Comisión del Congreso abordará cómo Trump intentó impedir la victoria de Biden

WASHINGTON, EE.UU.  La investigación del Congreso sobre los disturbios del año pasado en el Capitolio se centrará este martes en los presuntos intentos del expresidente Donald Trump para nombrar a falsos electores y cambiar el total de votos electorales en los estados bisagra que perdió. Se espera que funcionarios electorales clave de los estados de Georgia y Arizona, dos de los cuales Trump perdió, testifiquen sobre los esfuerzos de éste para revertir el resultado. El...
BFlores21 junio, 2022

WASHINGTON, EE.UU. 

La investigación del Congreso sobre los disturbios del año pasado en el Capitolio se centrará este martes en los presuntos intentos del expresidente Donald Trump para nombrar a falsos electores y cambiar el total de votos electorales en los estados bisagra que perdió.

Se espera que funcionarios electorales clave de los estados de Georgia y Arizona, dos de los cuales Trump perdió, testifiquen sobre los esfuerzos de éste para revertir el resultado.

El panel de investigación de la Cámara de Representantes ya escuchó testimonios de que asesores clave de Trump le dijeron que había perdido las elecciones de 2020 y que hubo un número mínimo de irregularidades en la votación, que no fue suficiente para anular la victoria del demócrata Joe Biden en el Colegio Electoral Nacional.

Además, se le dijo a Trump que sería ilegal que el entonces vicepresidente Mike Pence bloqueara unilateralmente la victoria de Biden, como Trump imploró a Pence en público y en privado.

En el centro de los esfuerzos de Trump estaría un plan para que se nombraran falsos electores que le apoyaban en los estados más disputados en los que Biden le había derrotado para certificar que Trump había ganado suficientes estados para mantenerlo en el poder durante otros cuatro años.

En Estados Unidos, los presidentes se eligen efectivamente en elecciones separadas en cada uno de los 50 estados, no a través del voto popular nacional. El número de votos electorales de cada estado depende de su población, y los estados más grandes tienen la mayor influencia.

Unos 2.000 partidarios de Trump asaltaron el Capitolio el 6 de enero de 2021, impidiendo durante horas que los legisladores ratificaran la victoria de Biden por 306-232.

Pero en los días y semanas previos a la certificación, Trump trabajó para anular las boletas en los estados que perdió por mínimo margen, con la esperanza de cambiar el resultado nacional general.

Gran parte de su esfuerzo se centró en Georgia, que perdió por 11.779 votos de los 5 millones emitidos. La derrota de Trump en Georgia fue la primera vez que un republicano pierde el estado desde 1992.

“Mostraremos evidencia de la participación del presidente en este esquema”, dijo el miembro del comité Adam Schiff el domingo en CNN.

“También, nuevamente, mostraremos evidencia sobre lo que sus propios abogados llegaron a pensar sobre este esquema. Y mostraremos a los valientes funcionarios estatales que se pusieron de pie y dijeron que no aceptarían este plan para volver a convocar a las legislaturas (para nombrar a los electores de Trump) o descertificar los resultados (del Colegio Electoral) para Joe Biden”.

Se espera que el comité de investigación del 6 de enero escuche el testimonio del secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, el principal funcionario electoral del estado, su colega Gabriel Sterling y el presidente republicano de la Cámara de Representantes de Arizona, Rusty Bowers, quienes torpedearon un proyecto de ley que habría permitido a los legisladores rechazar los resultados de un elección.

Si bien el comité de la Cámara no puede presentar cargos penales, el Departamento de Justicia está monitoreando de cerca las audiencias para determinar si alguien, incluido Trump, debe ser acusado de intentar revertir ilegalmente el resultado de las elecciones para mantenerlo en el poder.

Un fiscal en Atlanta, la capital de Georgia, convocó una investigación del gran jurado para investigar las acciones de Trump para anular la votación en ese estado.

En una llamada grabada el 2 de enero de 2021 a Raffensperger, Trump le suplicó que alterara la votación del estado. Las papeletas se habían contado tres veces, y Biden ganó en cada una de ellas.

Pero Trump insistió y le dijo a Raffensperger: “La gente de Georgia está enojada. La gente del país está enfadada, y no tiene nada de malo decir eso, ya sabes, que has vuelto a calcular. Todo lo que quiero hacer es esto. Solo quiero encontrar 11.780 votos, que es uno más de los que tenemos. Porque ganamos el estado. Amigo, necesito 11.000 votos. Dame un respiro».

“De ninguna manera perdí a Georgia”, argumentó Trump a Raffensperger. “De ninguna manera. Ganamos por cientos de miles de votos. Y serías respetado, realmente respetado, si esto pudiera arreglarse”.

Trump continúa afirmando sin argumentos que le estafaron otro mandato en la Casa Blanca y ha insinuado que podría postularse nuevamente para la presidencia en 2024.

Durante el fin de semana, se quejó en las redes sociales sobre la investigación de la Cámara y defendió su llamado a Raffensperger.

“Mi llamada telefónica al Secretario de Estado de Georgia, con muchas otras personas, incluidos numerosos abogados, a sabiendas en la línea, fue absolutamente PERFECTA y apropiada”, escribió Trump. “SÍ, fue una LLAMADA PERFECTA…”

“Los no seleccionados, altamente partidistas -en referencia a los miembros del comité de investigación- están tratando de crear una narrativa FALSA, por cualquier motivo pero solo con malas intenciones, de que ‘sabía que perdió las elecciones’”, dijo Trump.

“Esto es completamente falso. Sentí que la elección fue manipulada y robada [sic], desde el principio, y solo se ha fortalecido en esa creencia con el tiempo y una gran cantidad de evidencia y pruebas adicionales”. (Con información de VOA). 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021