Manuel Zelaya y Jorge Cálix firman acuerdo y acaban la crisis legislativa en Honduras

TEGUCIGALPA, Honduras El diputado Jorge Cálix desistió de ser el presidente del Congreso Nacional tras lograr un acuerdo con el coordinador general del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, mediante el cual todos los diputados disidentes se reintegran a la entidad. El arreglo, que se consumó con la firma de los actores políticos involucrados después de una reunión que sostuvieron por más de una hora en Casa Presidencial, supone el término de una crisis legislativa...
Selvin Sánchez7 febrero, 2022

TEGUCIGALPA, Honduras

El diputado Jorge Cálix desistió de ser el presidente del Congreso Nacional tras lograr un acuerdo con el coordinador general del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, mediante el cual todos los diputados disidentes se reintegran a la entidad.

El arreglo, que se consumó con la firma de los actores políticos involucrados después de una reunión que sostuvieron por más de una hora en Casa Presidencial, supone el término de una crisis legislativa que duró 17 días.

En el escrito quedaron plasmados ocho puntos con los que, según los autores, se antepuso la voluntad soberana sobre cualquier interés personal.

Quedó establecido que Cálix se sumará como un diputado más a la bancada rojinegra y será parte de las sesiones legislativas que dirige la junta directiva de Luis Redondo.

También, el expresidente Zelaya se comprometió a reintegrar, en igualdad de condiciones que los demás miembros, a los 16 congresistas disidentes y también restaurarles el honor.

Por su parte, Cálix aseguró su decisión fue tomada por el bien del país y no por un cargo en Poder Ejecutivo o sobresalir en su carrera política.

“Por Honduras doy un paso al costado. No estoy pensando en mi carrera política sino pensando en lo que más conviene al país, eso que quede claro. Entiendo que lo más importante es la estabilidad, la paz y fortalecimiento del Estado de derecho”, declaró.

Precisó que mantiene el pensamiento que la presidencia del Poder Legislativo debía ser ocupada por un miembro rojinegro.

“Sigo creyendo que Libre debería presidir el Congreso Nacional, pero también reconozco el liderazgo de la presidenta Xiomara Castro que tiene un suficiente respaldo y por eso debo acompañarla”, dijo.

Por su parte el expresidente Zelaya se mostró satisfecho del retorno de sus correligionarios al partido.

“Los diputados retornan a su casa donde nació una lucha contra una dictadura sumamente represiva, nuestro objetivo no solo es derrotarla en las urnas sino desmontarla. Con este acuerdo se unifica el partido que ganó las elecciones”, expresó.

De igual manera, la máxima autoridad de Libre comparó este hecho con la parábola bíblica del hijo pródigo.

“No quiero juzgar ni dar descalificaciones por lo que sucedió. Prácticamente estaban perdidos, pero ellos merecen que los recibamos con fiesta y aplausos”, acotó.

Con este consenso se pone fin a la crisis legislativa y será el próximo martes con la integración de los diputados disidentes más las bancadas del Partido Liberal y Partido Nacional que se proceda a legalizar y legitimar la junta directiva del Congreso Nacional.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021