Aciertos y desaciertos del TREP en elecciones de Honduras

Por Criterio.hn – Coalición de Medios contra la Desinformación Tegucigalpa. -Las elecciones generales del 2021 han marcado otro horizonte para Honduras con la derrota del Partido Nacional, tras doce años en el poder, y el triunfo del Partido Libertad y Refundación (Libre) en el nivel presidencial, pero el fantasma del fraude sigue acorralando a la endeble democracia hondureña. En el 2017 se consumó un fraude que validó la permanencia en el poder, más allá del...
Nincy Perdomo22 diciembre, 2021

Por Criterio.hn – Coalición de Medios contra la Desinformación

Tegucigalpa. -Las elecciones generales del 2021 han marcado otro horizonte para Honduras con la derrota del Partido Nacional, tras doce años en el poder, y el triunfo del Partido Libertad y Refundación (Libre) en el nivel presidencial, pero el fantasma del fraude sigue acorralando a la endeble democracia hondureña.

En el 2017 se consumó un fraude que validó la permanencia en el poder, más allá del periodo constitucional, de Juan Orlando Hernández y aunque en esta ocasión los resultados en la presidencia fueron los suficientes para determinar que Xiomara Castro, del partido Libre, será la nueva inquilina de Casa Presidencial, la zozobra se mantiene en el nivel de diputados por la adulteración de actas.

Los comicios se caracterizaron por la implementación de tecnologías de administración electoral, entre ellas, el ya conocido Sistema de Transmisión Electoral Preliminar (TREP) y un innovador sistema de biometría, que supone impediría votos duplicados o de personas que no estuvieran registradas en el nuevo censo electoral.

Sin embargo, el TREP está dejando muchos sinsabores.

El TREP fue adjudicado el 25 de agosto  bajo modalidad de compra directa, avalada desde el Congreso Nacional, por 7 millones de dólares (unos 166 millones de lempiras) a la empresa argentina Grupo MSA S. A., pero fue complementado con la contratación de dos empresas más, Technology Group ITG y Comunicaciones Globales/ Datasys Group, que brindaron otro tipo de servicio,  para hacer un total de 470 millones de lempiras

El contrato firmado con Grupo MSA S. A., establece la implementación integral de software de TREP, escrutinio y divulgación de resultados, con infraestructura centralizada (data center, servicios de nube.

El HECHO:

“El sistema de transmisión de resultados funcionó, y pudimos vencer los obstáculos, por eso tuvimos un resultado preliminar en el tiempo que manda la ley”, dijo la consejera propietaria del Consejo Nacional Electoral (CNE), Rixi Moncada, un día después de las votaciones y brindarse el 50 % de los resultados preliminares en el nivel presidencial.

El domingo 28 de noviembre, Honduras celebró elecciones y sus ciudadanos acudieron masivamente a las urnas. Según el CNE, más del 60% de la población ejerció su derecho al voto.

La jornada arrancó desde las 7:00 de la mañana y finalizó a las 5:00 de la tarde, luego, tres horas con 45 minutos después, se dio a conocer el primer corte de resultados preliminares, ya que la nueva Ley Electoral, en su artículo 279, obliga a transmitir los resultados después de tres horas de finalizada la contienda.

Previo al proceso, hubo incertidumbre sobre el cumplimiento en tiempo y forma, del sistema TREP, razón por la cual los partidos políticos exigieron públicamente que tres horas después del cierre de las urnas, tenía que haber resultados preliminares, a esa demanda se sumaron, varios miembros de organizaciones de sociedad civil.

El primer corte de resultados preliminares se dio a las 8:45 de la noche, sobre la base de un 16.6% de actas procesadas, es decir, 2,929 de 18,293. El primer corte reflejó, una ventaja a favor de la candidata presidencial de Libre, Xiomara Castro, con un 53.44% contra un 34.01% del nacionalista, Nasry Asfura.

Para la consejera del CNE, Rixi Moncada, este sistema permitió transparentar las elecciones y dar tranquilidad a los partidos políticos. “El sistema de transmisión de resultados funcionó, y pudimos vencer los obstáculos, por eso tuvimos un resultado preliminar en el tiempo que manda la ley”, dijo.

Moncada aseguró además que el lector biométrico funcionó y que hubo unas 60 mil personas que intentaron votar, pero no pudieron, porque su huella no aparecía. “Este lector impidió el voto de personas fallecidas”, dijo.

El TREP funcionó operativamente durante toda la noche del 28 de noviembre, pero se detuvo a las 6:55 de la mañana del lunes 29 de noviembre, a pesar de que previamente el CNE prometió, haciendo alusión al artículo 279 de la Ley Electoral, la publicación permanente y constante de los resultados. Sin embargo, la transmisión se reanudó hasta el 1 de diciembre a las 11:50 de la mañana, es decir, 53 horas después.

De manera ininterrumpida, el CNE logró transmitir 9,411 actas de 18,293, es decir, 51.45%

CONFUSIÓN Y DUDAS

La paralización de la transmisión de resultados generó confusión y dudas en la población en virtud de que el 28 de noviembre, la página del CNE, que albergaba la divulgación del nuevo censo electoral, sufrió un ataque cibernético, que impidió durante todo el día, que la ciudadanía revisará la mesa y sitio de votación.

En conferencia de prensa, Rixi Moncada, aclaró que el ataque cibernético de la página del censo electoral estaba siendo investigada, pero enfatizó que, no tiene nada que ver con el sistema de divulgación de resultados, en realidad, según Moncada, esto fue porque operativamente, solo estaban preparados para transmitir el 50% de las actas.

La razón por la que el órgano electoral no disponía del 100% del equipo es porque la empresa Grupo MSA S. A., incumplió con el contrato, incluso, el consejero presidente del CNE, Kelvin Aguirre, reconoció que países amigos como El Salvador, prestaron equipo tecnológico para la transmisión de resultados.

Todo el equipo tecnológico para el sistema TREP, llegó hasta el viernes 26 de noviembre, es decir, tres días antes de las elecciones generales, por eso, es que muchos kits tecnológicos, como lo señaló la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE-UE), no llegaron a tiempo a los centros de votación, por ende, los resultados no se pudieron transmitir en tiempo y forma.

De hecho, el día de las elecciones, el consejero presidente del CNE, Kelvin Aguirre, informó que en 432 centros de votación no podrían realizar la trasmisión de los resultados preliminares, por lo que el conteo se haría manual cuando las urnas llegaran al centro de acopio.

Con relación a lo anterior, la consejera Rixi Moncada explicó que en el proceso había dos fases: el de transmisión de resultados inmediatos, que fue de un 50% de actas y el otro 50% a través del escrutinio especial definitivo, que se está haciendo de forma física desde el centro de acopio del CNE.

Lea, además: Desinformación y violación a Ley Electoral marcaron las elecciones en Honduras

RECOMENDACIONES DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Para la comunidad internacional, este sistema no fue perfecto, de hecho, tuvo muchas dificultades operativas. La Unión Europea a través de su Misión de Observación Electoral (MOE-EU), afirmó que, esta transmisión se vio debilitada por la falta de distribución del equipo técnico en tiempo y forma, en cada uno de los centros de votación.

“La transmisión de resultados electorales preliminares (TREP), solo se logró aproximadamente en la mitad de los centros de votación, debido a las limitaciones de conectividad, la falta de equipos y la distribución tardía de los kits tecnológicos”.

En su  declaración preliminar, la MOE-UE, señala que, a pesar de los entuertos  el TREP garantizó la rapidez en la transmisión de resultados en los centros de votación donde estuvo operativo y contribuyó a generar confianza en el proceso electoral. “Los partidos tuvieron acceso a los servidores de recepción de las actas, recibiendo los resultados al mismo tiempo que el CNE, tal y como exige la ley electoral”.

Luego de escuchar las conclusiones de la MOE-UE, las autoridades del CNE salieron al paso. En una aparición mediática la consejera Ana Paola Hall alegó que las valoraciones hechas sobre el TREP se dan sin conocer el contexto político que rodeó el trabajo del del órgano electoral.

“Una Misión debe tener un trabajo objetivo, independiente y ético. Partiendo de la realidad, no se puede medir en igualdad de condiciones, cuando todos los procesos son distintos, en nuestro país, los órganos electorales tuvieron dificultades”, comenzó relatando Hall, ante medios de comunicación.

A juicio de Hall, la misión electoral debió tener como punto de partida que el establecimiento del TREP fue una lucha titánica del CNE, que se logró a 47 días de las elecciones.

Pese a que la Ley Electoral establece, en el artículo 278, que la contratación del TREP debe hacerse como mínimo cuatro meses antes del proceso electoral, esto no se logró, razón por la cual se optó por una contratación directa, que está dejando consecuencias poco favorables para la democracia.

Las consejeras Rixi Moncada y Ana Paola Hall, de los partidos Libre y Liberal, respectivamente, pujaron durante el 2021 para que el Congreso Nacional aprobara un presupuesto de 1,661.9 millones de lempiras para desarrollar el cronograma electoral y cumplir con la Ley Electoral de Honduras vigente a partir del 26 de mayo de 2021. Uno de los puntos de ese cronograma era la contratación del sistema TREP.

El presupuesto fue aprobad por el Congreso Nacional el 3 de agosto y fue desde ese entonces cuando se cumplió parcialmente con disposiciones de la Ley Electoral, como la verificación de la huella dactilar de los votantes en cada una de las 18,396 Juntas Receptoras de Votos y adjudicar el sistema de transmisión y divulgación de los resultados preliminares. Ese día se aprobó una ampliación al presupuesto de hasta 1,000 millones de lempiras.

La Misión de la Unión Europea, también reconoció “la tardanza en la asignación de fondos por parte del Congreso y la demora del CNE en la adjudicación de los contratos correspondientes”, lo que impactó negativamente en el desarrollo de las soluciones tecnológicas.

Asimismo, que la adquisición a diferentes proveedores de los componentes del sistema TREP, añadió complejidad a la coordinación, de la que el CNE estaba a cargo.

Un día antes de las elecciones, dirigentes de sociedad civil, como Kenneth Madrid, integrante de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), lamentó las acciones del Congreso Nacional, y con ello, las repercusiones sobre el proceso electoral.

“Los atrasos se dieron porque no se aprobó desde el Congreso Nacional el presupuesto con el suficiente tiempo, entonces, eso demuestra que, la clase política incidió de forma negativa en estas decisiones”, valoró Madrid.

Aunque Madrid no señaló de manera directa a ningún partido, los partidos Libre y Salvador de Honduras, que conforman la unidad opositora, señalaron directamente a la bancada del Partido Nacional y algunos diputados del Partido Liberal de retrasar la aprobación de los fondos con la intención de boicotear las elecciones.

Lea, además: Denuncias de fraude en nivel electivo de diputados empañan masivas votaciones en Honduras

CRISIS POR ACTAS NO TRANSMITIDAS

Más allá de los aciertos del TREP, durante la noche de las elecciones, hay una realidad que hoy padecen varios partidos, entre ellos, el Partido Salvador de Honduras (PSH), que ha denunciado que, en el conteo del otro 50% de actas contabilizadas en físico, se están manipulando resultados para meter a diputados en el Congreso Nacional, señalando directamente a los partidos Nacional y Liberal.

“Acá hay gente pensante, no es posible que quieran manipular actas, para sacar a varios diputados que estamos siendo electos, y en su lugar, ubicar a candidatos del Partido Nacional y Liberal”, denunció José Matheu, candidato a diputado por el PSH.

La dirigencia del PSH, presentó ante el Ministerio Público una denuncia contra lo que consideran un fraude electoral a nivel de diputaciones, además, llamaron a las autoridades del Tribunal de Justicia Electoral (TJE), a resolver los procesos de impugnación, que harán amparados en la ley.

A raíz de las denuncias, las consejeras del CNE, Ana Paola Hall y Rixi Moncada, reafirmaron desde sus redes sociales las denuncias del PSH. Rixi Moncada fue directa al referir que una de las actas refleja una clara adulteración a favor del candidato a diputado del Partido Nacional por Francisco Morazán, Ebal Díaz.

“No solo es impugnable, también comprueba un delito electoral y exhibe a sus autores en la JRV. Deben ser acusados”, escribió Moncada.

En los mismos términos se expresó la consejera, Ana Paola Hall, quien además de exigir se investigue la adulteración de actas, pide se incluya las denuncias públicas formuladas por algunos políticos y que se presente requerimiento penal y se sancione a los responsables de delitos electorales.

Este mismo viernes, el pleno de magistrados del CNE pidió a la Unidad Especial Contra Delitos Electorales del Ministerio Público se abra una investigación por las denuncias presentadas por el actual diputado y candidato a la reelección, Renán Inestroza y el presidente del PSH, Salvador Nasralla.

Inestroza denunció en medios de comunicación que tiene conocimiento que al interior del CNE hay una red que busca favorecer a candidatos a diputados. Mientras tanto, Nasralla, que ya hizo la denuncia ante el Ministerio Público, dice que se están “acomodando números de votos en físico a los que pusieron en las actas adulteradas”.

El CNE pide además se investigue el acta de cierre 10134 que evidencia una adulteración para favorecer a Ebal Díaz, mano derecha del presidente Juan Orlando Hernández y exministro de la Presidencia.

El Mirón

VERIFICACIÓN: ENGAÑOSA

Las valoraciones del CNE en torno al sistema TREP, son engañosas, puesto que tienen elementos positivos, pero también, los problemas operativos que no permitieron cubrir la totalidad de la transmisión están generando crisis y falta de transparencia.

Si bien, el TREP fue funcional para apagar fuegos la noche de las elecciones, no fue capaz de mitigar desconfianzas, como las que se están viendo en el nivel de diputaciones, ya que muchos candidatos están denunciando ser víctimas de fraude.

Las falencias de este proceso electoral pudieron haberse evitado si se hubiera aprobado el voto electrónico, una de las exigencias que no se tomaron en cuenta al igual que la segunda vuelta electoral.

El analista Julio Navarro, reconoce el papel del CNE, pero dejó claro que hay muchas cosas por mejorar.

“El CNE ha demostrado ser uno de los mejores que ha tenido el país, a pesar de que ha sido cuestionado, porque decían que (los consejeros), no tenían experiencia. Pero creo que supieron manejar la situación, que aun con todas las dificultades de carácter político, para que no funcionaran, lo hicieron muy bien. Gracias a ese papel, es que hoy tenemos este clima de paz, en materia política”.

Mientras existe un conflicto con los datos en el nivel de diputaciones, el escrutinio físico en la fórmula presidencial ya contabilizaba la tarde de este viernes la transmisión del 70.18% de las actas. Xiomara Castro con el 50.99 % de los votos, seguida del candidato del oficialista Partido Nacional, Nasry Asfura con 35.76% y en un relegado tercer lugar el candidato del Partido Liberal, Yani Rosenthal, con 9.71%.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021