Afirman que binomio entre Xiomara Castro y embajadora fortalecerá relaciones con EE. UU.

TEGUCIGALPA, Honduras El gobierno de EE.UU. demuestra que quiere tener una buena relación con la nueva administración en Honduras y una pieza clave para ello -según varios actores- sería la eventual llegada de Laura Farnsworth Dogu, a quien el presidente Joe Biden nominó para que se convierta en la nueva embajadora ante el país centroamericano. La integrante de la Red por la Equidad Democrática en Honduras (REDH), Migdonia Ayestas, destacó que se esté pensando en...
BFlores15 diciembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

El gobierno de EE.UU. demuestra que quiere tener una buena relación con la nueva administración en Honduras y una pieza clave para ello -según varios actores- sería la eventual llegada de Laura Farnsworth Dogu, a quien el presidente Joe Biden nominó para que se convierta en la nueva embajadora ante el país centroamericano.

La integrante de la Red por la Equidad Democrática en Honduras (REDH), Migdonia Ayestas, destacó que se esté pensando en una mujer para la posición, lo que sería oportuno ante la histórica elección de la primera presidenta en la historia del territorio cinco estrellas.

«Qué se esté definiendo una embajadora mujer para Honduras, que tiene conocimiento de la región -porque estuvo en Nicaragua- va a ser importante. Empezar con un nuevo gobierno es importante porque se pueden establecer acciones para mejorar esa relación entre países», expresó.

«Una nueva presidenta y una nueva embajadora es valioso», enfatizó.

El exembajador de EE. UU. en Honduras, Hugo Llorens, coincidió en lo provechoso que puede ser un binomio de féminas para desarrollar una agenda conjunta.

«Es bueno, tenemos la primera mujer presidenta de Honduras y podríamos tener una mujer como embajadora. Creo que se puede desarrollar una relación donde ambos lados pueden aportar inmensamente», dijo.

Opinó que la nominación que hizo el nuevo presidente de la potencia norteamericana es buena, pues Dogu conoce la dinámica de la región por su experiencia en Latinoamérica y más precisamente en el istmo.

Recordó que el Senado estadounidense aún debe dar su beneplácito para que la llegada de la diplomática, pero confía que lo hará eventualmente, se hará el papeleo correspondiente y no tendrá problemas para viajar a desarrollar su nuevo papel.

«Esa nominación se debió haber hecho hace seis u ocho meses, pero okay, tarde, pero viene», acotó.

Según Llorens, el territorio cinco estrellas es hoy «más importante que nunca» para EE.UU. debido al contexto que existe en Centroamérica, donde los liderazgos de la mayoría de países no son afines a potencia norteamericana.

«EE.UU. tiene que ser amigo, fiel aliado de Honduras y en una forma madura, escuchándole para saber cuál es la posición del nuevo gobierno y buscar un punto que beneficie a ambos países», declaró.

«Tiene que hacer todo lo posible por ayudar a Honduras», insistió.

El diputado Jari Dixon aseguró que nunca antes habían tenido tan buenas relacionados con el gobierno de Estados Unidos como ahora que Castro triunfó en los comicios.

Reconoció que el partido Libertad y Refundación (Libre), mismo que representa la presidenta electa, siempre ha mostrado una posición antimperialista; sin embargo, apuntó que eso no les impide expresar que el país de las barras y las estrellas ha manifestado su intención de tener una buena relación con las autoridades entrantes.

Mientras Dogu aguarda la confirmación de su nuevo cargo por parte del Legislativo, se desempeña como asesora de política exterior del jefe de Estado Mayor del Ejército del Pentágono.

Entre 2015 y 2018 fue embajadora en Nicaragua. En su tiempo allí vivió el estallido de una serie de protestas por controvertidas reformas de seguridad social -transformadas en exigencias de renuncia al gobernante- que fueron reprimidas por los cuerpo de seguridad estatales.

Al término de su período, la diplomática advirtió que se fraguaron graves daños a la democracia por parte del régimen de Daniel Ortega y recriminó a quienes propiciaron ese escenario.

El último embajador estadounidense en Honduras fue James Nealon, quien cumplió la función desde 2014 a 2017. Desde entonces, las relaciones diplomáticas han recaído únicamente en encargados de negocios, siendo la última Colleen Hoey.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021