EE.UU. evalúa si vicepresidenta Harris viene a Honduras tras crisis por control del Congreso

TEGUCIGALPA, Honduras  El gobierno de EE.UU. está evaluando si viene a Honduras la vicepresidenta demócrata Kamala Harris, luego de los disturbios ocurridos el viernes en el Legislativo que concluyó con el nombramiento de Jorge Cálix como jefe de la cámara, según fuentes dentro del Departamento de Estado norteamericano consultados por El Pulso.  Los funcionarios diplomáticos, quienes hablaron bajo condición de anonimato, adelantaron que es muy posible que la número dos de la Casa Blanca no...
BFlores21 enero, 2022

TEGUCIGALPA, Honduras 

El gobierno de EE.UU. está evaluando si viene a Honduras la vicepresidenta demócrata Kamala Harris, luego de los disturbios ocurridos el viernes en el Legislativo que concluyó con el nombramiento de Jorge Cálix como jefe de la cámara, según fuentes dentro del Departamento de Estado norteamericano consultados por El Pulso. 

Los funcionarios diplomáticos, quienes hablaron bajo condición de anonimato, adelantaron que es muy posible que la número dos de la Casa Blanca no acuda a la toma de posesión de la presidenta entrante Xiomara Castro por cuestiones de seguridad, pues dijeron temer que se agraven los enfrentamientos por la elección de Cálix.

La principal preocupación, añadieron las fuentes interrogadas por este periódico, es que Harris (y otros dignatarios que acudirán al evento) se viera envuelta en protestas contra el legislador disidente, por lo que ven factible que la vicepresidenta no llegue a la asunción de Castro prevista para el próximo jueves 27.

Esta decisión supondría un golpe bajo a los planes previstos, tanto por la presidenta electa, como por el equipo de transición que cabildeó para invitar a Harris; la presencia que la alta dignataria significaría un espaldarazo a la administración entrante, de acuerdo a analistas.

De hecho, el expresidente Manuel Zelaya había pronosticado relaciones cordiales con el gobierno de Joe Biden luego de los resultados que dieron como ganadora a Castro al obtener un récord de 1.7 millones de votos, el más alto de la historia del país.

Por el momento, se desconoce si el resto de la delegación norteamericana vendría al traspaso de mando, aunque podría ser encabezado por el subsecretario para América Latina, Brian Nichols, quien en fecha reciente se mostró satisfecho por ser parte de la comitiva.

Ya se da por descontado que Cálix quedará como titular del Congreso en propiedad, Yahvé Sabillón como vicepresidente y Beatriz Valle en la secretaría, de acuerdo a la moción presentada por esta última, que fue avalado por el secretario de Gobernación saliente Leonel Ayala y que fue ratificado por 84 congresistas, entre ellos, 44 nacionalistas, 20 liberales y 20 del bando disidente de Libre.

En una sesión alterna, en la que no estuvo Ayala, el congresista Rasel Tomé mocionó para que Luis Redondo fuera el presidente del Congreso, mientras que Hugo Noé Pino quedó en la vicepresidencia.

A pesar de la iniciativa, la misma no tuvo valor por no contar con la presencia del alto funcionario como lo establece la Constitución.

Minutos después del incidente, la presidenta entrante Castro dijo a través de Twitter que «se consumó la traición», mientras que el coordinador de Libre Manuel Zelaya anunció que «procede expulsión de quienes traicionaron la sangre de nuestros mártires y proyecto de Refundación de la Patria. Es elección de 2do grado, y el Pueblo puede anularla. No le reconocemos».

En tanto, la gobernante que asumirá funciones la próxima semana anunció que no tomará promesa de ley ante quien traicionó la voluntad popular, por lo que lo hará ante un juez.

Las fricciones entre los miembros de Libre inició hace varias semanas, cuando Valle externó su descontento al acuerdo suscrito por Zelaya, Castro y el presidente del partido Salvador de Honduras (PSH), Salvador Nasralla, para que Redondo se convirtiera en el líder del Legislativo.

Alegó desconocer el pacto y días después arremetió contra su aliado al decir que no llamó a ningún parlamentario para cabildear su nombramiento.

Posteriormente, el legislador Marco Girón, se propuso como candidato a la presidencia del Congreso al tiempo que reveló que alrededor de 20 correligionarios no darían el visto bueno a la investidura de Redondo.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021