La región centroamericana y el peligro inflacionario de los dos dígitos

SAN SALVADOR, El Salvador  Las economías de tres países del bloque Centroamérica más República Dominicana (CARD) reportaron en julio una inflación interanual de dos dígitos, y otra coqueteó con el 10%. La alerta roja está encendida. A los últimos coletazos de la pandemia de COVID-19 y su negativo impacto económico a escala global, se sumó desde fines de febrero el conflicto bélico Rusia-Ucrania, otro obstáculo a la salida de la crisis que se avizoraba a...
BFlores30 julio, 2022

SAN SALVADOR, El Salvador 

Las economías de tres países del bloque Centroamérica más República Dominicana (CARD) reportaron en julio una inflación interanual de dos dígitos, y otra coqueteó con el 10%. La alerta roja está encendida.

A los últimos coletazos de la pandemia de COVID-19 y su negativo impacto económico a escala global, se sumó desde fines de febrero el conflicto bélico Rusia-Ucrania, otro obstáculo a la salida de la crisis que se avizoraba a principios de año.

El Consejo Monetario Centroamericano (CEMCA), con sede en San José, reportó en su informe de julio que Nicaragua presentó en junio la inflación interanual más alta de la región con 10,37%, seguida por Honduras (10,22) y Costa Rica (10,06), los tres países con el indicador en dos dígitos, mientras Dominicana (9,48) se acercaba a esa barrera indeseable.

Tales cifras cuajan un promedio de nueve puntos porcentuales para los países del CARD en junio del año en curso, contra los 5,19 puntos porcentuales registrados para el mismo período de 2021.

Es bueno precisar que a nivel de CAPARD, cuando se añade Panamá al CARD, el indicador baja hasta el 8,52%, pues el país istmeño exhibe la mejor situación en la región (5,20).

Los datos del Semca llaman la atención sobre la tendencia al alza de la dinámica inflacionaria, tal como lo demuestran la comparación con los números de mayo.

Al cierre del quinto mes de 2021 el área Centroamérica más Dominicana alcanzaba un 8,19%, contra el 5,81 de la misma fecha 12 meses antes.

Una variable común para ese espacio económico es que los países donde se establecen metas de inflación anuales, tales fines ya fueron rebasadas.

El Salvador y Panamá no se fijan cifras tope por tratarse de economías dolarizadas.

El escenario más optimista apunta a que el bloque cierre 2022 con una inflación promedio de entre ocho y 10%.

Un elemento comparativo a tener en cuenta apunta que en los últimos cinco años el Grupo de países CARD había registrado una inflación promedio de 2,7%, pero en enero de 2022 ya hubo adelanto de la actual tendencia al un 5,8%, de lo cual, 4,7% clasifica como subyacente o importada.

El alza del precio de los combustibles, consecuencia directa del conflicto bélico en Europa del Este, actúa como detonante de la situación inflacionaria que vive la región.

Prueba de lo anterior es que el último informe del SEMCA sitúa el rubro transporte como muy determinante en la inflación reportada por Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Honduras y Guatemala. El grupo alimento registra la mayor afectación en El Salvador y Dominicana.

La situación de los precios minoristas de los carburantes agravó en particular la situación social en Panamá, donde un paro iniciado el 3 de julio, que incluyó cierres de vías además de las protestas, ya provocó pérdidas por valor de unos 500 millones de dólares en la cadena de producción.

El Gobierno del presidente Laurentino Cortizo concedió el congelamiento del precio de la gasolina a una cifra tope de 3,25 dólares el galón (3,78 litros), para la cual el Ejecutivo debió asumir un subsidio de 70 centavos por unidad de medida. (Con información de Sputnik). 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021