Exjefe antidroga: es inminente acusación a JOH pero «en Nicaragua sería difícil sacarlo»

TEGUCIGALPA, Honduras La acusación formal de EE.UU. al expresidente hondureño Juan Orlando Hernández por narcotráfico es inminente pero su captura se complicaría si consigue refugiarse en Nicaragua, valoró el exjefe de operaciones internacionales de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Mike Vigil. Indicó que el presidente Joe Biden y el departamento de Justicia no actuaron previamente porque Hernández estaba en el poder, pero ahora que está afuera y hay...
BFlores4 febrero, 2022

TEGUCIGALPA, Honduras

La acusación formal de EE.UU. al expresidente hondureño Juan Orlando Hernández por narcotráfico es inminente pero su captura se complicaría si consigue refugiarse en Nicaragua, valoró el exjefe de operaciones internacionales de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Mike Vigil.

Indicó que el presidente Joe Biden y el departamento de Justicia no actuaron previamente porque Hernández estaba en el poder, pero ahora que está afuera y hay varios congresistas y otros actores presionando, el requerimiento estaría próximo.

«Es inminente porque todo el mundo sabe que es un capo del narcotráfico», aseveró.

Argumentó que el caso está en manos de los fiscales federales de Nueva York y ellos tienen suficiente evidencia, documentos y testigos que garantizan la versión, además de que el político hondureño fue nombrado como coconspirador en otros juicios considerados de gran escala.

Asimismo, consideró que EE.UU. debe actuar rápidamente solicitando la extradición del exmandatario porque -estimó- este ya está tomando medidas para escabullirse si surge la acusación formal.

Reconoció que una posibilidad es que Hernández decida salir de Honduras e irse al vecino país de Nicaragua, lo que podría perjudicar afectar la búsqueda de procesarlo en suelo norteamericano.

Planteó que es probable que utilice esa táctica ya que existe el registro de dos expresidentes de El Salvador (Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén) que se fueron a Nicaragua y el gobernante Daniel Ortega les dio la ciudadanía porque la la Constitución en ese país prohíbe la extradición de ciudadanos nicaragüenses.

«Si Juan Orlando se va a Nicaragua será muy difícil sacarlo de ese país, posiblemente va a estar en bajo un refugio fuerte allí», dijo.

Subrayó que Ortega «no quiere» a la potencia norteamericana y dará protección a cualquier persona que solicite la justicia de esa nación.

Sin embargo, Vigil comentó que las cosas cambian en todos los territorios y es posible que en algún momento Nicaragua esté bajo un gobierno que tenga buenas relaciones con EE.UU., por lo que el asilo no sería, necesariamente, «eterno».

Además, señaló que Hernández no tendrá una vida fácil bajo el régimen orteguista y no podrá salir de ese territorio porque sería fácil que las autoridades estadounidenses consumen su aprehensión.

Aseguró que el gobierno de EE.UU. está al tanto de la posible migración del expresidente u otro movimiento que intente realizar en los próximos días.

¿INMUNIDAD POR PARLACEN? El exfuncionario externó su punto de vista de que es poco probable que Hernández busque blindarse por ser diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen) ya que «es una entidad que no tiene poder».

«Parlacen muchas veces ha sido criticado porque protege a muchos oficiales presidentes corruptos. Hay que tomar en cuenta que Costa Rica, el país con menos corrupción en Centroamérica, se salió de la entidad porque vieron que protegía a personas corruptas», sostuvo.

En tal sentido, arguyó que si EE.UU. solicita la extradición el gobierno hondureño puede quitarle una posible inmunidad relacionada al organismo regional.

Sobre el hipotético escenario de que la Corte Suprema de Justicia entorpezca la petición de EE.UU. por Hernández, Vigil expuso que el expresidente todavía tiene amigos en Honduras, pero no cree que se pondrán de pie para defender «a una persona que se le conoce internacionalmente como narcotraficante y convirtió al país en un narcoestado».

«Sé que tiene aliados en la Corte, pero, ¿qué piensan hacer? ¿dañar su reputación internacionalmente? Igualmente, la Corte depende de fondos (del gobierno) para poder funcionar», aseveró.

Señaló que la mayor parte de la ciudadanía hondureña quiere que el exmandatario salga y sea juzgado en Nueva York y espera que ejercerá la presión necesaria para ello.

«Tengo fe en el pueblo hondureño que harán lo propio para quitarse uno de los expresidentes más corruptos que convirtió a Honduras en un narcoestado y lo único que hizo fue servir sus propios intereses», insistió.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021