El periodismo como delito: condena contra investigación a influyente político sacude Perú

LIMA, Perú El 10 de enero, el Poder Judicial de Perú sentenció a un periodista y a un editor a la pena de dos años de prisión suspendida por el delito de difamación, por la publicación de una investigación sobre el político local César Acuña. El escándalo ante lo que parece un grosero atentado a la libertad de prensa ya se ha vuelto internacional. El mismo lunes, la Sociedad Interamericana de Prensa, organismo que agrupa...
Selvin Sánchez11 enero, 2022

LIMA, Perú

El 10 de enero, el Poder Judicial de Perú sentenció a un periodista y a un editor a la pena de dos años de prisión suspendida por el delito de difamación, por la publicación de una investigación sobre el político local César Acuña.

El escándalo ante lo que parece un grosero atentado a la libertad de prensa ya se ha vuelto internacional.

El mismo lunes, la Sociedad Interamericana de Prensa, organismo que agrupa a más de 1.300 medios en el continente, condenó la sentencia, y el martes las embajadas de EEUU y el Reino Unido en Perú emitieron comunicados en defensa de la libertad de prensa.

¿Qué ha pasado con la sentencia para que genere una ola tan fuerte de rechazo? En 2021, el periodista peruano Christopher Acosta publicó el libro «Plata Como Cancha», una investigación sobre el empresario y excandidato a la presidencia César Acuña, fundador del partido Alianza Para el Progreso (APP, derecha).

Acuña es una persona cuestionada localmente por sus formas de hacer negocios, así como por la manera como se ha conducido en la política, y el libro de Acosta elabora un perfil a través de testimonios de personas cercanas, incluyendo familiares, además de documentos como informes policiales o artículos de diarios o revistas.

Como se estila en periodismo, «Plata Como Cancha» (una frase dicha por Acuña en 2010 cuando prometió ese beneficio a los militantes de APP si salía elegido alcalde de la ciudad de Trujillo, y que en jerga peruana equivale a «plata a montones») es un libro que echa mano de testimonios y citas de terceros, y en modo alguno es un tomo que compile opiniones o acusaciones del periodista Acosta.

Como ejemplo, el libro habla de Acuña como un hombre que habría ejercido violencia doméstica contra su entonces esposa Rosa Núñez, y para hacerlo toma como referencia declaraciones documentadas de la mujer, quien manifiesta haber sido agredida físicamente por el dirigente político a inicios de la década pasada.

En los argumentos de la demanda de Acuña, este afirma que cuando el periodista cita lo dicho por Núñez, eso «constituye una difamación indirecta, ya que se está usando el supuesto testimonio de una persona para difamarme sin ningún tipo de corroboración de lo que dice (la exesposa)».

Es decir, Acuña plantea que la labor del periodista no debe ceñirse a citar lo dicho por terceros (quienes son los reales responsables de lo que afirman) sino a corroborar, a la manera de una autoridad judicial, que lo dicho es cierto o no.

Esto, coinciden muchos colegas del acusado, tiraría por la borda el uso de la cita en el ejercicio del periodismo, cargando de culpa al reportero por lo que otros dicen hasta el punto que, siguiendo esa lógica, «retuitear», es decir, en la red social Twitter compartir la publicación de otra persona, podría ser considerado delito.

Así, la publicación de «Plata Como Cancha» originó que Acuña, dueño de dos universidades privadas, entablara un juicio contra el periodista e, insólitamente, también contra Jerónimo Pimental, director general de Penguin Random House Perú, la casa editora que publicó el libro, acusando a ambos del delito de difamación agravada.

La opinión pública que ha seguido el caso esperaba un fallo favorable para el periodista y el editor, pero el juez Jesús Vega, encargado del 30 Juzgado Penal Liquidador de la Corte Superior de Justicia de Lima, ha considerado que tanto Acosta como Pimentel, quien habría «apañado» las supuestas mentiras del primero, son culpables.

Ambos han sido condenados a dos años de prisión suspendida y al pago de una reparación civil de 400.000 soles (100.000 dólares) en favor de Acuña, en un caso que apelarán los afectados y que, casi en unanimidad entre los medios de comunicación en Perú, se espera que se resuelva en su favor para no sentar un precedente peligroso para la libertad de expresión. (Con información de Sputnik).

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021