asumir posición de algún lado.  Pero de lo que estoy seguro es que habría mayor gobernabilidad, sí se invirtiera (no es gasto) en informar y formar a la población.

Pdta: sobre el PCM referido a la nueva dirección de información no hay que buscarle 6 patas al gato. Ya existe una Secretaría de Comunicación y hasta asesores en esa materia. ¡Hay que ponerlos a trabajar, sí no lo estuvieran haciendo. También a los de comunicaciones de cada dependencia gubernamental.

Ya existe CONATEL, esta la SAR por sí quieren contarle las “costillas” a algún medio, ya existe el Ministerio Público al que se puede acudir ante la arbitrariedad. Así que ¡hay que trabajar, que es lo que esté país necesita!

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021