Nominan a la científica hondureña María Elena Bottazzi al Premio Nobel de la Paz

TEGUCIGALPA, Honduras La científica hondureña María Elena Bottazzi fue nominada este martes al Premio Nobel de la Paz 2022 por su trabajo para desarrollar y distribuir una vacuna contra covid-19 de bajo costo a personas de todo el mundo sin limitación de la patente. La congresista de Texas, EE. UU. Lizzie Fletcher nominó a Bottazzi y al doctor Peter Hotez, codirectores del Centro de Desarrollo de Vacunas en el Texas Children’s Hospital, por su antídoto Corbevax....
BFlores1 febrero, 2022

TEGUCIGALPA, Honduras

La científica hondureña María Elena Bottazzi fue nominada este martes al Premio Nobel de la Paz 2022 por su trabajo para desarrollar y distribuir una vacuna contra covid-19 de bajo costo a personas de todo el mundo sin limitación de la patente.

La congresista de Texas, EE. UU. Lizzie Fletcher nominó a Bottazzi y al doctor Peter Hotez, codirectores del Centro de Desarrollo de Vacunas en el Texas Children’s Hospital, por su antídoto Corbevax.

«Su esfuerzo es, realmente, uno de cooperación y asociación internacional para brindar salud, seguridad y paz en todo el mundo al crear una vacuna disponible y accesible para todos. Es una contribución que es del mayor beneficio para la humanidad», expresó Fletcher en una carta dirigida al Comité Noruego del Nobel.

Subrayó que a medida que la población alrededor del mundo afronta muchos retos por la pandemia, el esmero por desarrollar un material inmunizante de bajo costo para todas las naciones, sin limitantes de patente, representa el trabajo por la fraternidad que el premio celebra.

«Estamos muy agradecidos con la congresista Fletcher por reconocer nuestro trabajo y muy halagados de que nos nominó para este premio tan prestigioso», dijo Bottazzi.

Describió que su equipo está conformado por científicos que han trabajado de forma diligente por años para obtener tecnologías de la salud que sean apropiadas -y económicamente accesibles- para quienes han sido pasados por alto en todo el mundo.

«Cuando la pandemia de covid-19 azotó, queríamos hacer una diferencia y teníamos gran confianza en que nuestra tecnología de vacuna contra coronavirus, que había sido desarrollada previamente, podía dirigirnos a una solución global. Ojalá sea algo que sea un cambio significativo para muchos países», declaró.

Asimismo, indicó que se tomará la libertad de extender la nominación -misma que calificó de asombrosa- hacia todo su grupo de trabajo y a las poblaciones más pobres a escala global.

Bottazzi se graduó de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y el rector de ese centro de educación superior, Francisco Herrera, externó su orgullo y alegría por la nominación.

«Es un reconocimiento por su extraordinaria labor en la salud y su contribución a la humanidad antes y durante la pandemia. Es un alto honor para nuestra amada Honduras», expresó.

«Me siento honrado de que la congresista Fletcher nos nomine para el Premio Nobel de la Paz», afirmó por su parte el doctor Peter Hotez.

Sostuvo que han trabajado con Bottazzi por años y su propósito siempre ha sido llamar la atención sobre las enfermedades desatendidas de la pobreza y construir una nueva generación de vacunas en búsqueda de una diplomacia mundial de estos fármacos.

«Con nuestra vacuna, que es económica y fácil de producir, nuestra intención era ponerla a disposición de millones de personas en el mundo que de otro modo no tendrían acceso a las vacunas contra covid-19», enfatizó.

Bottazzi y Hotez también son decanos de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021