Libre destruye la supremacía del bipartidismo en las alcaldías de San Pedro Sula y Choloma

TEGUCIGALPA, Honduras La hegemonía de dos viejos conocidos en la alcaldía de dos de las ciudadades más productivas del país sucumbió ante un avasallador triunfo opositor en las elecciones generales celebradas el pasado domingo en Honduras. El nacionalista Armando Calidonio no podrá consumar su tercer período al hilo en la gobernanza de San Pedro Sula, mientras que el liberal Leopoldo Crivelli se quedará sin su quinto mandato en Choloma, ambos con certeza de una derrota...
BFlores4 diciembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

La hegemonía de dos viejos conocidos en la alcaldía de dos de las ciudadades más productivas del país sucumbió ante un avasallador triunfo opositor en las elecciones generales celebradas el pasado domingo en Honduras.

El nacionalista Armando Calidonio no podrá consumar su tercer período al hilo en la gobernanza de San Pedro Sula, mientras que el liberal Leopoldo Crivelli se quedará sin su quinto mandato en Choloma, ambos con certeza de una derrota por amplio margen pese a que aún hay actas por procesar.

El elegido para suceder a Calidonio como máxima autoridad de la comuna sampedrana es Roberto Contreras, el empresario que no pudo participar en la contienda por negativa de la autoridad electoral, pero que asumirá el papel cuando su hermano, Rolando, quien le sustituyó provisionalmente en la nómina de Libertad y Refundación (Libre), renuncie.

RESPALDADO. El Pollo Contreras expuso este viernes en el programa Cuarto Poder que no tenía duda alguna que la gente lo apoyaría y un termómetro para tener esa confianza fue la aceptación que obtuvo cuando salía a las calles.

Relató que muchas personas lo veían en las calles repartiendo botecitos de gel para las manos y creían que era nada más una actividad para fomentar la protección contra la covid-19 y sí era su propósito, pero también hacía en su mente una encuesta.

«Si la gente abría los vidrios significaba que iban a votar por mí y todo el mundo lo hacía. Es por eso que yo decía que no sabía que dónde iba a encontrar votos Calidonio», expresó.

De acuerdo a sus proyecciones -viables, según el comportamiento visto en el portal del CNE- el liberal Antonio Toñito Rivera obtendría unos 23 mil votos y podría no obtener una regiduría.

En tanto, el alcalde actual sumaría unas 53 mil marcas y la fórmula de Contreras cerca de 149 mil votos. «Ningún alcalde había sobrepasado la marca de 100 mil y ahora ni sumados los dos candidatos rivales podrían ganarnos», acotó.

UNIDAD. Sin embargo, el Pollo hizo hincapié en que no llega solo a la municipalidad de la ciudad industrial, sino que, como declaró en su tiempo de campaña, lo acompañan «otros dos ediles».

Apuntó que la alianza opositora fue capaz de amalgamar las ideas del representante del Partido Salvador de Honduras (PSH), Julio Montessi, los principios legales del líder de Libre, Omar Menjívar y el espíritu emprendedor suyo.

En tal sentido, externó que acuñó una frase futbolera que dice que el talento individual gana partidos, pero es el trabajo en equipo para ganar campeonatos.

DESDE ABAJO. Contreras confesó que su vida ha sido marcada porque cada vez que se despierta piensa en cómo será recordado, como si se tratase de su último día.

Dijo estar seguro de que será bien recordado y por ello se esmera en hacer las cosas mejor cada día y eso lo motivó en su afán de gobernar San Pedro Sula.

Sin embargo, apuntó que él no es un aspirante a alcalde desde hace un par de años, sino desde que vendía periódicos con solo nueve años.

Escaló a conserje y aunque con el tiempo logró convertirse en empresario, recalcó que su vida se ha desarrollado en medio de limitaciones, pero también de su proyección social.

Contó que desde 2005 a 2019 habló con más de 100 mil jóvenes en universidades y colegios sobre emprendimientos y les anticipó que venía el emprendimiento más grande de su vida, rescatar la alcaldía del municipio.

«Nuestra vida ha sido marcada por dificultades pero siempre hemos estado pendientes de apoyar a los más necesitados. Por eso SPS se vuelca sobre esta candidatura porque representamos la nobleza y el espíritu emprendedor del sampedrano en este proyecto político», expresó.

BUSCARÍA REELECCIÓN. Ahora que está a las puertas de orquestar el futuro del segundo territorio que más capital recibe del gobierno central, Contreras reveló en Cuarto Poder que le gustaría estar por lo menos dos períodos al frente de la corporación municipal.

«Queremos manejar la ciudad por ocho años de ser posible porque un buen árbol empieza a dar frutos a los cinco años», comentó, aunque aclaró que el árbol de Carlidonio no dio frutos y más bien quedan abandonadas varias obras.

Para este período, el empresario prometió declarar libre a San Pedro Sula de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (Zedes).

PROMESAS. Argumentó que sí impulsará la inversión pero en igualdad de condiciones para todos, incluso con exenciones como incentivo, pero respetando cada kilómetro de la tierra de la ciudad. «No permitiremos que violenten la soberanía», aseveró.

Igualmente, dijo que propondrá la recolección de 100 mil firmas -el 10 por ciento de la población local- para llevarlas al Congreso Nacional y así pedir que se derogue el «abusivo» decreto que contempla el proyecto Siglo XXI.

Explicó que es posible trabajar para mejorar la ciudad sin esta tasa y únicamente con impuestos, pues garantizó que si los manejan de forma transparente, el dinero será suficiente.

Además, afirmó que quiere una administración guiada por las «tres ‘D’ del desarrollo» que -ilustró- son dejar de robar, dejar trabajar a los empresarios y dejar trabajar a los emprendedores.

Por otra parte, denunció que los actuales empleados de la alcaldía sampedrana está «repartiéndose el pastel» previo al término de su mandato, solicitando prestaciones y sacando cajas para irse como si los estuvieran despidiendo.

Contreras calificó la situación como penosa y vergonzosa y señaló que hay unos mil 200 paracaidistas gozando de un jugoso sueldo de la comuna sin trabajar.

Empero, advirtió que desde ya tienen una veeduría sobre la alcaldía y no le pagará un solo centavo de prestaciones a personas que nunca trabajaron realmente allí.

«He salido electo como alcalde pero el gran ganador es San Pedro Sula», sentenció.

CHOLOMA ELIGE UN CAMBIO DE AIRES. En Choloma, la ciudad de las maquilas, habrá alguien distinto sentado en la silla del alcalde por primera vez en 16 años.

Polo Crivelli suma cuatro períodos seguidos como edil, pero también estuvo otros 12 años como regidor, por lo que ha estado ligado directamente a las decisiones en la ciudad desde hace 28 años.

El ahora alcalde electo, Gustavo Mejía, quien también representa a Libre, califica el tiempo de Crivelli en el poder como una «dictadura».

Dijo que luchaban contra un régimen que gastó entre 50 y 70 millones de lempiras para ganar, mientras que pero fueron beneficiados por el decaimiento de los dos partidos tradicionales, Nacional y Liberal.

Incluso, develó que los hijos de Crivelli habrían «comprado» a la gente para respaldarlo, hasta el propio día de los comicios.

Lamentó que, en la contraparte, Libre nunca les ha apoyado económicamente como debe ser; sin embargo, destacó que «se echaron el partido al hombro» y la gente libró sus esperanzas en sus propuestas.

«Atribuimos esto a una organización que conformamos desde marzo y encontramos una coordinación fuerte y llegamos al final», expresó.

«Es admirable lo que pasó con el pueblo cholomeño que se volcó, en especial la juventud (…) vieron a Libre y nuestras ideas como una esperanza», enfatizó, al tiempo que puntualizó que la diferencia entre él y Crivelli sería finalmente de unos 10 mil votos.

Además, sintetizó que lo importante es que el grupo de poder actual se va y en Choloma empezará una administración nueva que, garantizó, será transparente.

Según Mejía, están en búsqueda de un relevo generacional. y aunque él no es precisamente una imagen de la juventud, explicó que entró a la contienda porque supuestamente se estaban infiltrando personas de otros partidos, despojándole de protagonismo a quienes formaban la estructura desde 2009.

El alcalde electo en Choloma también exteriorizó su voluntad de estar más de un solo período al frente de la comuna.

Argumentó que la ciudad ha estado abandonada por muchos años y que «se han saqueado» las arcas de la municipalidad por lo que las recibirán vacías y no con los fondos que esperarían para ejecutar su totalidad de propuestas en un tiempo corto.

Entre los proyectos que busca desarrollar con su equipo de trabajo es un nuevo hospital para el municipio, proteger los terrenos de la montaña El Merendón y también ponerle un alto definitivo a las Zedes.

Asimismo, señaló que hay problemas con el medio ambiente, pues hay una contaminación permanente y es necesario reforestar y garantizar el acceso a agua limpia.

«Les digo a los cholomeños que se sientan tranquilos porque no le pagaremos prestaciones a los paracaidistas y con poco dinero haremos muchas cosas», sentenció.

Crivelli, por su parte, dejará el timón del barco con procesos judiciales vigentes en su contra por la presunta comisión de delitos de fraude y uso de documentos públicos falsos.

Enfrentar la justicia por su desempeño en la comuna no es algo nuevo para él e incluso ha sido mencionado en litigios contra narcotraficantes hondureños en cortes de EE.UU.

También fue señalado por su actitud pasiva ante la problemática de las Zedes. Ahora podrá atender sus asuntos personales sin preocuparse por dirigir la municipalidad.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021